Venezuela

Venezolanos desde Miami buscan aliviar calvario de la escasez de medicinas

Ante la peor crisis de salud, venezolanos del exterior salen al rescate de compatriotas.

Ante la crítica escasez de medicinas que se vive en Venezuela, varios ciudadanos del sur de la Florida se han solidarizado con sus compatriotas para, de manera independiente, recaudar o enviar medicamentos que son de gran importancia. ¿Ayudas tú t
Up Next
Ante la crítica escasez de medicinas que se vive en Venezuela, varios ciudadanos del sur de la Florida se han solidarizado con sus compatriotas para, de manera independiente, recaudar o enviar medicamentos que son de gran importancia. ¿Ayudas tú t

Los venezolanos lloraron la muerte de Oliver Sánchez, un niño de ocho años con un linfoma de Hodgkin y cuyos últimos meses fueron una constante lucha para ubicar los medicamentos que necesitaba para su tratamiento. Tres meses antes, el adolescente de 14 años Maikel Mancilla Peña murió tras convulsionar durante cinco días por falta de la medicina Lamotrigina.


Ahora Camila Alzate, de ocho años y quien tiene síndrome de Dravet que le causa convulsiones constantes, lucha por sobrevivir sin sus medicamentos en un país donde se estima que la escasez de las medicinas es del 85 por ciento y la situación parece agravarse cada día.

Como miles de otros venezolanos, su madre Cristina Nogueira vive el calvario de buscar los medicamentos que requiere su pequeña para vivir. Angustiada, ha optado por conseguirlos en el exterior pues explica: “Aquí no los hay, aquí no hay nada”.


Las historias desgarradoras de venezolanos de todas las edades que buscan desesperadamente medicinas que pueden significar la vida o la muerte, desbordan por las redes sociales y los medios de comunicación, en reflejo de la grave crisis de la salud que atraviesa el país.

“No hay palabras para explicar el dolor que puede sentir una madre cuando no hay una medicina para su hija que las necesita para no tener que inducirla en un coma para que su cerebro no se vea más afectado”, dijo Nogueira con la voz entrecortada del llanto.

Ante la crítica escasez de medicamentos en el país suramericano, parte de la comunidad venezolana de la Florida -calculada por Pew Center Research en el 2015 en unos 105,000 personas — se ha volcado en solidaridad para ayudar desde el exterior a sus compatriotas, sea recolectando medicamentos o enviándolos de manera gratuita.


La historia de Nogueira y su hija Camila fue uno de los casos que motivó a José Ron a brindar a los clientes de su empresa Ron Logistics la facilidad de enviar, sin ningún costo, medicinas para personas que estén más necesitadas en Venezuela.

“Enviamos directamente al consumidor final, es decir, si alguien está aquí y quiere enviar un medicamento a Venezuela a un familiar o amigo”, dijo Ron, quien agregó orgulloso que contribuyen a pacientes con quimioterapias o que necesitan medicinas para controlar el azúcar, la tensión arterial, la tiroides y otros problemas. Eso sí, aclara, que el envío gratis consiste en una o dos medicinas, “no un camión de medicinas”.


A Nogueira, específicamente, le envía los medicamentos que Camila más necesita: el Diacomit que ella debe ingeniárselas para comprar con la ayuda de familiares en Canadá por $508 o en Francia por 180 euros que le dura 15 días, pues en Estados Unidos le valdría más de los $1,000. Se las ingenia porque previamente el gobierno de Venezuela solía darle las divisas para comprarlas en el exterior, pero las suspendieron hace más de un año.

Camila tuvo que ser hospitalizada el jueves porque volvió a convulsionar, mientras su madre busca desesperadamente la manera de comprarle un nuevo aparato (Estimulador del Nervio Vago), pero cuesta entre $21,000 y $25,000. “Es plata que no tenemos para poder ayudarla”, dijo con la voz llorosa, implorando.


Ron Logistics es una de las varias compañías de envíos de Miami que apoyan a los venezolanos llevándoles medicinas sin costos. A menos de seis millas de distancia, se encuentra Vikom Export, propiedad de Eli Herrera y María Longobardi.

