Sur de la Florida

Dos se declaran inocentes en caso de armas a Venezuela

Agentes de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) revisan evidencia en la sede de una agencia en el Condado Miami-Dade. Foto de archivo
Agentes de la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) revisan evidencia en la sede de una agencia en el Condado Miami-Dade. Foto de archivo MIAMI HERALD

Dos hombres acusados de intentar enviar ocho pistolas y 23,500 cartuchos a Maracaibo, Venezuela, se declararon inocentes durante su comparecencia en la Corte Federal de Miami la semana pasada donde fueron instruidos de cargos, según registros del tribunal.


José Alexander Gutiérrez Morales y Alfredo Montilla Hernández comparecieron ante el magistrado de turno el dos de diciembre y exigieron ser enjuiciados para demostrar su inocencia, de acuerdo con el expediente del caso.

La instrucción de cargos marca un nuevo capitulo en el caso contra Montilla Hernández y Gutiérrez Morales, que se descubrió el pasado mes de abril cuando agentes aduanales en la zona de carga del Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) decidieron abrir un envío proveniente de Maracaibo que contenía cajas vacías para baterías de vehículos.

En octubre desarticularon un grupo en Miami que intentaba exportar ilegalmente a esa ciudad venezolana armas escondidas dentro de las cajas para baterías, según una denuncia penal presentada en la Corte Federal de Miami por un agente especial de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una unidad de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE).


El caso actual comenzó el pasado 16 de abril cuando un agente especial de HSI y agentes del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), asignados a la zona de carga de MIA, abrieron y revisaron el envío que venía de Maracaibo a una persona domiciliada en una dirección en Kendall sobre la cuadra 3800 de la Avenida 132 del suroeste, cerca del entronque de la autopista Turnpike y la Calle Bird Road.

Según la denuncia penal presentada por el agente especial de HSI, los agentes federales sospechaban que algo no andaba bien con el cargamento y decidieron monitorear su entrega.

Durante la investigación, que incluyó la vigilancia de la residencia donde se iba a entregar el cargamento de cajas vacías de baterías, los agentes observaron a varios sospechosos entrar y salir de la propiedad, de acuerdo con la denuncia penal del agente de HSI.


El 20 de octubre, dice el documento judicial, los investigadores observaron “aproximadamente a las 10:00 p.m. como dos de los sospechosos entraron a la propiedad de Kendall y entregaron varias pistolas”. Eventualmente, los sospechosos fueron vistos transportando de la propiedad a una firma de envíos cajas que contenían las armas y las municiones escondidas dentro de las cajas marcadas como baterías automotrices. Algunas de las cajas recibidas desde Venezuela contenían las armas y otras contenían baterías para autos, según la denuncia penal.

La persona que hizo el envío en Maracaibo fue identificado en la denuncia penal como Ender Soto. La denuncia penal no dice si Soto fue detenido ó interrogado y cuál es su rol en el caso. Tampoco se explica el objetivo del envío de armas a Venezuela, o por qué la persona en Maracaibo mandó cajas vacías, en lugar de que los presuntos cómplices aquí prepararan las cajas para el envío desde Miami.

La fecha del juicio aún no se ha fijado.


Los abogados de Montilla Hernández y Gutiérrez Morales no pudieron ser ubicados para que hicieran comentario.

Cuando surgió el asunto por primera vez en la Corte Federal el mes pasado, una vocera de HSI dijo que no podía hacer comentarios mientras el caso se estuviera ventilando en el tribunal.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

  Comentarios