Sur de la Florida

Video muestra primeros segundos de masacre en Aeropuerto de Fort Lauderdale

Esteban Santiago, el autor del tiroteo del aeropuerto de Fort Lauderdale, entra a la cárcel del condado Broward el viernes 06 de enero de 2017.
Esteban Santiago, el autor del tiroteo del aeropuerto de Fort Lauderdale, entra a la cárcel del condado Broward el viernes 06 de enero de 2017.

Los primeros segundos del video muestran una actividad de rutina en el aeropuerto: adultos y niños caminando cerca de los carruseles por donde sale el equipaje.

Pocos segundos después, un hombre joven vestido con una camiseta azul de mangas largas y un pantalón negro, se lleva la mano a la cintura, saca un arma y dispara varias veces. Luego, el tirador se aleja corriendo (ya no se ve en la imagen), mientras las personas que caminan detrás de él, conmocionados, corren y se tiran al piso.


Esos fueron los primeros 20 segundos del letal tiroteo del viernes, en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional Fort Lauderdale-Hollywood, de acuerdo con un video difundido la tarde del domingo por el sitio web de espectáculos TMZ. La publicación no dijo cómo obtuvo el video, pero las imágenes parecen ser de una cámara de vigilancia.

El presunto autor de la masacre, Esteban Santiago, de 26 años y quien nació en Nueva Jersey, asesinó a cinco personas en alrededor de un minuto y medio. Otras seis víctimas terminaron en el hospital, tres de ellas en condiciones críticas, según las autoridades.

Santiago, un veterano de la guerra de Irak de origen puertorriqueño, con trastornos mentales, fue arrestado por la Policía de Broward en el aeropuerto, menos de dos minutos después de los disparos. El sábado fue acusado por la Fiscalía Federal de Miami de cometer un acto de violencia en un aeropuerto y otros cargos, y probablemente enfrente la pena de muerte.


Al menos cuatro de las cinco víctimas mortales (identificadas por familiares) llegaron a Fort Lauderdale con planes de irse de vacaciones en cruceros y viajaban con sus parejas, quienes sobrevivieron.

El video de 20 segundos es el más reciente detalle que se hace público sobre la matanza. Mientras el Aeropuerto de Fort Lauderdale volvía a la normalidad el domingo y anunció que reabrió la Terminal 2, donde ocurrió la tragedia. En la mañana del domingo salió el primer vuelo desde esa terminal, aunque un área de la zona de reclamos de equipaje, continuaba cerrada mientras los investigadores seguían reuniendo evidencia.

Para agilizar las largas filas de personas esperando pasar por los controles de seguridad, la Administración de Seguridad de Transporte (TSA) permitió que los pasajeros pasaran por algunos controles sin quitarse los zapatos ni cinturones, y mantuvieran las computadoras portátiles en sus maletas de mano.

Otros cientos de personas que se quedaron varados en el aeropuerto por la balacera, todavía intentan recuperar sus pertenencias, de entre los más de 20,000 artículos que quedaron sin reclamar en medio del caos. Entre los objetos hay equipajes, celulares, computadoras y documentos de identificación.

Dan y Janice Kovacs y sus dos hijos, quienes pasaban por el control de seguridad del aeropuerto cuando comenzaron los disparos, dejaron atrás sus zapatos, billeteras, pasaportes y equipajes de mano mientras ellos corrieron con la multitud para ponerse a salvo.

“No tenemos documentos de identificación, no tenemos pasaportes ni dinero”, señaló el sábado por la tarde Janice, de 39 años, a AP. “Tuvimos que dejar nuestras cosas y correr”.

El domingo la administración del aeropuerto FLL anunció que una compañía privada había empezado el proceso de identificar a los propietarios de los artículos y devolverlos.


“En estos momentos [el Aeropuerto] trabaja para poder devolver los artículos abandonados en las terminales”, según un comunicado. “El Aeropuerto ha reunido más de 23,000 objetos, por lo tanto la distribución de ellos tomará algún tiempo”.

Las personas que necesiten información sobre sus pertenencias pueden visitar el sitio web www.broward.org o seguir la cuenta de Twitter del aeropuerto @FLLFLYER. Para cualquier otra información relacionada con el incidente, pueden llamar al 866-435-9355.

Este artículo fue complementado con información de la AP. El reportero del Miami Herald, Douglas Hanks, contribuyó con esta información.

Siga a Brenda Medina en Twitter: @BrendaMedinar

  Comentarios