Venezuela

Golpeado por la hiperinflación, Maduro le agrega tres ceros al bolívar soberano

Venezolanos corren a los cajeros después del lanzamiento de la nueva moneda

La realidad del plan económico del presidente Nicolás Maduro arranca el martes mientras Venezuela lucha contra la inflación galopante y una economía en caída libre.
Up Next
La realidad del plan económico del presidente Nicolás Maduro arranca el martes mientras Venezuela lucha contra la inflación galopante y una economía en caída libre.

El régimen de Nicolás Maduro, que en agosto relanzó el bolívar quitándole cinco ceros, dijo el miércoles que emitirá nuevos billetes que tendrán tres ceros adicionales, en lo que refleja la acelerada pérdida de valor de la moneda nacional bajo la hiperinflacionaria economía venezolana.

Bajo el nuevo plan anunciado por el Banco Central, la economía venezolana pronto verá en circulación billetes de 10,000, 20,000 y 50,000 bolívares soberanos, que pasarán a ser los de mayor circulación.

Los venezolanos han comenzado a recurrir a formas más innovadoras de reciclaje para ahorrar dinero o ganar algo de dinero extra, en medio de la actual crisis en el país.

El billete de 50,000 supera el salario mínimo, de 40,000 bolívares ($6.50), y alcanza para comprar unos dos kilos de carne. El billete de 500 bolívares no alcanza ni para un huevo, que cuesta actualmente 900 bolívares.

Los tres billetes mantienen en su parte frontal la imagen del libertador Simón Bolívar, un diseño similar al del papel de 500 bolívares, según imágenes difundidas por el Banco Central.

El reverso, sin embargo, es diferente al de la familia de billetes que comenzó a circular el 20 de agosto y que contenía diseños de la fauna venezolana. Los tres nuevos billetes tienen en su parte posterior la imagen del Mausoleo del libertador.

La nueva emisión demuestra el fracaso del programa de reconversión monetaria lanzado para detener la inflación, dijeron economistas consultados.

Al no ser acompañado por medidas coherentes de estabilización macroeconómica, el nuevo bolívar ha sufrido una vertiginosa caída en su valor, pasando desde los 60 bolívares por dólar con que fue emitido a mediados de agosto a los actuales 6,500 con que es cotizado en el mercado negro, agregaron.

“La señal que está mandando el gobierno con estas nuevas emisiones es que la hiperinflación continúa”, aseveró el economista venezolano Alexander Guerrero en una entrevista telefónica. “Algunos andan diciendo por allí que la hiperinflación se ha frenado”, pero si eso fuera cierto el Banco Central no estaría agregándole ceros a la moneda.

Richard Segovia, de 24 años, vende sus piezas en precios que oscilan entre los 10 y los 15 dólares en la ciudad colombiana fronteriza de Cúcuta, muchísimo dinero comparado con los pocos centavos que obtendría de cambiar varios billetes.

Y es posible que el régimen continúe haciéndolo en los próximos meses, o verse obligado a emitir nuevos relanzamiento de la moneda como el de agosto —donde transformó cada 100,000 bolívares fuertes en un bolivar soberano— en vista a su incapacidad de tratar efectivamente la inflación.

Guerrero dijo que el gran problema en la economía es el gigantesco déficit fiscal que mantiene el régimen y que financia a través de la emisión de dinero inorgánico.

“El déficit fiscal equivale hoy entre 58 y 60 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país”, dijo Guerrero, al agregar que esa es una inmensa masa monetaria artificial que ahoga la economía del país. “La única forma de contener la hiperinflación es llevar el déficit fiscal a cero”.

La inflación en Venezuela cerró por encima del millón por ciento el año pasado y el Fondo Monetario estima que podría alcanzar el 10 millón por ciento para finales de 2019.

Los expertos dijeron que el país enfrenta días mucho más difíciles por delante, marcado por un empeoramiento de las condiciones de vida de una población ya atribulada por constantes interrupciones en el servicio eléctrico, gasolina y de agua potable, así como el gradual colapso del aparato productivo.

Francisco Ibarra, director de la firma Econométrica, dijo en una entrevista reciente que la adopción de medidas como éstas, de modificar el número de ceros de los billetes, no van a hacer absolutamente nada para contener la hiperinflación.

Y al igual que ha sucedido en todos los ciclos de hiperinflación registrados en el planeta, el que padece Venezuela está conduciendo al colapso de la economía.

“Venezuela tiene un colapso económico terrible, que va a continuar porque la hiperinflación hace que la economía se desmorone”, dijo Ibarra. “Hoy en día se están destruyendo una gran cantidad de cosas y la gente no tiene capacidad de ajustarse”.

Este artículo fue complementado con los servicios cablegráficos de el Nuevo Herald

  Comentarios