Venezuela

Diputado opositor arrestado ‘confiesa’ supuesta participación de Borges en atentado contra Maduro

Diputado opositor Requesens confiesa participación de Borges en atentado contra Maduro

El diputado Juan Requesens apareció el viernes en un video confesando que el ex presidente de la Asamblea Nacional Julio Borges le solicitó que le ayudara a ingresar al país a una de las personas implicadas en el atentado con drones contra Maduro.
Up Next
El diputado Juan Requesens apareció el viernes en un video confesando que el ex presidente de la Asamblea Nacional Julio Borges le solicitó que le ayudara a ingresar al país a una de las personas implicadas en el atentado con drones contra Maduro.

El diputado Juan Requesens, arrestado por las fuerzas de seguridad del régimen de Nicolás Maduro pese a contar con inmunidad parlamentaria, apareció el viernes en un video confesando que el ex presidente de la Asamblea Nacional Julio Borges le solicitó que le ayudara a ingresar al país a una de las personas implicadas en el atentado con drones del pasado sábado.

Pero otro video divulgado posteriormente a través de las redes sociales muetra a un Requesens en ropa interior manchada con excrementos, dandole sustento a la teoría de que el diputado fue torturado para extraerle la confesión.

Previamente, el régimen de Maduro había anunciado que solicitó a Interpol que emitiera un código rojo para la captura de Borges, divulgando durante la rueda de prensa una grabación con las declaraciones de Requesens.

“Hace varias semanas fui contactado por Julio Borges, quien me pidió el favor de pasar a una persona de Venezuela a Colombia. Se trataba de Juan Monasterios. Me contacté con él a través de la mensajería”, dijo Requesens en lo que parecía ser un interrogatorio filmado.

“Yo estaba en San Cristóbal, de una vez le escribí a Mauricio Jiménez, supervisor de inmigración, y le hice la solicitud y él inmediatamente se pusieron en contacto con Juan Monasterios para hacer el pase de San Antonio a Cúcuta”, agregó.


Requesens dijo que él no tuvo contacto físico con Monasterios y que toda la gestión se manejo a través de la mensajería.

El video fue mostrado por el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, quien lo describió como una prueba de que diputados de la oposición estaban involucrados en los presuntos planes para liquidar a Maduro.

“Es el cómplice necesario de la operación Juan Requesens quien confiesa su complicidad en el magnicidio en grado de frustración, pero al mismo tiempo denuncia y confiesa que lo hizo a órdenes de Julio Borges, es por eso que hemos solicitado código rojo”, pues el diputado se encuentra en Colombia, dijo el ministro Rodríguez.


La confesión de Requesens coincide con la de Monasterios, quien fue presentado por el régimen pocos días después que dos drones cargados con explosivos estallaran en las inmediaciones de un acto presidido por Maduro.

Previamente en la semana, el régimen había mostrado un video donde Monasterios, con el rostro difuminado, aseguraba que Requesens, “por intermedio de Julio Borges”, gestionó su paso entre Venezuela y Colombia para el entrenamiento de los responsables del ataque en la localidad colombiana de Chinácota, al Norte de Santander.

El mandatario, ha utilizado el incidente para emprender una cacería de brujas contra la oposición venezolana, empleando a la cuestionada Asambela Nacional Constituyente para arrebatarle la inmunidad parlamentaria a aquellos diputados que considera participaron en el ataque.

Según la Constitución, solo la Asamblea Nacional puede revocar la inmunidad a sus legisladores, tras solicitud del TSJ, pero en la práctica la Constituyente —desconocida por gran parte de la comunidad internacional— ha usurpado sus competencias.

El partido Primero Justicia, del cual Borges es uno de sus principales líderes, rechazó de inmediato las afirmaciones del régimen, dejando entrever que las declaraciones de Requesens fueron emitidas a la fuerza.

“No es primera vez que la dictadura de Nicolás Maduro Moros recurre a la presión psicológica y a tratos inhumanos para obtener testimonios que, de acuerdo con el artículo 15 de la Convención Contra la Tortura de 1987 […] son delitos y carecen de validez jurídica y procesal”, declaró el partido a través de un comunicado.

“Requesens es un rehén [del régimen] que está secuestrado bajo una privación ilegítima de libertad, le fue violada su inmunidad parlamentaria, no ha sido visto por sus familiares ni abogados y fue obligado a declarar bajo condiciones inhumanas, en frente de sus captores, sin ser presentado ante un órgano judicial, sin fórmula de ley y sin la asistencia de abogados”, agregó.

Un video transmitido por las redes sociales tras ser obtenido inicialmente por el periodista venezolano Alberto Rodríguez mostró que Requesens no está siendo tratado con consideración por las autoridades, al tiempo que una fuente de Primero Justicia le declaró al diario El Nacional que el diputado fue drogado para obligarlo a confesar.

Un video divulgado por el periodista venezolano Alberto Rodríguez muestra al diputado venezolano Juan Requesens aparentemente drogado cuando está bajo custodia de las fuerzas de seguridad del régimen pese a contar con inmunidad parlamentaria.

“Cuando los funcionarios se dieron cuenta de que Requesens aún estaba consciente, continuaron drogándolo hasta que el diputado no pudo controlar sus esfínteres”, publicó El Nacional.

La fuente agregó que a Requesens lo amenazaron “con asesinar a sus padres y con violar a su hermana”.

Siga a Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM
  Comentarios