Venezuela

EEUU castiga a funcionarios de Maduro involucrados en torturas

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, anunció el viernes la aplicación de nuevas sanciones contra funcionarios del régimen de Nicolás Maduro involucrados en violaciones de los derechos humanos en respuesta al cruento informe de la ONU que advierte sobre el continuado uso de la tortura y de ejecuciones extrajudiciales en Venezuela.

Las sanciones, que en esencia congelan cualquier activo que los funcionarios podrían tener bajo jurisdicción estadounidense, fueron aplicadas contra cuatro oficiales de la temida Dirección de Contrainteligencia Militar (DGICM), organización denunciada reiteradamente por torturar a militares detenidos.

“Hoy, Estados Unidos anunció nuevas sanciones contra funcionarios venezolanos responsables por reprimir y torturar ciudadanos venezolanos inocentes”, escribió el vicepresidente.

“La @UN (ONU) reporta casi 7,000 asesinatos por parte del régimen de Maduro en los últimos 18 meses. Nosotros nos mantenemos de pie al lado de los ciudadanos venezolanos frente a sus opresores y en la lucha por la #Libertad”, agregó Pence, una de las voces

más influyentes en Washington en la política estadounidense sobre Venezuela.

Los cuatro oficiales sancionados el viernes son el general de división Rafael Ramón Blanco Marrero, el coronel Hannover Esteban Guerrero Mijares, el mayor Alexander Enrique Granko Arteaga y el coronel Rafael Antonio Franco Quintero.

Al realizar el anuncio, el Departamento del Tesoro dijo que los cuatro funcionarios sancionados al igual que sus compañeros dentro de la DGCIM han sido acusados de violar los derechos humanos de manera sistemática, incluyendo los del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, quien murió bajo efectos de las torturas a las que fue sometido.

“Estados Unidos continuará responsabilizando a todos los individuos que están involucrados en el uso de la intimidación y de la represión por parte del régimen de Nicolás Maduro para silenciar a sus oponentes políticos, a ciudadanos inocentes y miembros de las fuerzas armadas”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, en un comunicado.

“Estados Unidos usará toda su autoridad para perseguir a quienes han ayudado al ilegítimo régimen de Maduro reprimir la disidencia, la libertad de opinión y la voluntad del pueblo americano”, agregó.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, publicó a inicios de este mes un duro informe sobre las “graves violaciones” a los derechos humanos perpetradas por el régimen de Caracas, resaltando el creciente número de ejecuciones extrajudiciales y de casos de torturas.

En 2018 el régimen de Maduro registró 5,287 muertes, supuestamente por “resistencia a la autoridad”, Entre el 1 de enero y el 19 de mayo, otras 1,569 personas fueron asesinadas, resalta el informe al advertir que “otras fuentes apuntan a que las cifras podrían ser muy superiores”.

Decenas de funcionarios del régimen de Caracas han sido sancionados en los últimos meses por Estados Unidos bajo acusaciones que van desde desmantelar la democracia venezolana y violar los derechos humanos hasta participar en el narcotráfico y corrupción.

Sigua a Antonio María Delgado en Twitter: @DelgadoAntonioM

  Comentarios