Venezuela

EEUU sanciona al canciller Arreaza y a juez de Maduro

El gobierno de Estados Unidos sancionó el viernes al canciller del gobernante Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, y a la juez chavista Carol Padilla, aseverando que continuará con su campaña de castigos económicos contra el régimen.

“Estados Unidos no se mantendrá de brazos cruzados mientras el régimen ilegítimo de Maduro condena al pueblo venezolano a morir de hambre, despojándoles de su su riqueza, humanidad y derecho a vivir en democracia”, dijo el Secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.

“El Departamento del Tesoro continuará combatiendo los corruptos allegados de Maduro, incluyendo a los encargados de dirigir la diplomacia y de operar el sistema de justicia a nombre de este régimen ilegítimo”, agregó.

Las sanciones, aplicadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro (OFAC), en esencia congelan cualquier activo que las personas designadas pudieran tener bajo la jurisdicción de Estados Unidos.

Casado con una de las hijas del fallecido presidente Hugo Chávez, Arreaza es actualmente una de las figuras más visibles del régimen bolivariano de Caracas, observado con frecuencia defendiendo a Maduro en distintos foros diplomáticos.

En una reciente comparecencia pública, el canciller chavista le restó importancia a las sanciones aplicadas por Washington para tratar de detener el subsidio petrolero de Venezuela a Cuba, dejando entrever que el régimen venezolano sabe cómo esquivar los controles. “Nosotros somos expertos en guerrilla”, manifestó el canciller.

El gobierno estadounidense ha estado asistiendo al presidente interino Juan Guaidó en sus esfuerzos por evitar que Maduro continúe destinando recursos para subsidiar al régimen de La Habana, cuando la mayoría de los venezolanos viven bajo condiciones de hambruna.

Según Washington, los más de 50,000 barriles diarios que Venezuela envía a Cuba —que representan más de $1,000 millones al año— forman parte de un programa de intercambio de petróleo por instrumentos cubanos de represión que ayudan a Maduro a mantenerse en el poder.

El anuncio de las nuevas sanciones fue celebrado en la tarde del viernes por el Asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Boltón, quien aseveró a través de su cuenta de Twittter que nuevos castigos similares están en camino.

“Estos funcionarios han permitido la corrupción de Maduro y los abusos a los derechos humanos. Los que continúen robando y usurpando la democracia del pueblo venezolano serán hechos responsables”, dijo Boltón, uno de los funcionarios estadounidenses que han estado más involucrados en la aplicación de sanciones contra el régimen.

Con la designación, Arreaza ingresa a una creciente lista de sancionados por corrupción, narcotráfico, violaciones a los derechos humanos y la destrucción de la democracia venezolana, a la que ya han sido incluidos el propio Maduro y otras figuras claves de su régimen.

La suerte del canciller chavista, quien se había salvado de ser sancionado, cambió hace 10 días, cuando Canadá lo introdujo en su propia lista negra.

Canadá y Estados Unidos están entre las más de 50 naciones que desconocen la autoridad de Maduro y ven a Guaidó como el legítimo presidente de Venezuela.

Padilla, entre tanto, actualmente juega un papel en el proceso emprendido por el régimen para convertir las cortes venezolanas en instrumentos de persecución política.

Desempeñándose como juez a cargo del Primer Tribunal Especial de Primera Instancia, Padilla presidió los casos abiertos contra el concejal Fernando Albán y los diputados Juan Requesens y Roberto Marrero, así como el ex ministro de Relaciones Interiores chavista Miguel Rodríguez Torres.

Albán murió bajo extrañas circunstancias poco después de su arresto y funcionarios del régimen anunciaron que se suicidó lanzándose desde el décimo piso de la sede en Caracas del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Sus compañeros en la oposición, sin embargo, alegan que murió cuando era torturado por agentes de inteligencia, mientras que denuncian la ilegalidad de los arrestos de Requesens y Marrero, señalando que los diputados disfrutan de inmunidad parlamentaria.

Al anunciar las sanciones, Mnuchin aseguró que el gobierno del presidente Donald Trump continuará tomando medidas para castigar a los cabecillas del régimen y ayudar a los venezolanos a recuperar la democracia.

“Esta Administración está con el pueblo venezolano y con la coalición internacional comprometida a sancionar a los responsables del trágico declive de Venezuela”, enfatizó.

  Comentarios