Venezuela

Político venezolano pide restitución de sus derechos en CIDH

Leopoldo López Mendoza tuvo el martes un mensaje para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH): "Si no hubiese sido inhabilitado por motivos políticos, hoy sería alcalde de Caracas''.

López Mendoza, de 38 años, uno de los líderes más importantes de la oposición al presidente Hugo Chávez, fue sancionado administrativamente e inhabilitado de ejercer un cargo público por los próximos seis años.

"Es un abuso de parte del estado, una manipulación de la justicia...", dijo ante miembros de la Comisión en una audiencia de seguimiento de su caso, sobre el cual el panel, un órgano autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), tomó ya jurisdicción en julio del año pasado.

La Contraloría lo acusó de corrupción cuando a fines de la década pasada como miembro del directorio de la corporación estatal petrolera PDVSA promovió una donación de 149.000 dólares a una fundación que administraba su madre, y luego como alcalde de Chacao, municipio caraqueño, desvió fondos de un proyecto para financiar otro.

Mónica Misticchio, funcionaria de la Contraloría y representante del gobierno de Chávez, dijo en la confrontación de las partes en la CIDH que los alegatos del líder de Primero Justicia "carecen de fundamento jurídico'' y pidió a sus miembros que "no se dejen sorprender en su buena fe por los subterfugios del detenido para alegar que se habían violado sus derechos humanos''.

"Está vinculado a actos de corrupción, contra la moral administrativa'', afirmó Misticchio indicando que recibió una sanción de "sólo seis años, ni siquiera la mitad'' del máximo de 15 años.

López Mendoza fue inhabilitado en 2005 cuando era todavía alcalde de Chacao, pero interpuso un recurso ante el Tribunal Supremo de Justicia para que le dejaran concluir su mandato en 2008. En noviembre de ese año no pudo ya presentarse a la alcaldía de Caracas al estar inhabilitado por la Contraloría junto con otros 266 candidatos en todo el país por circunstancias similares.

Dijo que concluyó su gestión en Chacao con el 95% de aceptación popular y que las encuestas le daban hasta un 60% de aprobación a su potencial candidatura a la alcaldía de Caracas, que ya no pudo concretar por su inhabilitación.

"He sido inhabilitado arbitraria y políticamente, sin ser juzgado por un juez en lo penal sencillamente porque no hay un caso'', declaró López Mendoza, graduado en administración pública en Harvard. "Venezuela es el único país de todo el continente que permite imponer sanciones administrativas que terminan en una inhabilitación política''.

"Hoy continúan siendo vigentes mis limitaciones y pido que se me restituya mis derechos de participar en la vida política de mi país''.

La Comisión elaborará ahora un "informe de fondo'', en el cual establecerá si hubo violación de los derechos humanos. Si determina que la hubo, incluirá ‘‘recomendaciones'' al estado venezolano en tres potenciales áreas: reparación, justicia y medidas de no repetición (del mismo caso en otras personas).

No hay un plazo para ese pronunciamiento del panel. Si el gobierno venezolano no cumpliera con las recomendaciones, la Comisión puede elevar el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos en San José, Costa Rica.

  Comentarios