Sur de la Florida

Miles de ecuatorianos votan en Miami

Varios ecuatorianos votaron este domingo en la Universidad Albizu en Doral, Florida.
Varios ecuatorianos votaron este domingo en la Universidad Albizu en Doral, Florida. cjuste@miamiherald.com

Alejados geográficamente de su país, pero que llevan muy cerca en el corazón, los ecuatorianos del sur de Florida participaron el domingo desde Miami en los comicios presidenciales que definirán el futuro próximo de la nación, cifrando en el proceso electoral sus esperanzas e ilusiones en un mejor mañana para todo su pueblo.

“Estoy muy emocionada de participar en estas elecciones y de colaborar desde la distancia para que nuestro país pueda surgir y ser un Ecuador próspero”, dijo Maritza Arteaga, de 56 años y vecina de Sunrise, tras votar en la sede de la Universidad Albizu, en Doral. “También soy ciudadana americana, pero no pierdo mis raíces”.


Arteaga es una de 4,741 ecuatorianos registrados en el padrón electoral del sur de Florida, de los cuales se estima que aproximadamente unos 2,200 votaron en la contienda presidencial y parlamentaria, informó el cónsul de Ecuador en Miami, Eduardo Rivadeneira.

En la zona de Orlando están inscritos para votar otro millar de ecuatorianos. El conteo de las boletas se hace de forma manual y es supervisado por delegados de todos los partidos políticos para asegurar así la transparencia de los resultados.

“Es un proceso democrático que tenemos la bendición de que podemos ejercerlo en el extranjero”, señaló el diplomático al destacar ciertos contratiempos experimentados a lo largo de la jornada debido a la cantidad de personas que acudieron a votar sin haberse inscrito durante el plazo establecido. “Es una gran oportunidad para decidir el futuro del país”.


Ese futuro se debate entre la continuación del modelo socialista del presidente saliente Rafael Correa o el cambio con un giro a la derecha. Martha Vega, presidenta de la Liga Ecuatoriana de Florida, una organización de servicios comunitarios, sostiene que la colonia ecuatoriana en el estado, en su mayoría, se inclina a favor de los candidatos de la oposición.

“Todos necesitamos ver un cambio. El país ya está cansado de lo mismo y pensamos que dando una oportunidad a gente distinta, tendremos la oportunidad de que el país se gobierne de una forma justa y que cada ecuatoriano tenga libertad de expresión y los mismos derechos que nos han quitado en los últimos ocho años”, manifestó Vega.

En cambio, Marcel Perdomo, representante de ventas radicado en Miami desde hace 18 años, apoya al candidato oficialista Lenín Moreno, el favorito de la contienda. “Aunque ha habido actos bochornosos y errores en el gobierno, si uno pone las cosas en una balanza, las cosas positivas son desproporcionadas en relación con las negativas”, dijo, citando la mejoría en los derechos laborales y derechos humanos.


En Miami, subrayó Perdomo, “el apoyo es a la oposición porque el migrante promedio es de clase media y alta. Pero, para mí, un gobierno tiene que favorecer a la mayoría, y si la mayoría es pobre, hay que favorecer a los pobres”.

Con su llamada Revolución Ciudadana, Correa ha desarrollado la infraestructura pública y alcanzado otros logros sociales gracias a la bonanza petrolera. Sin embargo, sus críticos afirman que ha hundido al país en la deuda, vulnerado las libertades civiles y generado una ola de escándalos de corrupción.

Karyna Sánchez, asambleísta alterna del Parlamento ecuatoriano por la circunscripción de Estados Unidos y Canadá, presente el domingo en los comicios en Doral, alabó el proceso revolucionario de su partido “porque ha sido un proceso histórico, y por eso creo que muchos ecuatorianos quieren que continúe otros 10 años más para ver los verdaderos cambios en la justicia social”.


Esa visión no la comparte Guido De Luna, de 24 años, estudiante de Cine en la Miami International University of Art and Design. Es hijo del periodista Emilio Palacio, el ex director de las páginas editoriales del diario El Universo, condenado en Ecuador a tres años de cárcel por criticar al presidente Correa, mandatario responsable del deterioro de la libertad de prensa en el país andino, según la Sociedad Interamericana de Prensa.

Debido a los conflictos socioeconómicos y políticos en Ecuador en años recientes y gobiernos anteriores, la juventud ecuatoriana en Estados Unidos, especialmente los que vinieron en la niñez, “se americanizan y se olvidan de su país”, opinó De Luna, al percibir la poca presencia de jóvenes en el centro de votación. Él, por el contrario, no puede permanecer impávido. “Espero que salgamos de la crisis votando por la oposición”, auguró.

Siga a Daniel Shoer Roth en Twitter: @danielshoerroth

  Comentarios