Sur de la Florida

Juego con arma cargada termina en tragedia

Brandon Velez
Brandon Velez

El miércoles por la tarde, en una casa del norte de Miami-Dade, dos jóvenes manipularon un arma cargada como si se tratase de un juguete y todo terminó en tragedia. Uno de los dos, Brandon Velez, de 19 años, terminó en la cárcel, en tanto el otro, perdió la vida de un disparo que le atravesó la cara y le salió por el cráneo, dijo la policía.

Bobby Duverny, de 20 años y residente de Miami-Dade, murió a alrededor de las 5:20 p.m. La policía de Miami-Dade arrestó a Velez, también residente de Miami-Dade, el jueves por la mañana, tras acusarlo de homicidio culposo con un arma de fuego.

Velez fue llevado a la cárcel Turner Guilford Knight (TGK), un lugar que conoce de otras detenciones. El año pasado, fue condenado a libertad provisional por hurto de auto y robo en gran cuantía.


El miércoles por la tarde, Velez y Duverny estaban en el dormitorio de la casa de una tercera persona, ubicada en el 14910 NW 9 court, cuando, según el reporte del arresto, comenzaron “a jugar con un arma cargada de una forma negligente, apuntándola uno al otro con irresponsabilidad y torpeza”.

Velez le apuntó con el arma a Duverny, que la agarró por el cañón y el arma se disparó.

Después que Duverny resultó baleado y cayó al suelo, el residente de la casa llamó al 911. Velez, de 6’1” y con un peso de 300 libras, escapó de la vivienda por la puerta trasera.


Poco después, la policía capturó a Velez en su casa, donde admitió su papel en la muerte de Duverny. Luego de decirle a los investigadores que había quemado la ropa que llevaba puesta y tirado el arma, terminó mostrándole la ropa incinerada y la pistola.

  Comentarios