Sur de la Florida

Fallece Sue Miller, quien recaudó millones para United Way

Sue Miller (der.) con su hija Leslie Miller Saiontz en diciembre del 2004. Miller murió el martes de complicaciones de un cáncer en el cerebro.
Sue Miller (der.) con su hija Leslie Miller Saiontz en diciembre del 2004. Miller murió el martes de complicaciones de un cáncer en el cerebro. Miami Herald

Sue Miller pensó que había encontrado su nicho como vendedora de casas de Lennar Corp., la urbanizadora cofundada por su esposo Leonard.

Corría 1982 y Miller respondió el teléfono en su casa de Star Island en Miami Beach. La persona que la llamaba era un representante de la organización caritativa United Way. Miller ya había sido voluntaria, ¿pudiera dirigir ahora una campaña en Miami Miami Beach?

Miller, quien falleció el martes por la mañana a los 81 años de complicaciones de un cáncer en el cerebro, no sólo trabajaba de voluntaria mientras vendía viviendas y criaba a tres hijos, sino que elevó a un arte el concepto de la filantropía.

“Sue fue voluntaria en United Way durante 40 años. Empezó tocando de puerta en puerta en Miami Beach, invitando a la gente a donar dinero a United Way”, dijo Claudia Grillo, jefa de Operaciones de United Way de Miami-Dade. “Ella incorporó eso a crear lo que pensamos es el sistema mundial de United Way como el principal sistema de grandes donaciones en la organización. Eso fue lo que ella hizo por nosotros”.

Antes que Miller se hiciera cargo, la donación estándar a United Way era una deducción de nómina de $5. “La idea de hacer grandes donaciones era desconocida”, dijo Grillo.

Antes de Miller, el programa Tocqueville, formado por donantes que contribuyen al menos $10,000 anuales a United Way de Miami-Dade, no existía.

Miller dijo a sus colegas en United Way, entre ellos el presidente Harve Mogul, “$10,000 no es suficiente. Quiero donaciones de millones de dólares”, recordó Grillo.

“Y nuevamente fue la fuerza impulsora en la creación de la Million Dollar Roundtable, para donantes de más de $1 millón en Miami. Tenemos 67 donantes de $1 millón y todo se debe a su valor y agallas, de nunca aceptar ‘No’ como respuesta”, dijo Grillo. “Era capaz de manejar multitudes como nadie”, dijo David Lawrence Jr., ex editor del Miami Herald, de Miller en el 2002. En ese momento, Miller, y su ahora fallecido esposo, Leonard, fueron homenajeados por la Cámara de Comercio del Gran Miami con su premio Sand in My Shoes, el mayor honor de la organización por servicio destacado a la comunidad.

Gloria y Emilio Estefan, celebridades del mundo de la música pop, conocidos por saber manejar multitudes, abrieron su casa a sus vecinos, los Miller, para actividades de recaudación de fondos de United Way.

“Ella me ayudó mucho con las actividades de recaudación de fondos. Es una gran pérdida para nuestra ciudad”, dijo Emilio Estefan, quien dijo sentirse asombrado por la clase de que los Miller siempre hicieron gala y como lograron inculcarla a sus tres hijos.

Por ejemplo, uno de los hijos, Stuart Miller, presidente ejecutivo de Lennar, fue presidente del directorio de la Junta de Fideicomisarios de la Universidad de Miami y sirvió en muchas organizaciones, como Alonzo Mourning Charities y el Centro Juvenil de Overtown.

Los servicios fúnebres serán el domingo al mediodía en Temple Beth Sholom, 4144 Chase Ave., Miami Beach. Se pueden enviar donaciones al Sylvester Comprehensive Cancer Center en la Universidad de Miami.

A Sue Miller le sobreviven 11 nietos, cinco bisnietos y su hermana Jean.

  Comentarios