Venezuela

Ministro de Defensa asume supervisión de gabinete venezolano

El gobernante venezolano Nicolás Maduro habla con el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, en una ceremonia en el Fuerte Tiuna en el 2014.
El gobernante venezolano Nicolás Maduro habla con el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, en una ceremonia en el Fuerte Tiuna en el 2014. AP

Los militares asumieron el lunes control formal sobre el gobierno venezolano, luego que el gobernante Nicolás Maduro convirtiera al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, en jefe del gabinete de facto, al otorgarle poderes por encima de los ministros y sobre la economía del país.

El otorgamiento de las nuevas atribuciones convierte a Padrino López en un virtual co-presidente, con facultad de impartir órdenes directas a los ministros y tomar control sobre la distribución de alimentos y la actividad económica, dijeron analistas.

“Esto de facto coloca a Padrino López como jefe del gobierno. No como una especie de superministro, sino que pasó a compartir el gobierno con Maduro, desplazando al vicepresidente en su rol de coordinador de la administración publica nacional, y la supervisión directa de los ministros, quienes ahora pasan a reportarle directamente a él”, dijo desde Londres Diego Moya-Ocampos, analista senior para América Latina de IHS Global Insight.


Una fuente cercana a la situación dijo a el Nuevo Herald que la decisión de Maduro coloca a Padrino en una posición directa sobre los ministros quienes están a cargo de la urgente tarea de atender el colapso económico y la grave crisis de desabastecimiento que enfrenta el país.

“El que manda ahora sobre estos temas es Padrino. La planificación la pueden hacer los ministerios, pero los ministros le tienen que rendir cuenta a él y reportar dónde está lo que se produce, dónde está lo que se importa, dónde llega, dónde va y cómo se distribuye”, dijo la fuente que habló bajo condición de anonimato.

“Lo que están creando es una estructura que se sobrepone a la estructura ya existente […] Están militarizando los procesos de distribución y abastecimiento”, agregó.

El ascenso de Padrino López, quien hace unos días fue ratificado como ministro de Defensa pese a las maniobras por remplazarle por sus adversarios dentro del chavismo, es visto por algunos analistas como un golpe a la Constitución, una maniobra que militariza más a un Estado que ya estaba altamente militarizado y que termina por supeditar a Maduro al control de los cuarteles.


“Esto es un golpe seco, un golpe sin armas, pero un golpe de Estado”, manifestó desde Miami el asesor político Esteban Gerbasi, al resaltar que en la Constitución no existe ninguna previsión que le permita a Maduro delegar sus funciones.

Agregó que el nombramiento es solo el último eslabón de una cadena de pasos adoptados por Maduro a lo largo de los últimos tres años para desplazar al sector civil del poder.

“En Venezuela nunca, ni siquiera cuando la dictadura de Marcos Pérez Jiménez [en los años cincuenta], se le dio tanto control sobre el país y sobre la economía a los militares”, manifestó Gerbasi.

A lo largo y ancho de Venezuela, varias ciudades están explotando con protestas y saqueos debido a la escasez de alimentos. Nicholas Casey, jefe del buró de los Andres del New York Times, y la fotógrafa Meridith Kohut, proporcionan una visión desd

La Iglesia católica también se pronunció el martes ante el evidente y “amenazante” incremento del poder militar en Venezuela, atribuyendo la crisis del país a un “proyecto totalitario” implantado por el chavismo.

“El acrecentamiento del poder militar es una amenaza a la tranquilidad y a la paz”, advirtieron los obispos venezolanos en una declaración emitida tras su reunión anual en Caracas.


Argumentando la necesidad de imponer orden en la cadena de producción y de distribución del país, Maduro anunció en la noche del lunes que las Fuerzas Armadas, con Padrino a la cabeza, pasaran a controlar la economía del país.

“Le he dicho a nuestra Fuerza Armada, le he dado la orden al Comandante Estratégico Operacional, que se ponga al frente. El propio General en Jefe, Vladimir Padrino López, al frente de esta gran operación, de esta Gran Misión de Soberanía y de Desarrollo económico”, declaró Maduro en una cadena de radio y televisión.

El trabajo valiente del secretario general de la OEA, Luis Almagro, tiene un gran mérito, explica Diego Arria, ex embajador de Venezuela en la ONU. Arria dice que con el informe presentado la semana pasada ante los miembros de la OEA, Almagro conf

El gran perdedor en el anunció fue el actual Vicepresidente Aristóbulo Istúriz, quien hasta la semana pasada era quien había estado llevando la batuta económica.

Al designar a Padrino como el encargado de solucionar la escasez, se le está tando al ministro “una robusta proyección política”, que busca posicionarle como un claro candidato para reemplazar a Maduro, en caso de que éste pierda el próximo año en un eventual referendo revocatorio, reportó el portal de noticias La Patilla en un “informe especial”.

“Este es un paso para colocar al general Padrino en camino a la Vicepresidencia de la República, para un doble propósito: decir que si la oposición logra el referendo en el 2017 será un militar el que culmine el período”, resaltó el popular portal de noticias.

Bajo ese escenario, el desplazamiento de Istúriz buscaría convencer a la oposición de que es preferible convivir con Maduro porque lo que vendría después sería un militar.

Istúriz, por su parte, ha recibido las noticias de muy mala manera, resaltó el portal, hasta “un punto en que ha considerado renunciar para no hundirse con el yate”.

Carlos Ortega, ex presidente de la Central de Trabajadores de Venezuela, afirmó que gobierno de Nicolás Maduro es un régimen dictatorial. Por eso, es ahora o nunca cuando el pueblo venezolano debe buscar su salida.

Siga a Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM

  Comentarios