Venezuela

Justicia chilena acoge recursos de cubanos, colombianos y venezolanos a los que se negó refugio

Cubanos en la frontera chilena. Archivo.
Cubanos en la frontera chilena. Archivo.

Dos cortes de Apelaciones de ciudades del norte de Chile acogieron tres recursos de protección presentados a favor de 52 extranjeros que ingresaron a la nación austral tras huir de sus países y a quienes se les negó refugio, según informó este jueves el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

Los recursos de protección, que sirven para invocar derechos constitucionales negados o incumplidos, fueron presentados por el INDH y acogidos favorablemente por las Cortes de Apelaciones de Arica y Antofagasta, precisó el Instituto.

Tras acoger los recursos, los tribunales de alzada ordenaron a las respectivas Gobernaciones que se formalicen las solicitudes de reconocimiento de la condición de refugiados de los recurrentes.

Ambas sentencias, precisó el INDH en un comunicado, sostienen que se vulneró a los extranjeros su derecho constitucional a la igualdad ante la ley, pues las Gobernaciones debieron acceder a tramitar las solicitudes.

Se trata de personas provenientes de Venezuela, Cuba y Colombia, que se presentaron personalmente en los Departamentos de Extranjería y Migración de Arica y de Antofagasta, donde intentaron formalizar sus solicitudes de asilo, tanto de forma presencial y de manera verbal y escrita.

Al ser entrevistados de forma preliminar por funcionarios de las Gobernaciones, se les comunicó verbalmente que sus casos no calificaban para ingresar al procedimiento de determinación de la condición de refugiado, indico el INDH.

El Instituto subrayó que esa práctica de “preadmisibilidad” no se encuentra contemplada en la ley que establece disposiciones sobre protección de refugiados, ni en su reglamento, y que al ser ejercida por los funcionarios obstaculizó de manera ilegal y arbitraria el ejercicio del derecho a buscar asilo.

Según el INDH, los solicitantes señalan que han escapado de sus países por temores fundados de persecución por motivos de raza, religión o nacionalidad; por pertenecer a un determinado grupo social (por ejemplo diversidades sexuales), por opiniones políticas, o porque su vida, seguridad o libertad han sido amenazadas por la violencia generalizada que existe en sus países.

Entre estas ultimas causas se incluyen conflictos políticos internos, la violación masiva de los derechos humanos, u otras circunstancias que han perturbado gravemente el orden público en sus naciones.

Las personas afectadas son 30 hombres, 22 mujeres; del total, 36 son de nacionalidad cubana; siete venezolanas y nueve colombianas, 3 de ellos que son menores de edad.

Según datos de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en Chile hay unas 7,000 personas refugiadas y solicitantes de asilo, la mayoría colombianos, aunque también proceden de otros países de la región, de África, Asia y de Europa.

Alrededor de un 20 por ciento de los refugiados se concentran en las ciudades de Arica, Iquique, Calama y Antofagasta, en el norte de Chile.

En cuanto a los inmigrantes, al 31 de diciembre de año pasado el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) contabilizaba 1,251,225 personas, de las que el 51,6 por ciento corresponde a hombres y el 48,4 por cuento a mujeres.

La mayor población de extranjeros corresponde a venezolanos, con 288.233 personas, equivalentes al 23 por ciento del total, mientras los peruanos suman 223,923 personas, los haitianos son 179,338 y en el cuarto lugar están los colombianos, con 146,582 personas.

  Comentarios