Sur de la Florida

Salió al cine pero no volvió a casa, jovencita desaparece misteriosamente en Miami

Cuando Judith Lezcano despidió a su hija de 14 años, pensó que la adolescente pasaría la tarde del sábado viendo una película en el cine con unos amigos. Nunca se imaginó el calvario que ha vivido en los últimos cuatro días.

El paradero de Daniela Sagastume, de origen peruano, se desconoce desde entonces y su familia se encuentra desesperada por hallarla y saber si está bien. La adolescente sufre del trastorno de déficit de atención con hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés) y debe tomar sus medicinas regularmente dos veces al día.

De acuerdo a la familia, el sábado a media tarde, el padrastro de Sagastume la dejó con una joven y un muchacho —sus amigos— para que fueran al cine. Cuando después de las 8 p.m. la joven no regresó a la casa ni atendió el teléfono, se empezaron a preocupar hasta que llamaron a la policía.

Como la familia asegura que la policía de Miami-Dade no ha sido de mucha ayuda, a ellos les ha tocado seguir el rastro de lo que pudo haber hecho la adolescente después.

Según les dijo uno de los amigos con lo que Sagastume se quedó, los tres jóvenes nunca pensaban ir al cine, sino que se fueron de fiesta a South Beach. En algún momento de la noche, los tres jóvenes “se juntaron con un grupo de mujeres” y supuestamente la adolescente decidió quedarse con ellas por el resto de la noche.


Pasadas las 9 p.m., una mujer desconocida compró una caja de cerveza con una de las tarjetas de crédito de Judith Lezcano, que la adolescente tenía en su poder. La familia localizó esa tienda y obtuvieron el video de la cámara de seguridad, el cual han difundido con la esperanza de poder identificar a la mujer.

En el trascurso del domingo, un familiar recibió un mensaje de texto del celular de Daniela Sagastume que decía “estoy bien. Hice cosas anoche y tengo que pensar”.

Debido a este mensaje, la policía supuestamente le habría dicho a la familia que era claro que Sagastume estaba bien y solo estaba huyendo. Sin embargo, eso no ha aliviado la preocupación de su madre o de su hermana mayor, Deborah Ubillus. Ambas dijeron que no están seguras si realmente Daniela envió el mensaje y además, recalcaron que se trata de una joven de 14 años.


Su madre contó que Daniela ha estado pasando por una mala experiencia últimamente, con el diagnóstico de ADHD y porque había sido acosada por un hombre de 21 años que quería salir con ella.

Lezcano dijo que el hombre había estado amenazando a Daniela desde diciembre y hasta le había enviado videos de él teniendo relaciones sexuales con otras jóvenes, algunas supuestamente menores de edad.

Otra preocupación de la madre es que Daniela se haya ido con un “grupo de mujeres” que supuestamente hace un año le ofrecieron escaparse a Orlando para ser libres y ganar mucho dinero. “Tengo miedo que se haya juntado con esas mujeres”, dijo.


“Yo la amo y la estoy esperando. Todo va a estar bien”, fue el mensaje que Lezcano le quiere transmitir a su hija donde sea que se encuentra.

Se le ha pedido información a la policía de Miami-Dade sobre este caso, pero hasta el momento no han respondido.

Si tiene alguna información sobre el paradero de Sagastume o la ha visto en los últimos cinco días, su familia le ruegan que llame al 305-299-7625.

Siga a Johanna A. Álvarez en Twitter: @jalvarez8.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios