Venezuela

Ombudsman busca ‘humanizar’ trato a venezolanos que hacen colas por alimentos

Un grupo de personas aguarda en la entrada de un supermercado Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (PDVAL) el viernes 9 de enero del 2015, en la ciudad de Caracas (Venezuela).
Un grupo de personas aguarda en la entrada de un supermercado Productora y Distribuidora Venezolana de Alimentos (PDVAL) el viernes 9 de enero del 2015, en la ciudad de Caracas (Venezuela). EFE

El defensor del pueblo de Venezuela, Tarek William Saab, dijo el lunes que busca “humanizar” el trato a la ciudadanía que, en un marco nacional de escasez, se ha visto obligada a hacer colas ante los comercios para comprar comida.

Se trata de “humanizar el tratamiento en la adquisición de alimentos” en momentos en que el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición intercambian culpas por la escasez, añadió el funcionario del llamado Poder Moral, que integran también la Contraloría y la Fiscalía General.

En la primera jornada de un plan que denominó de “Atención de la Defensoría del Pueblo a Ciudadanos en la Adquisición de Alimentos” Saab pidió a los comerciantes informar detalladamente “de lo qué venden”, porque muchas personas hacen cola sin saber qué pueden comprar, con la esperanza de que sean artículos de consumo masivo.

También, añadió, deben tener operativas “todas las cajas registradoras para agilizar la compraventa” y buscar el “apoyo de los cuerpos de seguridad para facilitar el orden público”.

En un hipermercado estatal en el centro de Caracas, el defensor del pueblo dijo a los periodistas que se está aplicando en pruebas la medida de permitir las compras a los consumidores en días alternativos, según el número de su cédula identidad.

Esta medida había conseguido el lunes hacer desaparecer las colas en ese establecimiento.

“A algunos le parece bien la medida, pero está por evaluarse”, dijo en previsión de que pudiese vulnerar otros derechos.

Lo que ya se ha evaluado y se ha decidido es recomendar, dijo, que se atienda “con prioridad inmediata a los más vulnerables”, entre las que incluyó a las embarazadas y a las personas de la tercera edad.

También a “discapacitados que no pueden ser tratados de manera similar que un ciudadano común”, sostuvo el defensor del pueblo.

Saab recomendó adicionalmente que la atención al público se adelante una hora y comience a las 07.00 hora local y que se permita a los consumidores ingresar “con sus propios carritos de mercado”.

“Tenemos competencia en la vigilancia y buen funcionamiento de los servicios públicos”, lo que incluye “evaluar toda la cadena de abastecimiento de alimentos, que lleguen en el momento oportuno, de la manera más digna”, señaló.

El dirigente opositor venezolano Henrique Capriles acusó el lunes al Gobierno a través de la red social Twitter de actuar “con indolencia e irresponsabilidad” ante el problema.

Por su parte, Maduro acusa a la oposición de haberle declarado “una guerra económica” y ha puesto especial énfasis en los últimos meses en la lucha contra el delito del contrabando de un sinfín de productos hacia Colombia, al considerar que es una de las causas principales del desabastecimiento.

La situación afecta principalmente a la oferta de alimentos y de otros productos que internamente se adquieren a precios subvencionados por el Gobierno, por lo que su venta ilícita en Colombia deja un gran margen de ganancia a los contrabandistas.

  Comentarios