Venezuela

Fiscalía acusa al presidente de Globovisión

El presidente de la emisora Globovisión de la red de televisión privada de Venezuela, Guillermo Zuloaga, dijo que fue acusado el jueves por la Fiscalía General de "usura genérica'' en su calidad de socio de dos empresas concesionarias de vehículos.

Al salir de la Fiscalía, donde dijo que fue tratado "con enorme amabilidad, respeto y deferencia'', remarcó que en el acta de la diligencia quedó "bien claro'' que en la compraventa de vehículos todo "estaba en orden'' y que en realidad se busca "asustar'' a su emisora, por su oposición al gobierno del presidente Hugo Chávez.

El delito de usura genérica consta en una ley que Zuloaga admitió que no conocía y que aseguró fue sancionada recién hace dos meses, por lo que los fiscales le "enseñaron qué era'', dijo precisar.

La Fiscalía lo citó el 28 de mayo en calidad de imputado por presunto "almacenamiento irregular de 24 vehículos'' que fueron "localizados durante un allanamiento el pasado 21 de mayo'' en una de sus propiedades inmobiliarias particulares en Caracas.

La titular de la Fiscalía General, Luisa Estela Díaz, afirmó entonces que, adicionalmente, durante el allanamiento se registró una "conducta de presunta obstrucción a la justicia'' por parte de empleados de Zuloaga y advirtió que ello podría acarrear sanciones.

Zuloaga aseguró el jueves que los funcionarios que practicaron el allanamiento recibieron facilidades para que cumplieran su labor "con comodidad'' e insistió en que en realidad se busca ‘‘acusar a Globovisión, cosa que nunca van a lograr'' si los acusadores se ciñen estrictamente a las leyes.

"Que lo sepa muy bien el gobierno: con acallar o cerrar medios no ocultará la realidad'', agregó entre consignas de respaldo entonadas por trabajadores de su emisora que acudieron a la Fiscalía a expresarle su apoyo.

El mismo día en que la Fiscalía lo citó, Chávez lo llamó "traficante de vehículos'' y ‘‘delincuente'', y lo mismo hicieron varios ministros y dirigentes políticos afines al gobierno.

Zuloaga anunció entonces que demandaría a todos "por difamación y acusaciones sin ningún fundamento'', pero el jueves no se refirió al asunto.

Sobre Globovisión pesan tres expedientes administrativos del ente regulador de las telecomunicaciones (Conatel) por diversas supuestas irregularidades y las últimas semanas fue acusada desde el gobierno de practicar "terrorismo mediático''.

El pasado viernes, Chávez exigió a las autoridades de diferentes poderes del Estado, incluidas las del gubernamental Conatel, que actúen contra ese y otros medios que a su juicio "envenenan'' al país con su línea editorial, o que renuncien a sus cargos.

"No me lo pueden dejar a mí, nada más; es problema de todos, de toda la sociedad. Yo voy a esperar a que se cumpla lo que tiene que cumplirse'', pero "si no ocurriera lo que tiene que ocurrir, yo voy a tener que actuar; yo mismo, valga la redundancia'', subrayó.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios