Venezuela

El Blackberry cambia batalla política en Venezuela

Las posibilidades de comunicación que ofrece el Blackberry, uno de los celulares más versátiles y seguros del mercado, encuentran un creciente uso en Venezuela para la lucha política entre opositores y seguidores del presidente Hugo Chávez.

Desde chats electrónicos y mensajes instantáneos, hasta la transmisión de datos y difusión de imágenes directamente a las redes sociales como Facebook y MySpace, el uso del Blackberry está cambiando la vida cotidiana y la confrontación política entre los venezolanos de una manera imprevisible.

La extendida popularidad del llamado celular inteligente, principalmente en las zonas urbanas del país, está creando incluso ansiedad en los cuerpos de seguridad y entre altos funcionarios del chavismo, que con frecuencia denuncian su uso para fines conspirativos.

Este domingo, por ejemplo, el ex vicepresidente José Vicente Rangel denunció en su programa de televisión dominical el empleo del Blackberry para distribuir mensajes ‘‘desestabilizadores''.

"Desde un Blackberry satelital, un operador de televisión comprometido con aventuras golpistas, distribuye mensajes desestabilizadores y canaliza llamadas telefónicas supuestamente hechas por el público, a un canal de televisión'', denunció Rangel en el programa que transmite el canal privado Televen.

Asumiendo la crítica de Rangel, el director del canal opositor Globovisión, Alberto Ravell, envió un mensaje a El Nuevo Herald respondiendo a los señalamientos del ex vicepresidente.

"José Vicente Rangel dijo que desestabilizo al gobierno con el Blackberry. Cuando conozca al Twitter, temblará'', indicó Ravell en el mensaje electrónico.

De hecho, Ravell es uno de los más entusiastas usuarios del Blackberry. Varias veces al día transmite mensajes con noticias y datos confidenciales a miles de usuarios dentro y fuera del país, utilizando el sistema de comunicación por pin del aparato.

Los mensajes son seguidos con asiduidad por el estamento político venezolano y son tan temidos por el gobierno que con frecuencia Ravell es objeto de ataques en programas del canal oficialista Venezolana de Televisión (VTV), como La Hojilla, conducido por el presentador Mario Silva, abierto detractor de Ravell.

Para el conocido periodista Nelson Bocaranda, cuya columna Runrunes es una de las más populares en el diario El Universal, de Caracas, la "angustia'' del gobierno consiste en que los cuerpos de seguridad "no pueden interceptar los mensajes enviados a través del pin y el messenger del Blackberry''.

El pin es una clave alfanumérica de identidad que viene con cada equipo, y que garantiza un alto nivel de seguridad en las comunicaciones, casi imposible de interceptar si los mensajes se transmiten en una red cerrada de Blackberry.

"Esto lo tiene preocupado, porque el pin es un algoritmo alfanumérico que no pueden interceptar, a pesar de que ya han comprado equipos sofisticados de intercepción telefónica'', aseguró Bocaranda a El Nuevo Herald.

Bocaranda aseguró que muchas de las noticias exclusivas que procesa las recibe de fuentes oficiales a través del Blackberry.

"Es el mejor instrumento para enviar mensajes que mucha gente dentro del gobierno quiere que se sepa, pero que el gobierno quiere mantener oculto'', acotó Bocaranda.

La popularidad del Blackberry en Venezuela ha alcanzado también al propio presidente Hugo Chávez, que usa un modelo Bold 9000 para comunicarse con sus ministros por razones de seguridad e inmediatez.

En una reciente emisión del programa Aló, Presidente, transmitido por VTV en cadena nacional, el mandatario usó un blackberry para comunicarse con su ministro de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, que se encontraba en ese momento en Ecuador, el pasado 9 de agosto ver: http://www.youtube.com/watch?v=DnlZrczJCgo.

El uso con fines político-estratégicos del Blackberry fue especialmente notable durante la campaña por la reforma constitucional, que culminó con el fracaso de la propuesta chavista, en diciembre del 2007.

Durante esa campaña, miles de estudiantes organizaron marchas, reuniones secretas y acciones propagandísticas utilizando el sistema de comunicación del pin, para eludir la vigilancia de los cuerpos de seguridad.

Momentos antes de los encuentros, los activistas estudiantiles enviaban un mensaje para informar sobre el sitio donde se iba a discutir la siguiente estrategia o la fecha de una próxima acción de calle, explicó a El Nuevo Herald en esa ocasión el dirigente estudiantil Yon Goicoechea.

La utilidad del Blackberry fabricado por Research in Motion (RIM), de Ontario, ha convertido a los venezolanos en los consumidores más aventajados del continente, con 70 por ciento del mercado latinoamericano, y con ventas que duplican las de Brasil y México juntas, según cifras de la firma canadiense, y de la española Telefónica, una de las mayores proveedoras de servicios para Blackberry en Venezuela.

La penetración del aparato en todos los estratos sociales llevó al gobierno venezolano a anunciar el lanzamiento de un teléfono inteligente con similares características, para hacerle competencia.

El ministro de Ciencia y Tecnología, Jesse Chacón, afirmó en junio que la empresa telefónica estatal Movilnet está evaluando ofrecer al mercado un nuevo modelo de teléfono basado en el concepto del Blackberry, pero con la base de datos en Venezuela.

La fabricación del nuevo aparato estará a cargo del consorcio Vetelca, integrado por el Estado venezolano y la estatal china ZTE. Vetelca ya fabrica un popular celular convencional subsidiado por el gobierno y conocido como El Vergatario.

La "fiebre'' del Blackberry tiene importantes factores de insumo en el sur de la Florida, desde donde se exportan centenares de modelos cada semana a "desesperados'' clientes venezolanos.

"Lo que hay en Venezuela es una verdadera adicción al Blackberry'', indicó Viti Fonseca, empresario cubano-venezolano que envía unas 50 unidades por semana a clientes en el occidente de Venezuela.

"Es un furor total, en gran parte porque es la mejor manera que tiene la gente para mantenerse informada, estar al día en las noticias y mantener la confidencialidad'', aseguró Fonseca, que usa tres de estos celulares para comunicarse con clientes en Venezuela y mantenerse al día en materia de rumores e información.

  Comentarios