Venezuela

Taxista podría enfrentar cargo de homicidio culposo por venezolana hallada muerta y desnuda en Ecuador

Lorena Mariana Cardozo. Facebook
Lorena Mariana Cardozo. Facebook

Keivy David Lucas Alonzo, un taxista de Ecuador, le mintió a la Policía cuando fue interrogado por primera vez en el caso de la venezolana Lorena Marina Cardozo, quien fue hallada muerta y desnuda en la ciudad de Manta en marzo pasado. El hombre después desapareció y las autoridades ahora analizan la posibilidad de acusarlo de homicidio culposo.

El fiscal ecuatoriano Paco Delgado Intriago dijo a el Nuevo Herald que Lucas Alonzo posiblemente enfrente cargos de homicidio culposo o de fraude procesal en el misterioso caso que estremeció a la comunidad venezolana de Ecuador y a Venezuela cuando el cadáver desnudo de la joven con una ropa interior rosada a nivel de las rodillas fue hallado el 17 de marzo en una carretera poco transitada de esa ciudad ecuatoriana.

“Debido al resultado de la autopsia no da para presentar cargo de homicidio, mucho menos de asesinato. Una muerte culposa sí por un deber de cuidado, andaba con él, era su amiga”, indicó al refirirse a que Lucas Alonzo debío suministrarle ayuda.

Cardozo, de 21 años y oriunda del estado venezolano Yaracuy, murió al ahogarse con su propio vómito, según los resultados de la autopsia.

“Yo conversé con la médico forense y se ratifica que ella (Cardoso) se ahogó con su propio vomito. No lo expulsó, se le quedó en el trayecto del esófago, en la traquea. Al momento de hacerle la autopsia se observó que tenía todo eso [comida] como atorado”, dijo el fiscal.

El cadáver de la venezolana, que emigró a Ecuador ocho meses antes de morir, tampoco tenía signos de violencia, de tortura ni contusiones. “No hay nada, el cuerpo está limpiecito”.

"Estamos viendo la posibilidad de esos dos delitos: homicidio culposo o de fraude procesal por haber mentido, cambiar las evidencias y perturbar la escena del crimen”, dijo Delgado Intriago.

Lucas Alonso, según el fiscal, mintió con respecto al traslado de la joven a un motel de Manta, lo que los investigadores pudieron comprobar al analizar imágenes de un sofisticado sistema de vigilancia por video.

“En primera instancia este señor nos mintió porque le dijo a la Policía cuando se le interrogó por primera vez que él solamente lo que hizo fue una carrera y salió de allí del lugar rápido, lo que no es compatible con lo que se observó en el video”, dijo.

Detalló que al recibir la pericia de criminalística en torno al video del motel, se ve que el taxi se estaciona frente a la habitación número 16 y “se demora aproximadante 1 hora y 18 minutos en salir. No se ve con quién entra ni con quien sale”.

Los investigadores sospechan que el taxista entró con la joven al motel.

Las autoridades también recibieron un informe sobre la orina que se encontró en la parte posterior del vehículo, pero no se ha determinando todavía a quién pertenece, “pero sí es compatible con la encontrada en la sábana del motel. Eso ya es un indicio de que pudo haber sido de ella porque estuvo en ese taxi, ingresó al lugar”.

“Y prácticamente con eso es que tenemos como sospechoso a él mismo, al chofer del carro”, afirmó el fiscal ecuatoriano.

Delgado Intrigado sospecha que Lucas Alonso no participó solo en el traslado del cuerpo de la joven al lugar donde fue hallado.

“Yo lo que sospecho es que él encubre a alguien más, él no participó solo. Por el lugar de los hechos (la carretera), es difícil que el solo haya podido con el cuerpo de la chica, lo haya bajado y dejado en el lugar donde apareció. Él es de una estatura pequeña, delgado. Yo sí creo que actuaron una o más personas, además de él”, apuntó.

Un juez emitió la semana pasada una orden de captura contra Lucas Alonso porque no rindió declaraciones las tres veces que fue citado.

La Policía ecuatoriana está buscando a Lucas Alonzo, la última persona que habría visto con vida a Cardozo.

  Comentarios