“Mandamos las medicinas gratuitas para colaborar y apoyar a la gente. Donamos las primeras dos libras en caso de un cliente común”, dijo Herrera, que considera que la situación actual es la más grave que se ha vivido en su país natal porque “es la suma de todas las crisis” y no hay alternativas a un medicamento recetado para tratar específicamente una enfermedad.

Vikom Export también dona un espacio determinado mensual a fundaciones como “Venezuelans in South Carolina”. Su esposa, María Longobari, indicó también que tiene un kit especial contra el virus del zika, con repelentes, vitaminas y algunas medicinas con acetaminofen. Pero ese sí tiene un costo de $45.

Las compañías de envíos no han sido las únicas que se han solidarizado ante la escasez de medicinas en Venezuela. Un grupo de mujeres de manera voluntaria ha conformado el Movimiento Organizado de Venezolanos en el Exterior, o Move Org.

Esta organización sin fines de lucro recibe donaciones de medicinas y otros insumos o productos de necesidad básica por parte de empresas e individuos particulares. Estos donativos no solo vienen del sur de la Florida, sino también de Tampa, del estado de Minnesota y una gran parte de Nueva York, donde se encuentra una de las directoras principales de la ONG, Janeth Aviles.

Luego, Move Org se encarga de distribuirlas a 29 instituciones con las que tienen alianza, explicó la vicepresidenta Hilda Marina Alcalá en uno de los depósitos que tiene el movimiento en la ciudad de Weston.


Alcalá recalcó que todas están debidamente registradas y ubicadas en varias ciudades a lo largo del territorio venezolanos. Entre las instituciones beneficiadas por esta organización están El Buen Samaritano, Fundadiabetes y Niños Wayuu.

En el condado de Broward también se encuentra Milagros Ramírez, directora de la Fundación Sanando, que comenzó hace más de ocho años en Venezuela y fue una de las primeras organizaciones en denunciar las muertes por escasez de medicamentos.

Las donaciones, conformadas por medicinas de venta libre, luego las envía a varias fundaciones en las que ella confía plenamente, “y que yo sé que están debidamente registradas”. Uno de estos destinos es la Fundación Patronato del Hospital de niños J. M. de los Ríos, en Caracas.

Ramírez lamentó la terrible situación y aseguró que en centros médicos como el Hospital de Mérida, en el noroeste de Venezuela, “y a veces se mueren 10 niños diarios. No se han muerto dos, se ha muerto una pila”.

¿Cómo ayudar?

Ron Logistics está ubicada en 6617 NW 84th Ave, Miami, FL 33166 y su número de teléfono en Miami es (305) 477-1477. Desde Venezuela, puede llamar al (0212) 335.7657.

Vikom Export está localizado en 1845 NW 112 Ave, Suite 205, Miami, Fl, 33172 y el número de teléfono de la oficina es (786) 360-5425.

Si quiere donar a Move Org tiene hay tres sitios de recolección: 1) 7650 W Mcnab Rd APT 117, Tamarac, FL 33321 2) Restaurante La Casserola en 6941 SW 196th Ave, Pembroke Pines, FL 33332 y 3) Quirantes Orthopedics en 4258 West 12 Ave, Hialeah, FL 33012.

Pueden contactar a Fundación Sanando a través del email: sanando2012@gmail.com.

Siga a Johanna Álvarez en Twitter: @JAlvarez8

¿Cómo ayudar?

▪ Ron Logistics está ubicada en 6617 NW 84th Ave, Miami, FL 33166 y su número de teléfono en Miami es (305) 477-1477. Desde Venezuela, puede llamar al (0212) 335.7657.

▪ Vikom Export está localizado en 1845 NW 112 Ave, Suite 205, Miami, Fl, 33172 y el número de teléfono de la oficina es (786) 360-5425.

▪ Si quiere donar a Move Org tiene hay tres sitios de recolección: 1) 7650 W Mcnab Rd APT 117, Tamarac, FL 33321 2) Restaurante La Casserola en 6941 SW 196th Ave, Pembroke Pines, FL 33332 y 3) Quirantes Orthopedics en 4258 West 12 Ave, Hialeah, FL 33012.

▪ Pueden contactar a Fundación Sanando a través del email: sanando2012@gmail.com.

  Comentarios