Sur de la Florida

Autor de tiroteo en aeropuerto tenía problemas mentales, pero aún no hay vínculos aparentes con el terrorismo

Esteban Santiago, un ex militar, es el sospechoso de haber matado a cinco personas el viernes en el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale, al norte de Miami.
Esteban Santiago, un ex militar, es el sospechoso de haber matado a cinco personas el viernes en el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale, al norte de Miami.

Esteban Santiago, presunto autor del tiroteo en el Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood, dijo al FBI en Alaska hace dos meses que estaba escuchando voces que lo instaban a unirse a un grupo terrorista islámico, pero los agentes federales que analizan sus publicaciones en las redes sociales no han encontrado evidencia que vincule su acción mortal con el terrorismo.


Fuentes dijeron que desde que el joven de 26 años abrió fuego el viernes en el aeropuerto - matando a cinco personas e hiriendo a otras seis - los agentes no han descubierto información en Facebook y otros sitios en línea que sugiera que el veterano de guerra en Irak fue radicalizado por el Estado Islámico o cualquier otra organización terrorista.

En cambio, ha surgido un perfil de un veterano militar mentalmente perturbado que abordó un avión de Delta con un pasaje sin retorno de Anchorage vía Minneapolis a Fort Lauderdale para apuntar mortalmente a compañeros de viaje en un área de reclamo de equipaje. Los investigadores no tienen idea de por qué eligió a Fort Lauderdale como su objetivo.

Hasta ahora, Santiago parece diferir significativamente del retrato de “lobo solitario” de Omar Mateen, el pistolero del club nocturno de Orlando y quien estaba acosado por su propia mezcla volátil de problemas mentales y personales. Mateen, un guardia de seguridad de 29 años de Fort Pierce, aparentemente se auto-radicalizó. Proclamó una afinidad por los extremistas islámicos en junio, cuando mató a 49 personas e hirió a otros 53 en el peor tiroteo de la nación.


Sin embargo, el alguacil de Broward, Scott Israel, quien trabaja con el FBI en la investigación del tiroteo en el aeropuerto, señaló problemas de salud mental en lugar de cualquier conexión terrorista al evaluar qué motivó a Santiago.

“Algo tiene que cambiar”, dijo Israel el domingo en Channel 10. “A las personas que sufren de enfermedades mentales no se les debe permitir, en mi opinión, comprar o tener armas de fuego en cualquier momento”.

Santiago, acusado el sábado de los asesinatos, se presentará el lunes en la corte federal de Fort Lauderdale. El veterano del Ejército, que según los investigadores planeó y llevó a cabo el ataque por su cuenta, enfrenta una posible pena de muerte o cadena perpetua si es condenado.

  Comentarios