Venezuela

Chávez toma control de actividad petrolera en Lago de Maracaibo

Trabajadores saludan al presidente venezolano, Hugo Chávez, quien encabezó el acto de toma de control por parte del Estado de las "operaciones petroleras acuáticas en el Lago de Maracaibo.
Trabajadores saludan al presidente venezolano, Hugo Chávez, quien encabezó el acto de toma de control por parte del Estado de las "operaciones petroleras acuáticas en el Lago de Maracaibo.

El presidente Hugo Chávez anunció el viernes que su gobierno nacionalizó unas 60 empresas, y asumió el control de los activos de contratistas petroleras que operan en el Lago de Maracaibo apoyado en una nueva ley que reserva al Estado los bienes y servicios de las actividades primarias de hidrocarburos.

Chávez dijo, en un acto que fue transmitido en cadena de radio y televisión desde el lago de Maracaibo, que su gobierno nacionalizó "60 empresas'', y tomó el control de 300 lanchas, una planta de tratamiento de inyección de agua, y 39 terminales de actividades acuáticas pertenecientes a contratistas petroleras.

"Estamos avanzado en la construcción del socialismo con los trabajadores'', indicó el mandatario desde el Lago de Maracaibo, que está a unos 500 kilómetros al oeste de Caracas.

Chávez aseguró que la toma de los activos de las contratistas petroleras permitirá una reducción de "20%'' en los costo de producción del petróleo, lo cual hará bajar en ‘‘500 millones de dólares'' los gastos de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) al año.

"Aquí en esta zona producir un barril de petróleo cuesta casi 8 dólares, poco menos, pero pongamos 8 redondeando. Casi la mitad, el 40% se iba hacia las contratistas. Ahora se irá hacia las contratistas: cero'', agregó.

Entre las empresas afectadas por el proceso de nacionalización están el consorcio SIMCO, que ha trabajado en actividades de inyección de agua a campos petroleros en el Lago de Maracaibo por 10 años, y la estadounidense Williams Companies Inc.

La corporación internacional Wood Group, que tiene una participación de 49,5% en SIMCO, dijo esta semana en un comunicado que PDVSA tomaría sus activos en Venezuela tras haber sido notificada que había incumplido el pago de unas deudas. El vocero de Wood Group no pudo ser localizado de momento para emitir un comentario sobre la acción de las autoridades locales.

Williams Companies Inc. informó el viernes en un comunicado que el gobierno venezolano se apoderó de dos de sus instalaciones de compresión de gas en el occidente del país. La empresa anunció a finales del mes pasado que tendría que asumir un cargo de 241 millones de dólares por sus operaciones en Venezuela y reclamó a PDVSA el pago de la deuda.

Julie Gentz, portavoz de Williams Companies Inc., dijo a la AP que el proceso pendiente con PDVSA por las deudas podría ser resuelto de manera amistosa.

El ministro de Energía y presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, informó durante el acto que "están bajo control del Estado revolucionario más de 85% de las instalaciones y las actividades que están sujetas a esta ley''.

Según Ramírez, se detectaron empresas que "querían evadir la ley llevándose de nuestro territorio remolcadores y lanchas'', pero no ofreció detalles.

El ministro informó en la víspera que serían expropiadas "300 lanchas, 30 remolcadores, 30 gabarras, 39 terminales y muelles, 61 lanchas de buzos, cincos diques de astilleros, y 13 talleres'', de contratistas petroleras y que 8.000 trabajadores del sector privados petrolero serían absorbidos por el gobierno.

Al grito de "y no y no y no nos da la gana de ser una colonia norteamericana. Y si y si y si nos da la gana de ser una potencia latinoamericana'', decenas de simpatizantes de Chávez se aglomeraron en el puerto en que se realizó la ceremonia para manifestar su respaldo al gobernante, según imágenes que difundió la televisora estatal.

La Asamblea Nacional aprobó el jueves una ley que le reserva al Estado los bienes y servicios de las actividades primarias de hidrocarburos y le abre el camino al gobierno para expropiar los activos de empresas petroleras cuando lo estime necesario.

La nueva ley declara de "interés público y social las obras, bienes y servicios conexos para la realización de las actividades primarias'' de hidrocarburos y le reserva al Estado las operaciones de "inyección de agua, de vapor o de gas'' a los yacimientos.

De igual forma quedaron bajo control estatal las actividades del Lago de Maracaibo, tales como "lanchas para el transporte de personal, buzos y mantenimiento; de barcazas con grúas para transporte de materiales, diesel, agua industrial y otros insumos; de remolcadores; de gabarras planas... reemplazo de tuberías y cables subacuáticos; de mantenimiento de buques en talleres, muelles y diques'', según refieren el texto de la ley.

Existen problemas de demora en los pagos que viene enfrentando PDVSA desde el año pasado con contratistas locales y extranjeras, que ha llevado a algunas como las estadounidenses Helmerich y Payne (H&P) y Ensco a suspender operaciones.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios