Sur de la Florida

Voces de la Educación: Ser padres proactivos para lograr un futuro mejor

El comienzo de un nuevo año trae nuevos planes, expectativas y la oportunidad para iniciar el 2017 con una actitud positiva y siendo padres proactivos. Muchos padres cuentan que están continuamente reaccionando a los problemas y situaciones que se presentan con ellos mismos y sus hijos. ¿Por qué esperar a que se presenten los problemas? Los padres proactivos toman el control de su vida y la de sus hijos, saben decidir qué hacer en cada momento y sobre todo, se anticipan a los acontecimientos tomando acción para prevenir situaciones que pueden impactar negativamente el futuro de sus hijos.

Para lograr un futuro mejor, los padres tienen que comenzar a trabajar con sí mismos, con sus metas, con su actitud hacia la vida, hacia las personas y todo lo que los rodea. ¿Se han detenido a pensar en la visión de su vida y la de sus hijos? ¿Por qué no empezar con una lista haciéndose la siguiente pregunta?

¿Cómo deseo verme en la vida? Piense en su salud, la situación económica, la vida familiar, personal y profesional. Haga un listado de cómo se visualiza usted y como visualiza el futuro de sus hijos.

Tome el tiempo de escribir su visión. Los grandes logros no surgen sin pensar sobre ellos. Se debe de identificar intencionalmente como quieren ver sus vidas y cómo van a lograr esa visión. Al terminar de escribir su visión, debe de mantenerla en un lugar donde la pueda leer periódicamente y cada día hacer algo para alcanzarla.

La visión de la vida debe de ser compartida con sus hijos y deben de ayudarlos a que ellos hablen y escriban sobre su propia visión. El conocido autor Stephen Covey (1992), expresa que los niños con “imágenes de roles centrados en el futuro, se desempeñan mejor en la escuela y poseen una capacidad mayor para enfrentar los desafíos de la vida.”

Los padres proactivos deben de observar las siguientes sugerencias:

▪ Tener una actitud positiva, aún en los momentos más difíciles.

▪ Tomar el tiempo para meditar, planificar y saber lo que quiere para sí mismo y para su familia.

▪ Ayudar a sus hijos a escribir la visión de ellos mismos. Esta visión debe de incluir como se ven en su trayectoria educativa, en el contexto familiar, con sus amigos y en la sociedad.

▪ Revisar sus metas y darle seguimiento. Es bueno soñar y visualizar, pero hay que trabajar arduamente y diariamente hacia las metas para lograrlas.

▪ Estar consciente de su salud física y mental y la salud de sus hijos. Hacer los chequeos médicos y no esperar a que las enfermedades estén avanzadas.

▪ Observar a sus hijos diariamente para evitar posibles problemas. Revisar el progreso académico de sus hijos y tomar acción inmediatamente ante las primeras señales de dificultad académica o problemas de conducta.

▪ Comunicar sus inquietudes con el maestro de la escuela.

El mantener viva y activa su visión, les ayudará a lograr un futuro mejor. ¡Feliz año nuevo!

Marisel Elias-Miranda es consultora de temas educacionales

  Comentarios