Venezuela

Chávez promete radicalizar la revolución socialista

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez (c), saluda a sus seguidores mientras participa en una caravana el lunes 30 de agosto de 2010, en el barrio 23 de Enero en Caracas (Venezuela). La actividad se hizo junto a candidatos de su formación política el Partido Socialista Unido de Venezuela. EFE/ PALACIO DE MIRAFLORES/
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez (c), saluda a sus seguidores mientras participa en una caravana el lunes 30 de agosto de 2010, en el barrio 23 de Enero en Caracas (Venezuela). La actividad se hizo junto a candidatos de su formación política el Partido Socialista Unido de Venezuela. EFE/ PALACIO DE MIRAFLORES/

El presidente venezolano Hugo Chávez prometió radicalizar la revolución socialista una vez que su partido salga victorioso de las elecciones parlamentarias de fin de mes.

Chávez, quien habló en la tarde del martes frente a cientos de sus seguidores en un acto en el estado Aragua, advirtió que en sus planes no hay espacio para el diálogo con los sectores de la oposición, a los que acusó de estar planificando un golpe de Estado.

"Nosotros vamos a la victoria del 26 para profundizar, para radicalizar, la revolución bolivariana rumbo al socialismo'', dijo Chávez en el acto transmitido por la estatal Venezolana de Televisión. "En nuestros planes no está, para nada, [contemplado] acuerdo alguno con la burguesía traidora de Venezuela, con esa oposición apátrida''.

Los venezolanos irán a los comicios el 26 de septiembre para elegir a los integrantes de la Asamblea Nacional. El cuerpo legislativo unicameral se encuentra actualmente bajo control absoluto del oficialismo, luego de que la mayoría de los partidos de la oposición decidiera no participar en los comicios del 2005 en un infructuoso intento por boicotearla.

Pero en esta ocasión, los partidos opositores disputan arduamente los 167 escaños que conforman la Asamblea, y muchos de sus candidatos disfrutan de gran aceptación ante el visible desgaste en la popularidad del gobierno.

Según las últimas encuestas, los niveles de aceptación de Chávez han disminuido constantemente a lo largo de los últimos 12 meses, golpeados por la percepción de que no es mucho lo que ha logrado hacer para detener el deterioro de la economía, contener el auge delictivo y resolver las interrupciones del suministro eléctrico.

No obstante, el gobierno aún aspira mantener al menos dos tercios de los diputados en la Asamblea, proporción que Chávez dice que es necesaria para garantizar la continuidad de la "revolución bolivariana'' y las posibilidades de su reelección en dos años.

"Lo que ocurra el 26 de septiembre va a impactar poderosamente en lo que va a ocurrir en las elecciones presidenciales de 2012'', dijo Chávez. "De aquí al 2012, lo que quedan son dos años, dos años no es nada. Si Dios me da vida y salud, y ustedes así lo deciden, yo seré de nuevo candidato a la presidencia de la República para el período 2013-2019''.

Durante su discurso, Chávez acusó a los partidos de la oposición de conspirar para derrocarle en los próximos días y añadió que esa es la primera opción de dos planes estratégicos que sus adversarios adelantan para detener su modelo de Socialismo del Siglo XXI.

"Tienen dos planes estratégicos'', dijo Chávez. "Un plan A que es un golpe de Estado y un plan B que es desgastar y desgastar al gobierno de cara a las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre''.

Chávez señalo que una derrota en los comicios de septiembre sería pernicioso para el progreso del modelo socialista, ya que la oposición utilizaría su posición dentro de la Asamblea para detener al gobierno, desestabilizar al país y derrocarle.

"Ellos pretenden llegar a la Asamblea no para hacer leyes, sino para dar un golpe como en Honduras. Por ahí va la línea que dio el imperio norteamericano'', dijo Chávez. ‘‘Ellos tienen un juego escondido, sus cartas verdaderas las tienen escondidas''.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios