Venezuela

Venezuela y Colombia enfrentados por el caso del opositor Leopoldo López

El ex presidente Sebastián Piñera de Chile y la esposa del opositor venezolano Leopoldo López, Lilian Tintori, asisten el lunes al foro ‘El poder ciudadano y la democracia de hoy’, organizado por la oposición venezolana, en Caracas.
El ex presidente Sebastián Piñera de Chile y la esposa del opositor venezolano Leopoldo López, Lilian Tintori, asisten el lunes al foro ‘El poder ciudadano y la democracia de hoy’, organizado por la oposición venezolana, en Caracas. EFE

El presidente venezolano Nicolás Maduro rechazó este martes el llamado de Colombia en favor de la pronta liberación del opositor Leopoldo López, encarcelado desde febrero del 2014 y cuya libertad también fue demandada por tres ex presidentes que recientemente visitaron Caracas.

“Lamento que el gobierno del presidente (colombiano Juan Manuel) Santos, su cancillería, haya caído en la provocación (de los ex presidentes) y haya emitido un comunicado verdaderamente lamentable”, dijo Maduro en un acto oficial.

Los ex presidentes de Colombia, Andrés Pastrana, de México, Felipe Calderon, y de Chile, Sebastián Piñera, estuvieron el domingo y lunes pasados en Caracas para respaldar a López y reclamar su libertad.

Maduro, quien criticó duramente la visita, acusó a estos ex presidentes de alentar un “deseo imperial” de “sabotear” la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), a celebrarse este miércoles y jueves en Costa Rica.

El presidente denunció además que un supuesto “grupo terrorista” se encuentra en Costa Rica “para tratar de amenazarme”, aunque no dio mayores detalles.

Tras la visita de Pastrana a Caracas, la cancillería colombiana emitió un comunicado que defendió el viaje del ex gobernante y que cuestionó la situación de los derechos humanos “de los presos políticos en Venezuela”.

La cancillería venezolana dijo en un comunicado que “repudia” la posición de Colombia y señaló que López ha cometido “delitos graves contra los derechos humanos y llama públicamente al derrocamiento del gobierno legítimo de Venezuela”.

Pastrana y Piñera intentaron el pasado domingo visitar a López en la prisión de Ramo Verde, en las afueras de Caracas, pero las autoridades no autorizaron el acceso.

Sobre este punto, la cancillería colombiana había manifestado que Pastrana “realizó una visita de carácter privado a Venezuela” y “está en su derecho de decidir a quién visita”.

Paradójicamente la relación entre los gobiernos de Caracas y Bogotá atravesaba un buen momento después de muchos enfrentamientos verbales que habían quedado olvidados, hasta este fin de semana.

El propio Maduro llamó ‘vagos’ a los ex mandatarios, los acusó de apoyar un golpe de Estado en su contra y de estar pagados con dinero del narcotráfico.

La Cancillería colombiana protestó por el trato recibido y exigió “dignidad” para Pastrana. Además pidió que “Leopoldo López recupere su libertad lo antes posible”.

De esta forma Colombia se convirtió en el país latinoamericano que más claramente se ha posicionado en favor de la liberación del líder de Voluntad Popular.

El gobierno de Maduro respondió con dureza. Dijo que Colombia es “cómplice de un acto inamistoso” en contra de la democracia y advirtió que este tema supone “un retroceso peligroso en las relaciones bilaterales”.

Caracas “repudió” la postura colombiana y defendió el encarcelamiento de López porque “ha cometido delitos graves contra los derechos humanos y llama públicamente al derrocamiento del gobierno legítimo de Venezuela” en referencia al proceso que se sigue en su contra desde hace un año.

El senador del izquierdista Polo Democrático, Iván Cepeda, criticó que por la actuación de Pastrana puedan enturbiarse las relaciones entre ambos países. “Hay acciones más trascendentes, como es el acompañamiento que da Venezuela al proceso de paz que se sigue en La Habana con las FARC y que podrían verse perjudicadas”, explicó a la AP.

Para el analista Vicente Torrijos, profesor de la bogotana Universidad del Rosario, el comunicado de la Cancillería colombiana conlleva un mensaje: como “la situación en Venezuela es insostenible…, el gobierno colombiano considera que es mejor ir tomando distancia antes de que la situación (en Caracas) empeore”.

Para el protagonista del incidente, Pastrana, las relaciones entre Bogotá y Caracas cambian “totalmente” después de que el gobierno colombiano pidiera por primera vez la liberación del líder opositor venezolano. “Lo importante del comunicado (del Ministerio de Exteriores) no es salir a hablar de Andrés Pastrana… Lo importante para mí del comunicado es que por primera vez el gobierno de Colombia… pide la libertad de Leopoldo López”, indicó Pastrana en entrevista telefónica con The Associated Press

También la esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, aplaudió el cambio de postura. “Hoy Venezuela amanece con la gran noticia de que la canciller colombiana se pronuncia, así que hoy nuestros corazones le sonríen a nuestro país hermano y agradecemos este pronunciamiento porque necesitamos apoyo”, dijo en declaraciones a Caracol Radio.

Esta es la copia de la carta que Leopoldo López le escribió el viernes 23 de enero al ex presidente Pastrana:

 

“Cárcel Militar de Ramo Verde, 25 de enero, 2015

Estimado Presidente Pastrana,

Estoy muy agradecido con su visita a Venezuela y con el intento de visita a Ramo Verde. Tenía la esperanza de que les permitieran pasar para poder conversar sobre el presente, pero sobre todo, sobre el futuro de Venezuela.

En unos días cumplo un año en prisión, pero mi alma y mi mente están libres como la esperanza de ver libre a mi país pronto.

Quiero transmitirle la certeza de que a pesar de todos los obstáculos, hoy Venezuela está encaminada hacia un cambio profundo en donde la solidaridad, el crecimiento económico y el respeto a los derechos de todos sea la prioridad del Estado y de la Nación entera.

Las razones por las que estoy preso siguen vigentes, la necesidad urgente de un cambio profundo para Venezuela. La ruta para lograr el cambio es la convocatoria a todos los venezolanos para sustituir, por meansmos que establece la constitución, a quienes hoy han traído al país a un colapso gradualizado. La inmensa mayoría de los venezolanos aspiramos ese cambio, pero debemos confrontar un obstáculo poderoso representado por una pequeña élite corrupta e ineficiente que ha tomado por asalto las instituciones del Estado.

Le solicito muy respectuosamente que nos apoye llevando a su país y a otros de la región su testimonio de lo que pudo vivir en estas horas que ha compartido con los venezolanos, pero también que dé testimonio de la legítima, democrática y constitucional aspiración que tenemos quienes hoy buscamos un cambio para Venezuela.

Desde mi celda en Ramo Verde y con el corazón lleno de sueños de libertad, justicia y paz para Venezuela le mando un fuerte abrazo.

Su amigo,

Leopoldo López

Preso de Conciencia”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios