Mundo

Bomberos combaten un incendio forestal en isla griega

Un avión descarga agua sobre un incendio cerca de la localidad de Halkida, en la isla griega de Evia, el miércoles 14 de agosto de 2019.
Un avión descarga agua sobre un incendio cerca de la localidad de Halkida, en la isla griega de Evia, el miércoles 14 de agosto de 2019. AP Foto

Los bomberos de Grecia apoyados por aviones cisterna y helicópteros combatían un incendio forestal en la isla de Evia el miércoles por segundo día consecutivo, con llamas en zonas difíciles de acceder que dificultaban las labores para poner bajo control el fuego.

El incendio arrasaba con una reserva natural protegida de la segunda isla más grande de Grecia. Una enorme labor por parte de los bomberos logró evitar que se propagara a zonas habitadas, y algunos residentes de Makrimalli y Platanas, dos de los cuatro poblados que fueron evacuados en la víspera, comenzaron a regresar a sus hogares el miércoles por la tarde.

Siete aviones y siete helicópteros, así como dos aviones enviados desde Italia, combatían el incendio, concentrándose en zonas donde el acceso al espeso bosque de pinos, que tiene cañones, era complicado vía terrestre. Más de 250 bomberos, soldados y voluntarios luchaban contra las llamas que se desataron a las 3 de la madrugada el martes. La causa del incendio está siendo investigada.

Para la tarde del miércoles, había brotes de llamas en lo profundo del bosque y lejos de zonas habitadas. Los fuertes vientos que habían avivado el fuego el martes y llevado el humo hasta la capital griega de Atenas, ubicada a unos 70 kilómetros (47 millas) al sur, se apaciguaron, lo que provocó que las autoridades expresaran un cauteloso optimismo.

“Las cosas están mejor, pero... ningún exceso de confianza está permitido y pediría a todos a seguir con cuidado las órdenes e instrucciones de la autoridad de protección civil y del departamento de bomberos”, dijo el primer ministro Kyriakos Mitsotakis, durante una visita a la zona.

El primer ministro agradeció a los bomberos por su trabajo y señaló que se realizarían “intervenciones drásticas” en la manera en la que opera protección civil.

“Estoy satisfecho por el nivel de coordinación, pero hay otras cosas que necesitan hacerse”, comentó. “Sabemos que habrá incendios forestales. Serán parte, como siempre lo han sido, de nuestra vida diaria debido a que el cambio climático está repercutiendo en el sur de Europa”.

Las autoridades dijeron que aproximadamente 28 kilómetros cuadrados (2.800 hectáreas) se habían chamuscado para el mediodía el miércoles. Un bombero voluntario fue hospitalizado con quemaduras de segundo y tercer grado e iba a ser sometido a una cirugía el jueves, dijo Vassilis Kikilias, ministro de Salud, luego de realizar una visita a los heridos en el hospital. Agregó que el Estado cubriría todos sus gastos de rehabilitación.

  Comentarios