Venezuela

Juicio amañado y viciado termina con condena de 13 años a Leopoldo López

Foto de archivo que muestra el momento en el que el líder opositor Leopoldo López se entrega a las autoridades venezolanas, el 18 de febrero de 2014, en Caracas.
Foto de archivo que muestra el momento en el que el líder opositor Leopoldo López se entrega a las autoridades venezolanas, el 18 de febrero de 2014, en Caracas. AFP/Getty Images

El dirigente opositor venezolano Leopoldo López fue sentenciado el jueves a 13 años y nueve meses de prisión tras ser declarado culpable de instigación pública, asociación para delinquir y daños a la propiedad, al convocar las manifestaciones de protesta contra el régimen de Nicolás Maduro el año pasado, reportaron varios medios de comunicación.

La sentencia pone fin a un juicio calificado como amañado por varias instancias internacionales y mantiene tras la rejas al popular opositor, quien ya lleva 19 meses recluido en una cárcel militar en las afueras de Caracas.

“Nos acaban de confirmar la noticia. Trece años, nueve meses, y doce horas, a lo que sentenciaron a Leopoldo López. Le han otorgado la pena máxima por todos los crímenes que le imputaron”, reportó la cadena CNN en español, tarde en la noche del jueves.

La sentencia se dio a conocer al término de un día de gran tensión a las afueras del Palacio de Justicia, luego de que grupos violentos vinculados al régimen de Nicolás Maduro atacaran a opositores que acudieron para respaldar a López.

Un hombre murió en los ataques. Varias de las fotos tomadas en el lugar mostraron a los agresores golpeando a los opositores con palos.

Una doctora del Hospital Vargas, en el norte de la capital, dijo a la Associated Press que el fallecido se trataba de Horacio Blanco, de 66 años, quien llegó al centro de salud sin signos vitales. La médica, que prefirió no identificarse por cuestiones de seguridad, agregó que murió en medio de los enfrentamientos pero que la causa de la muerte se determinará una vez que se le practique la autopsia.

Blanco era activista del partido Voluntad Popular de López.

El pico máximo de tensión se produjo cuando llegó la esposa de López, Lilian Tintori, al Palacio de Justicia, lo que agitó los ánimos de algunos de los presentes que comenzaron a lanzar botellas, envases plásticos, palos y cartones contra el grupo que la acompañaba.

Poco después un grupo de simpatizantes del gobierno quemó en medio de la vía algunas banderas de Voluntad Popular y afiches con el rostro de López.

La periodista Andreina Flores reportó que un corresponsal del canal Telemundo sufrió una fractura de muñeca por un golpe que recibió de un simpatizante chavista. Dos mujeres también fueron heridas en los enfrentamientos.

La Fiscalía General había acusado a López de haber alentado a manifestantes a cometer actos de violencia contra altos funcionarios gubernamentales, al llamar a los venezolanos a salir a las calles para protestar contra Maduro.

Pero el juicio estuvo viciado desde el inicio ante la negativa de la jueza que lleva el caso, Susana Barreiros, de permitir que el equipo de defensa presentara testigos y videos, que mostraban las declaraciones de López, como evidencia. Este es el video que Lilián Tintori difundió un día antes de la audiencia, en la cuenta oficial de YouTube de Leopoldo López.

Las únicas declaraciones de López que la jueza permitió como evidencia fueron las transcripciones presentadas por la fiscalía de las palabras del líder opositor, pero éstas estaban adulteradas, dijo el abogado defensor, Juan Carlos Gutiérrez.

“La fiscalía pretende que se condene a Leopoldo López por sus palabras, pero ni siquiera permite que se presenten sus palabras, sino que pretende que se condene a Leopoldo López por lo que dice la fiscalía que dijo Leopoldo López”, comentó Gutiérrez en declaraciones transmitidas por la cadena CNN en español.

Y “esas transcripciones que se han incorporado en el juicio y que ha sido parte de lo que hemos desarrollado en este año y tres meses de proceso judicial injusto no contienen las frases que la fiscalía aduce en su argumentación”, agregó.

Uno de las pruebas de mayor contundencia presentada por la fiscalía es el presunto llamado que habría hecho López a “ir por las cabezas” de los poderes públicos, un pronunciamiento que ha sido interpretado por la fiscalía como un llamado a salir a “cortarle la cabeza” a altos funcionarios.

Pero esas palabras fueron agregadas por la fiscalía a la transcripción de los discurso de López que ellos presentaron, dijo.

Esa referencia “es totalmente falsa, tanto la interpretación, como el contenido de la frase. No existe en ninguno de los discursos proferidos por Leopoldo López, y que fueron exhibidos en el juicio, que él mismo hubiera emitido una frase de esa naturaleza”, enfatizó Gutiérrez.

Las cortes bolivarianas han sido duramente criticadas en los últimos tiempos por una serie de organismos internacionales, incluyendo el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que declaró que la detención de López había sido ilegal.

El consejo emitió ese pronunciamiento pese a que el régimen chavista envió representantes para tratar de convencer a sus miembros de que el dirigente era una amenaza para la sociedad venezolana.

Pero tras revisar las pruebas presentadas, el organismo de la ONU determinó que el régimen no había demostrado nada y que la detención había sido arbitraria.

El caso recibió similares pronunciamientos de entidades como Amnistía Internacional y la ONG Human Rights Watch.

Las cortes chavistas también han sido criticadas por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

“El gobierno utilizó el poder judicial para intimidar y procesar selectivamente a líderes políticos, de la sociedad civil, de los sindicatos, y del sector privado que son críticos de las políticas y de las acciones del gobierno”, resaltó el Departamento de Estado en su último informe anual sobre los derechos humanos.

Reacciones a la sentencia

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), de la que forma parte Voluntad Popular (VP), partido que lidera López, recogió en su Twitter declaraciones de su secretario ejecutivo, Jesús Torrealba, en las que enviaba su “palabra de solidaridad” a López.

El Hashtag #VenezuelaConLeopoldo rápidamente se ubicó en el primer lugar de las tendencias en twitter, en Estados Unidos.

Las reacciones de los líderes opositores venezolanos no se hicieron esperar.

Activistas y líderes de EEUU, Latinoamérica y el mundo se manifestaron sobre el fallo.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios