Venezuela

‘La situación es insostenible’: Crisis de gasolina amenaza con paralizar a Venezuela

Los venezolanos —que ya viven bajo condiciones de penuria marcadas por la falta de comida, medicinas y electricidad— están ahora agregando la gasolina a la lista de productos que escasean, pese a vivir en el país con la mayores reservas petroleras probadas del planeta.

Pero analistas advierten que la falta de combustibles es el problema que podría agravar a todos los demás. De agudizarse y extenderse como muchos temen, la falta de combustible podría terminar de paralizar la agonizante economía del país, al detener el comercio y dificultar que la poca producción de alimentos agrícolas, así como la ayuda del exterior, puedan llegar a las ciudades.

“Estamos en puertas de una situación muy compleja”, advirtió desde Miami Juan Fernández, ex director ejecutivo de planificación de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA). “Esto debe tener a [Nicolás] Maduro de cabeza [vuelto loco] y a toda la banda”.

Los venezolanos llevan ya varios días esperando en largas filas en las afueras de las estaciones de gasolinas con la esperanza de poder llenar sus tanques. El combustible comenzó a escasear semanas atrás, golpeando severamente varias de las mayores ciudades del país, incluyendo Maracaibo.

En algunos puntos, las colas se han extendido casi una milla de largo, según versiones de la prensa local.

“Tengo cuatro días intentando surtir gasolina y no he podido“, declaró a la agencia AP Yoli Urdaneta, una doctora de enfermedades infecciosas que con el tanque vacío se encontraba atascada en una fila para ingresar a una estación de servicio en Maracaibo.

En todo ese tiempo, Urdaneta no ha podido acudir al trabajo para atender a sus pacientes.

La escasez de gasolina en Venezuela es una paradoja histórica. El país cuenta con una reserva certificada de petróleo cercana a los 300,000 millones de barriles, que supera la de Arabia Saudita. PDVSA llegó a ser la tercera empresa en el mundo en capacidad de refinación y procesamiento de hasta 3.3 millones de barriles diarios.

Pero la prevaleciente corrupción vinculada al régimen bolivariano de Caracas, el súperelevado endeudamiento y la falta de inversiones y operaciones de mantenimiento en la industria han arruinado al sector hasta el extremo que la producción de crudo ha caído de los casi 3.0 millones de barriles que se producían diariamente cuando el fallecido presidente Hugo Chávez llegó al poder en 1999 a los actuales 500,000 barriles diarios.

Lo mismo ha sucedido con la capacidad de refinación, que hoy difícilmente alcanza los 100,000 barriles diarios.

El consumo de gasolina de Venezuela, que años atrás se encontraba cercano a los 500,000 barriles diarios, ha disminuido considerablemente con el gradual colapso de la economía, pero aún así supera los 200,000 barriles diarios, aseguran expertos.

Según el régimen de Maduro, la escasez de gasolina que padecen hoy los venezolanos se debe a que las sanciones aplicadas por Washington contra PDVSA han comenzado a surtir efecto.

Pero eso no es cierto, advirtió desde Londres Diego Moya-Ocampos, analista político de América Latina para la firma IHS Markit.

Las sanciones de EEUU “aún no se sienten”

“Esto es una consecuencia directa de la pérdida de capacidad de refinación del sector petrolero en Venezuela. Esto es el resultado directo de años, primero con Chávez y después con Maduro, de una corrupción generalizada y mal manejo de la industria”, dijo Moya-Ocampos.

“Esto no es producto de las sanciones americanas. El impacto en la economía de las sanciones americanas todavía no ha comenzado a sentirse realmente”, agregó.

Al igual que las recurrentes fallas en el servicio de electricidad, que mantiene a millones de venezolanos acostumbrados a quedarse sin luz durante horas, la escasez de gasolina amenaza con golpear duratemente a la economía venezolana.

El impacto comenzaba a sentirse en algunas ciudades del país. En el estado Aragua, por ejemplo, el Frente Unido de Transporte reportó que la mitad de todas las unidades se encontraban afectadas por la falta de combustible.

Algo similar estaba sucediendo en San Cristóbal, en cuyo estado (Táchira) más del 70 por ciento de las estaciones de servicio se encontraban cerradas.

Importar gasolina

Fernández, el ex ejecutivo de PDVSA, dijo que la situación de la gasolina es el resultado de una situación que se había estado gestando en los últimos meses, y que Maduro había intentado limitar importando gasolina de otros países.

De hecho, la situación del país podría aliviarse ligeramente en los próximos días en vista de que llegaron al país tres tanqueros con combustible provenientes de Rusia y otros aliados.

Pero ese combustible apenas será suficiente para aminorar los problemas de escasez por algunos días, cuando la realidad es que Maduro, acosado por el colapso de la industria petrolera y las sanciones de Washington, difícilmente contará con el dinero para importar el combustible que requiere el país.

“Los tanqueros que llegaron van a proveer un alivio, pero es temporal, cuando mucho como para dos semanas. La verdad es que ellos no tienen el dinero y esto ya no tiene solución y la situación es insostenible”, dijo Fernández.

Siga a Antonio María Delgado en Twitter: @DelgadoAntonioM
  Comentarios