Venezuela

Artistas venezolanos buscan rescatar color rojo de la política

La artista venezolana Ani Villanueva, durante una entrevista en la galería de arte Espacio Mad en Caracas (Venezuela).
La artista venezolana Ani Villanueva, durante una entrevista en la galería de arte Espacio Mad en Caracas (Venezuela). EFE

Un grupo de 25 artistas venezolanos se reunieron en la muestra "Retomando el rojo'' en un intento por desvincular ese color, símbolo del gobernante del país, Hugo Chávez, de la diatriba política que envuelve a la nación.

Magenta, grana o carmín: el "rojo rojito'' se asimila, desde hace once años, cuando Chávez llegó al Gobierno, a la "revolución'' que lidera junto a su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

''La política se apropió del rojo. Los que no van con Chávez y su partido lo ven como algo negativo y no lo es. El rojo es un color bien bonito y positivo que debemos retomar'', dijo a Efe el comisario de la exposición, Jaime Mendoza.

Esta es la máxima que reivindica la muestra artística, una re-lectura del rojo en el marco de una sociedad polarizada en la que se adula y rechaza, con el mismo empeño, ese color simbólico.

En la galería de arte Espacio Mad, ubicada en el sur de Caracas, fotografías, instalaciones y cuadros rojos de reconocidos y desconocidos artistas dialogan entre sí, enfundando una novedosa exposición colectiva donde el visitante pasa del abstracto a la crítica política más desgarrada.

Mientras el fotógrafo Nelson Garrido tiñe de monocroma rojo a campañas del PSUV, familias y reinas de belleza venezolanas con caretas del presidente Chávez, otros artistas como lvaro Fernández o Consuelo Ginnari proponen otra visión del color.

Un cuadro de una imaginaria colonia "Redvolution'', inspirada en los corpiños de una reconocida marca francesa con el torso del Libertador Simón Bolívar, comparte espacio con imágenes más informales como instantáneas de ropa interior, zapatos o aparatos electrónicos de color rojo.

''Muchos en Venezuela tenemos repulsión por el rojo, por llevar incluso camisetas de ese color, pero yo no soy protestataria'', dice la pintora Ginnari.

El término "rojo rojito'' es uno de los emblemas de la "revolución del socialismo del siglo XXI'' de Chávez, y tiene sus orígenes en un discurso del ministro de Energía y petróleo, Rafael Ramírez, en 2006.

''El rojo es el primero que ve el ojo. Hay que reconocer que son inteligentes los que lo usan para una campaña política, pero no debemos sentirnos apabullados o replegados porque lo utilice el oficialismo. Es un paso psicológico importante el de retomar el rojo'', afirma una de las artistas participantes en la muestra, Ani Villanueva.

De hecho, el rojo expresa sentimientos como la fortaleza, sensualidad o seguridad que otros tonos no ofrecen, y que los 25 artistas de la muestra lamentan que se "les haya quitado'', añade Villanueva.

''Ya basta de que nos dejemos quitar las cosas, no nos van a expropiar el rojo'', expresó, por su parte, el comisario de la exposición.

Mendoza explica, con ironía, como colegas suyos lo tomaron por loco cuando les propuso que acudieran a la inauguración de la exposición vestidos de rojo.

''Me decían si me había vuelto 'chavista'. Mi propia hija de doce años me prohibía que fuera vestido de rojo!'', aseguró.

Ni las redes sociales se han escapado de la muestra, en la que hasta un centenar de personas participaron en la creación de una obra colectiva a través del portal de Facebook "Al rojo vivo''.

''Hacen falta más exposiciones que tengan un reporte a la sociedad, que transformen mediante el arte y que dejen de vivir en ese mundo paralelo para pasar a hablar de las cosas reales que pasan en Venezuela'', sentenció el comisario de la muestra.

''Retomando el rojo'' pondrá su punto y final este domingo después de cerca de un mes de vida en Caracas.

  Comentarios