Venezuela

Políticas de Chávez disparan precio de productos básicos

El gobierno enfrenta presiones para aumentar los precios de varios productos.
El gobierno enfrenta presiones para aumentar los precios de varios productos. MCT

El precio de los efectos electrodomésticos está por las nubes, las farmacias informan de escasez de medicinas y General Motors planea parar su planta de ensamblaje el próximo mes a medida que las consecuencias de la decisión del gobierno de ahorrar divisas se extiende a la debilitada economía venezolana.

"Hoy no hay ni leche, frijoles, pollo, carne, mantequilla ni aceite de cocinar'', afirmó Francisco Quintero en una tienda del gobierno que vende artículos de primera necesidad subsidiados para los pobres.

El presidente Hugo Chávez culpa al capitalismo de los problemas económicos mundiales, pero en este caso él tiene en parte la culpa de los problemas en Venezuela.

La profunda baja del precio del petróleo, que se espera que reduzca a la mitad los ingresos petroleros de Venezuela este año en comparación con el 2008, está fuera de su control. No obstante, Chávez gastó tanto en subsidios para los pobres durante los años del auge petrolero --y no se ocupó de diversificar la economía-- que no tiene suficientes divisas para continuar gastando en importaciones.

Se calcula que que el Banco Central tiene $28,000 millones en reservas de divisas, lo suficiente para nueve meses de importaciones. Pero al bajar las reservas el gobierno ha comenzado a limitar los dólares que vende a los importadores a una tasa de cambio preferencial. La medida podría hace aumentar la inflación, que ya es la mayor de América Latina, 30 por ciento, indicó Domingo Maza Zavala, economista de Caracas. Zavala espera que la economía venezolana se contraiga este año en un 1 o 2 por ciento.

Hasta ahora Chávez no ha pagado políticamente por las consecuencias de la crisis económica, pero las primeras protestas populares han comenzado a asomar.

Varios miles de estudiantes universitarios marcharon el miércoles pasado por el centro de Caracas para protestar contra los planes del gobierno de reducir en 6 por ciento el gasto en la educación superior.

Una de las costosas medidas de Chávez para facilitar la vida de los pobres fue establecer tiendas, conocidas como mercales, que venden productos alimenticios básicos a precios 40 por ciento por debajo de lo que cobran los supermercados.

El gobierno subió la semana pasada en 35 por ciento el precio del azúcar y enfrenta presiones para aumentar los precios de otros productos subsidiados.

El administrador de un mercal en Catia, un barrio pobre en el oeste de Caracas, declaró que era sólo el primero de varios aumentos de precio. "Esperamos que el gobierno suba los precios del arroz, la leche, la carne y el pollo en 40 por ciento'', indicó Marlon Barragán.

Pero afirmó que los precios "seguirán bajos''.

La pregunta es si habrá existencias.

El gobierno tiene un atraso de entre tres y cuatro meses en la venta en dólares a los productores de medicamentos para la importación de materia prima y equipos, afirmó Edgar Salas, quien dirige un gremio farmacéutico en Caracas. A las compañías se les deben unos $250 millones, explicó.

"Alrededor de una cuarta parte de los productos que se encuentran normalmente en una farmacia ya no están en existencia'', subrayó Salas, agregando que los medicamentos que más escasean son para el tratamiento de la diabetes, el mal de Alzheimer y el de Parkinson.

Por otra parte, el gobierno le debe a las aerolíneas $463 millones, indicó Humberto Figuera, presidente del gremio aeronáutico en Caracas. American Airlines, la panameña Copa Airlines y Air France no han recibido dólares a precio preferencial desde octubre, afirmó, lo que ha llevado a las aerolíneas a estudiar la posibilidad de reducir su capacidad.

Ante la escasez de dinero, el gobierno planea reducir este año los gastos generales en alrededor de 7 por ciento.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios