Sur de la Florida

Condenan a hombre de Miami por vender queso contaminado

Bandeja con una variedad de quesos y frutas preparada para una degustación de vinos en Coral Gables. Foto de archivo.
Bandeja con una variedad de quesos y frutas preparada para una degustación de vinos en Coral Gables. Foto de archivo. The Miami Herald

Un residente del Condado Miami-Dade ha sido condenado a un año y tres meses de cárcel luego de declararse culpable por haber distribuido queso contaminado con listeria en la instalación en Miami donde se procesaba y empacaba el producto, que se preparaba al estilo colombiano y nicaragüense.

Christian Rivas se declaró culpable el 2 de septiembre pasado, tras ser instruido de cargos en el Tribunal Federal de Miami el 9 de julio. El Nuevo Herald fue el primer medio en reportar el caso en agosto.


Rivas, dueño de la firma Oasis Brands, Inc., ubicada en Miami, aceptó su culpabilidad en el caso que lo vinculó al fraude por seguir entregando el queso contaminado a clientes aún después de haber sido notificado de no distribuir más el queso procesado y empacado de forma “adulterada" y con “listeria”, según un comunicado de la Fiscalía Federal emitido la noche del martes.

El mismo comunicado también dice que Oasis “preparaba, empacaba y mantenía el queso en condiciones insalubres”.

“La protección al consumidor es una alta prioridad para la Fiscalía de los Estados Unidos”, dice una declaración por escrito del Fiscal Federal en Miami Wifredo Ferrer. “Las autoridades del distrito sur de la Florida continuará colaborando con la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) para identificar para los fiscales casos en los que los consumidores quedan expuestos al riesgo de serio daño por ingerir alimentos contaminados comprados en los mercados que algunos suministran contaminados y lo ocultan”.

Por su parte, el agente especial a cargo de la oficina de investigaciones penales en Miami de la FDA, Justin D. Green, dijo en la misma declaración escrita de la Fiscalía que los consumidores confían en la FDA de que los alimentos que consumen son seguros y saludables.

“Vamos a continuar persiguiendo y trayendo ante la justicia a todos auqellos que pongan en riesgo la salud del público permitiendo que alimentos contaminados lleguen a los mercados”, dijo Green.


De acuerdo con registros de la corte, fue el Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor del estado de Virginia el primero en alertar a la FDA sobre el queso suministrado por Oasis a una tienda de comestibles que había sido inspeccionada al azar el 26 de julio del 2014. Los inspectores descubrieron que el queso que vendían estaba contaminado con listeria.

Una subsecuente inspección por parte de FDA a la instalación de Oasis en Miami donde se procesaba el queso reveló “numerosas fallas en el cumplimiento de las actuales prácticas de buena manufactura bajo los estandares federales”.

Tras la finalización de la primera inspección el 22 de agosto del 2014, Rivas llegó a un acuerdo con las autoridades para suspender el procesamiento del queso, contratar a un consultor para aconsejar a la compañía sobre cómo superar su insalubridad y parar la distribución del producto hasta que un laboratorio confirmara que los quesos elaborados por Oasis ya no estaban contaminados.


Entre el 7 de octubre y el 16 de diciembre del 2014, FDA realizó otra inspección de la instalación de Oasis y descubrió que una muestra tomada de uno de los quesos ahí almacenados estaba contaminada con listeria.

Los registros del tribunal muestran que Rivas había violado su acuerdo con FDA, al distribuir a clientes el producto que afirmaba estaba ya limpio de contaminación.

Rivas reanudó la distribución de los productos aún después de enterarse de que el laboratorio que había contratado había encontrado listeria en una muestra de queso.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

  Comentarios