Venezuela

Chávez: titán para unos, dictador para otros

LA GUARDIA Nacional venezolana disuelve, el 6 de abril, una protesta del alcalde de Caracas, el 
opositor Antonio Ledezma, quien intentó rechazar una ley en la Asamblea Nacional.
LA GUARDIA Nacional venezolana disuelve, el 6 de abril, una protesta del alcalde de Caracas, el opositor Antonio Ledezma, quien intentó rechazar una ley en la Asamblea Nacional. EFE

La avanzada radical de la revolución bolivariana del presidente Hugo Chávez, está provocando reacciones mixtas entre los venezolanos, que van desde el rechazo extendido frente a los ataques oficialistas contra la oposición y a la idea de implantar el socialismo del siglo XXI, hasta la percepción de que Chávez puede ser una figura inderrotable, revelaron encuestas y expertos.

Al mismo tiempo, la división radical de la opinión pública venezolana frente a la persecusión contra factores de la oposición y consideradadas anticonstiucionales, por orden del presidente Chávez, podría cerrar los caminos y llevar a importantes sectores sociales a una salida violenta.

Para Luis Vicente León, director de Datanálisis, Chávez aumentó 10 puntos de popularidad después de su triunfo en el reférendum de febrero pasado, principalmente por su capacidad de ‘‘atemorizar al adversario''.

León estimó que Chávez es ahora percibido como un titán, una figura fuerte, que controla la comunicación y las armas legales e ilegales, y que está dispusto a destruir a su enemigo para lograr sus metas.

La única manera de que la oposición lo enfrente es mediante "héroes'', individuos "decididos, comprometidos, prestos a luchar por sus derechos dentro de los límites éticos y, por encima de todo, dispuestos al sacrificio y a asumir riesgos que para cualquier persona común serían impensables'', escribió León en su columna del diario El Universal esta semana.

Contrastando el criterio de León, el experto encuestador Alfredo Keller estimó que más allá de reflejar la imagen de inderrotable, "hay una creciente lectura en la gente de que Chávez pasó la raya de la democracia, y que ya actúa como un dictador''.

Keller dijo que el avasallamiento chavista se explica porque la popularidad del socialismo bolivariano se encuentra "estancado'', mientras que la oposición al regimen ha crecido sostenidamente.

Keller aseguró que según las mediciones que ha realizado recientemente, hay un alto rechazo no solamente a la idea de instaurar el socialismo en Venezuela, "sino a otras iniciativas del presidente Chávez como la política internacional, su intromission en asuntos internos de otros países, y la regaladera de dinero en el exterior".

Según la medición más reciente de Keller, dada a conocer esta semana, apenas un 11 por ciento piensa que Chávez debe ocuparse de establecer el socialismo en el país, mientras que un abrumador 83 por ciento cree que debe concentrarse en "resolver problemas".

Adicionalmente, un 73 por ciento de los venezolanos está en desacuerdo con "quitarle recursos y servicios a las gobernaciones y alcaldías que ganó la oposición'', mientras que apenas el 12 por ciento se mostró favorable a las medidas del chavismo.

El desacuerdo se manifestó incluso entre los identificados como "muy chavistas'' en las encuestas, con un 44 por ciento que rechazó los ataques a los líderes opositores electos.

Chávez fue calificado en la medición como un líder de "izquierda radical'' por el 62 por ciento de los encuestados. En agudo contraste, el 66 por ciento de los encuestados se consideró a sí mismo como de centro, de derecha o de derecha radical. Un 12 por ciento dijo que Chávez "es un dictador''.

La medición también encontró un alto rechazo de 60 por ciento a los controles estatales a la libertad de expresión, y 65 por ciento se opouso a la posibilidad de que el gobierno chavista ordene el cierre del canal privado Globovisión, crítico del regimen.

"Mientras más avanza Chávez hacia su proyeccto del Socialismo del Siglo XXI, más se demandan las libertades públicas en el ámbito político y económico'', indicó el estudio de Keller.

La radicalización chavista está profundizando la división en la opinión pública venezolana con riesgos graves para el país, opinaron expertos.

"La popularidad o impopularidad de Chávez está estancada desde hace mucho tiempo, y el país está dividido en dos y eso es gravísimo'', indicó Joaquín Pérez Rodríguez, analista político y experto en opinión pública basado en Miami.

"Un país dividido en dos comprobadamente, y donde una de las partes toma una actitud violenta e intransigente, eso es un caldo de cultivo de cosas muy graves'', detalló el analista.

"Tanto en España como en Estados Unidos, históricamente, cuando la opinión de la sociedad se dividió en dos, vino la guerra civil'', advirtió.

Pérez Rodríguez dijo que es poco lo que la gente puede hacer para expresar sus desacuerdos.

"Puede protestar en los pocos medios que quedan, salir a la calle a manifestar, pero esas acciones no tienen mucho impacto, a menos que se prodouzca una insurrección si empeora la crisis económica''.

Pero el problema central es que "Chávez está cerrando los caminos, desgraciadamente, y no está dejando oportunidades distintas a una solución violenta, que es lo peor que pudiera ocurrir en Venezuela''.

Coincidiendo con Pérez, el encuestador Alfredo Keller dijo que la radicalización de la revolución chavista "está obligando a la oposición en general y a los ciudadanos en particular a enfrentar el dilema de "someterse o rebelarse'', un dilema que "descarta la vía electoral''.

Por ahora, el avance chavista podría contar con un respaldo popular en la medida en que los planes sociales del gobierno sigan beneficiando a las clases más desfavorecidas económicamente, dijo Carlos Escalante, director del Centro Latinoamericano de Gerencia Política, de Miami.

"Cuando se pare el derrame de los petrodólares en las clases populares, la gente va a comenzar a protestar por cualquier cosa'', indicó Escalante.

El experto advirtió que "en el momento en que el dinero le deje de llegar a la gente, a Chávez le quedan días'', pero aclaró que "ese panorama no está a la vista todavía''.

  Comentarios