Venezuela

Senador Menéndez a Shannon: ¿Qué hacía reunido con Diosdado Cabello?

El consejero de EEUU, Thomas Shannon (izq.); el presidente de Haití, Michel Martelly (2 izq.); la canciller de Venezuela, Delsy Rodríguez, y el titular del parlamento venezolano, Diosdado Cabello, posan al término de la reunion sostenida en junio en Puerto Príncipe.
El consejero de EEUU, Thomas Shannon (izq.); el presidente de Haití, Michel Martelly (2 izq.); la canciller de Venezuela, Delsy Rodríguez, y el titular del parlamento venezolano, Diosdado Cabello, posan al término de la reunion sostenida en junio en Puerto Príncipe. Asamblea Nacional de Venezuela

El influyente senador cubanoamericano Bob Menéndez cuestionó la conducción de la política exterior de la administración de Barack Obama hacia Venezuela al preguntarle al enviado especial del Departamento de Estado, Thomas Shannon, qué hacía reunido con Diosdado Cabello, el presidente de la Asamblea Nacional del país sudamericano, investigado por narcotráfico.

“Tengo que ser honesto con usted. Aprecio lo que trataba de hacer cuando se reunió con Diosdado Cabello, quien es descrito por algunas de nuestras agencias como alguien que está presuntamente involucrado con el narcotráfico”, manifestó Menéndez en su intervención durante una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado sobre la nominación de Shannon al tercer cargo de importancia en el Departamento de Estado.

“También, sé que [Cabello] es un funcionario electo dentro de Venezuela. Pero es una pregunta para el futuro, en la conducción de la política exterior: ¿en qué extensión estamos dispuestos a avanzar con individuos aún cuando son funcionarios electos, si éstos están involucrados en el contexto del narcotráfico?”, preguntó el senador durante la audiencia realizada el jueves.

La pregunta rondaba en las mentes de muchos venezolanos desde que Shannon se reuniera con Cabello en junio, despertando temores de un acercamiento entre la administración de Obama y el régimen de Nicolás Maduro pese a que éste se ha tornado más represivo y Cabello, cuyo poder rivaliza con el del propio gobernante, es investigado por presuntamente encabezar las operaciones de narcotráfico en el país.

Shannon, quien fue nominado para ocupar el cargo de subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, respondió que había asistido a la reunión preocupado por el retraso del régimen en anunciar la fecha para la realización de las elecciones del 6 de diciembre y por la situación del encarcelado dirigente opositor Leopoldo López.

“Cuando me reuní con Diosdado Cabello […] fue con el propósito de obtener de ellos una fecha para las elecciones para la Asamblea Legislativa, lo cual nosotros pensamos era esencial para crear una proceso político que permita al pueblo venezolano expresarse, pero también para comenzar a crear un ambiente más amplio para el diálogo dentro de Venezuela”, respondió Shannon en relación al encuentro sostenido

“El segundo propósito era para salvarle la vida a Leopoldo López, quien en ese momento estaba en su cuarta semana de una huelga de hambre, y estábamos buscando una concesión del gobierno venezolano que convenciera a López que abandonara la huelga de hambre”, sostuvo.

Shannon añadió que los ojos del Departamento de Estado permanecen sobre los comicios de diciembre, señalando que el futuro de las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela dependerá de que éstas sean realizadas limpiamente.

Agregó que el Departamento de Estado podría ampliar el uso de la recién aprobada ley que contempla sanciones contra funcionarios del chavismo implicados en violaciones a los derechos humanos y actividades de corrupción, calificando la legislación como “herramienta muy importante”.

La reunión con Cabello en Haití --en la que también participó la canciller Delsy Rodríguez-- se produjo pese a que al menos dos fiscalías federales de Estados Unidos investigan a Cabello bajo sospecha de que es el jefe del denominado Cartel de los Soles, organización criminal que monopoliza el tráfico de droga en Venezuela.

La existencia de las investigaciones ha sido divulgada por una serie de diarios estadounidenses -incluyendo The Wall Street Journal, The New York Times, The Washington Post y el Nuevo Herald- así como el español ABC.

En su intervención, Menéndez resaltó el creciente espíritu dictatorial que se ha apoderado del régimen bolivariano, advirtiendo que Maduro se rehúsa a permitir la participación de observadores internacionales en la elecciones de diciembre y la reciente sentencia emitida por una corte chavista contra López.

“Tenemos un juicio que fue una farsa, donde uno de los fiscales escapa del país y dice que fue presionado para llevar el juicio como lo hizo. López es condenado a 13 años de cárcel en esa farsa judicial. Tenemos otros activistas políticos y de derechos humanos encarcelados, tenemos el régimen de Maduro anunciando públicamente, vamos a ganar las elecciones de una u otra forma. Las encuestas nos dicen que no vamos a tener los votos en las urnas, pero vamos a ganar la elección de todas maneras”, señaló el senador.

“Mi preocupación es que no estamos dispuestos a enfrentarnos a regimenes, ya sea en Venezuela, o en Cuba, donde concedemos todo a los regimenes y no vemos nada, nada, en términos de derechos humanos, y democracia”, sostuvo el senador demócrata por el estado de Nueva Jersey.

Algunos ex funcionarios del Departamento de Estado también expresaron preocupación por la conducción de la política exterior hacia Venezuela y Cuba.

“Esta administración es perfectamente capaz de buscar un acercamiento con el régimen de Maduro, si piensa que de esa manera puede evitar una crisis”, advirtió el ex subsecretario de Estado, Otto Reich.

“Ellos no manejan bien las crisis, no han podido manejar una sola de ellas. Les convencieron de que Cuba estaba al borde del colapso dado que Venezuela estaba en quiebra, y es por eso que hicieron lo que hicieron en Cuba. Ahora creen que están evitando una situación similar en Venezuela”.

José R. Cárdenas --ex funcionario del Departamento de Estado y del Consejo de Seguridad Nacional en la administración de George Bush-- advirtió que las conversaciones con Cabello no lucen como buena idea.

“La estrategia de la administración con relación a Venezuela es una jugada de alto riesgo con muy pobres prospectos de recompensa”, comentó Cárdenas.

“Diosdado Cabello y Nicolás Maduro no son parte de la solución en Venezuela, ellos son el problema, y la estrategia de la administración es como tratar a un paciente de cáncer aplicándole morfina en vez de quimioterapia porque se cree que el paciente se va a sentir mejor”, señaló.

Siga a Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios