Venezuela

Millonaria ex enfermera de Chávez cada vez más cerca de ser extraditada a Venezuela

En esta foto del 24 de septiembre del 2018, Claudia Patricia Díaz Guillen, quien fue enfermera del Presidente Hugo Chávez, sale de la Audiencia Nacional española. La corte autorizó el viernes la extradición a Venezuela de Díaz, aún cuando ella es buscada por la justicia estadounidense por participar en un gigantesco esquema de corrupción.
En esta foto del 24 de septiembre del 2018, Claudia Patricia Díaz Guillen, quien fue enfermera del Presidente Hugo Chávez, sale de la Audiencia Nacional española. La corte autorizó el viernes la extradición a Venezuela de Díaz, aún cuando ella es buscada por la justicia estadounidense por participar en un gigantesco esquema de corrupción. AP

Claudia Díaz, la ex enfermera de Hugo Chávez investigada por las autoridades estadounidenses tras verse implicada en un multimillonario tramado de corrupción, en encuentra ahora muy cerca de ser extraditada a Venezuela, donde también es requerida por presuntos delitos de lavado de dinero.

La ex tesorera de Venezuela es una de las figuras claves en un “enorme caso” de lavado de dinero contra altos ex funcionarios venezolanos, que incluye otras personas muy cercanas al fallecido presidente Hugo Chávez, así como banqueros y empresarios vinculados al régimen bolivariano de Caracas.

Según las investigaciones realizadas hasta ahora, Díaz acumuló una gigantesca fortuna durante su paso por la Tesorería Nacional de Venezuela y el Fondo de Desarrollo (Fonden), entre el 2011 y el 2013.

Una decisión tomada el viernes por la Audiencia Nacional española de extraditar a Díaz a Venezuela aleja la posibilidad de que enfrente a la justicia en Estados Unidos.

Díaz aún puede introducir un recurso apelando la medida ante la propia Audiencia y, de mantenerse la decisión, el caso iría ante el propio gobierno español, entidad que tiene la última palabra.

Díaz fue arrestada en abril en España bajo pedido del régimen de Nicolás Maduro. La ex tesorera había solicitado a la justicia que no concediera el pedido de extradición, alegando que es blanco de persecución política.

La enfermera había salido de Venezuela en el 2013, poco después de la muerte de Chávez, y fue detenida junto a su marido, Adrián José Velásquez, aunque fueron puestos en libertad provisional.

Velásquez fue jefe de seguridad de Chávez y también está reclamado por los mismos delitos, si bien su extradición se tramita en un procedimiento aparte y sin fecha aún para la vista judicial.

El caso llevado por la justicia estadounidense también involucra a Alejandro Andrade, otro ex guardaespaldas de Chávez que al igual que Díaz ascendió a Tesorero Nacional.

Andrade es investigado por presuntamente lavar millones de dólares robados al Estado venezolano a fin de invertirlos en propiedades de bienes raíces, caballos y otros activos en el sur de la Florida y en otros lugares, dijeron fuentes en Miami y ex funcionarios del régimen familiarizados con el caso al Miami Herald.

Las autoridades sospechan que Andrade, al igual que empresarios y banqueros vinculados a él, acumularon gigantescas fortunas haciendo uso de las diferencias entre el tipo de cambio oficial y el tipo de cambio paralelo para comprar, con enormes descuentos, bonos denominados en dólares y en libras esterlinas, dijeron las fuentes.

Díaz, quien remplazó a Andrade a la cabeza de la Tesorería, también está siendo investigada en el caso del sur de la Florida por presunto lavado de dinero, dijeron las fuentes familiarizadas con la investigación.

Díaz, una ex oficial naval, residió en República Dominicana antes de ir a España.

Para muchos observadores, un perverso cóctel de políticas socialistas que paralizaron el emprendimiento privado, los bajos precios del petróleo y el saqueo de miles de millones de dólares del fisco han transformado a uno de los países más ricos de América Latina en uno de los más pobres del mundo.

Cientos de miles de venezolanos se han visto obligados a buscar refugio en países vecinos para escapar de las condiciones de hambruna mientras los ricos invierten en condominios y casas de lujo en el sur de Florida.

Siga a Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM
  Comentarios