Sur de la Florida

Alarmantes las cifras de choferes que se dan a la fuga en accidentes en la Florida

De izquierda a derecha, los familiares de Javier Prado: Rohan Prado (hijo), Jorge Prado (hermano), Irene Soso Dibrigida (madre), Tajir Prado (hijo) y Aisha Prado (hija), en Hialeah el 22. Prado fue atropellado por un automóvil cuyo conductor huyó del lugar. Días más tarde Prado murió en el hospital.
De izquierda a derecha, los familiares de Javier Prado: Rohan Prado (hijo), Jorge Prado (hermano), Irene Soso Dibrigida (madre), Tajir Prado (hijo) y Aisha Prado (hija), en Hialeah el 22. Prado fue atropellado por un automóvil cuyo conductor huyó del lugar. Días más tarde Prado murió en el hospital. rkoltun@miamiherald.com

Javier Prado trató de detener una pelea en el estacionamiento de una plaza comercial en Hialeah el mes pasado. Pero su buena acción terminó en tragedia cuando un automóvil repentinamente se abalanzó sobre el lugar y atropelló a Prado, hiriéndole gravemente. Días más tarde murió en el hospital.

El conductor huyó, pero fue capturado después e identificado por las autoridades como Michael Delgado. La familia de Prado está pidiendo ayuda para cubrir los gastos del hospital y del funeral tras la tragedia del 26 de enero.


Siete días más tarde, el 4 de febrero, una camioneta que no respetó la luz roja, se estrelló contra un coche en la esquina de la calle 7 del suroeste y la avenida 17, y debido al impacto, un bebé de 22 días de nacido salió expulsado del auto y fue hospitalizado con lesiones graves. El conductor de la furgoneta huyó y la policía de Miami lo está buscando.

Un tercer caso ocurrió el día de Año Nuevo en Weston, en el Condado Broward, al norte de Miami, cuando Christopher Mohr murió atropellado mientras viajaba en su bicicleta en la ciclovía de la carretera estatal 84. Mohr fue atropellado por un vehículo blanco que se dio a la fuga.

Los casos son los más recientes en un número creciente de accidentes donde los conductores se dan a la fuga. Cifras publicadas en febrero por la Patrulla de Caminos de la Florida (FHP, por sus siglas en inglés) muestran un número cada vez mayor de tales accidentes en el estado. En 2013, hubo 78,661 accidentes en los que el conductor huyó; en 2014, 85,241; en 2015, 94,456; y en 2016, 99,004.


Las estadísticas estatales de FHP no incluyeron un desglose de las cifras entre el 2013 y el 2016 para cada uno de los 67 condados de la Florida, pero muestran que Miami-Dade en el 2016 tuvo el mayor número de tales accidentes: 19,087. El siguiente condado después de Miami-Dade fue Broward con 11,993; el tercero, Palm Beach con 7,694

Los otros condados con números significativos son también zonas metropolitanas urbanas tales como Orange, que incluye Orlando, con 7,343; Duval, alrededor de Jacksonville, con 7,123; y Hillsborough, que incluye Tampa, 5,285.

Mientras que el número de accidentes con fuga de conductor ha aumentado, el número de incidentes mortales por lo mismo ha disminuido, según estadísticas de FHP.

En el 2015, por ejemplo, hubo 198 muertes en accidentes con fuga, pero el año pasado ese número bajó a 179. Además, Miami-Dade en el 2016 no estuvo a la cabeza en el número de muertes por accidentes con fuga. Hubo 20 episodios aquí en comparación con 21 en la zona urbana de Orlando, según las estadísticas de FHP.


Algunos expertos creen que el aumento en los accidentes con fuga se debe a que los conductores implicados están ebrios, o no tienen licencia de conducir válida. En muchos casos, los conductores sin licencia son inmigrantes indocumentados.

“Muchos inmigrantes que no tienen estatus no pueden obtener licencia de conducir o seguro del auto, pero tienen que manejar para ir a trabajar, y si tienen un accidente, no se quedan en el lugar por temor a ser detenidos y deportados”, dijo Francisco Portillo, presidente de la organización que defiende los derechos de los inmigrantes en Miami, Organización Hondureña Francisco Morazán.

Prado, que fue atropellado en Hialeah, murió el 16 de febrero. Ifeyinwa Ibeabuchi, la prometida de Prado, dijo que la familia estima que necesita más de $30,000 para cubrir los gastos hospitalarios y del funeral.


“Necesitamos que la comunidad nos ayude”, dijo Ibeabuchi, nacida aquí de padre nigeriano y madre estadounidense. Prado también había nacido en EEUU, de madre venezolana y padre cubano, dijo Ibeabuchi.

Prado se convirtió en una víctima más de los accidentes con fuga, según la policía, cuando fue atropellado cerca de la esquina de la calle West 70 y la avenida 12 de Hialeah alrededor de las 9:30 p.m. del 26 de enero.

Según las autoridades, varias personas peleaban en un estacionamiento de una plaza comercial de Hialeah. Por su parte, Prado se dirigía al lugar para tratar de detener el altercado cuando Michael Delgado, el acusado, se lanzó en su coche contra el grupo, atropellando a la victíma. Prado empujó a un lado a su hijo Rohan, de 20 años, salvándolo así de ser atropellado, dijo Ibeabuchi.

Delgado fue acusado de intento de homicidio en segundo grado, agresión agravada con un arma mortal y robo, según registros de la cárcel del condado de Miami-Dade. Aunque logró salir bajo fianza inicialmente, fue detenido nuevamente el 17 de febrero después de que Prado muriera. Los cargos fueron modificados a homicidio en segundo grado.


En cuanto al conductor de la furgoneta que huyó en el incidente del 4 de febrero que involucró al bebé, la policía de Miami distribuyó una foto del vehículo que podría ayudar a identificar al responsable.

Era una furgoneta blanca Ford Econoline, posiblemente de modelo entre el 2004 y el 2007, con daños en la parte delantera y una plataforma de elevación en la parte trasera.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

La reportera de el Nuevo Herald Johanna Álvarez y el reportero del Miami Herald David J. Neal contribuyeron a este artículo

La familia de Javier Prado necesita ayuda financiaera para sufragar gastos médicos y de la funeraria. Han establecido sitios donde se puede hacer contribuciones en linea: gofund.me/a-life-for-a-life y giveforward/The Prado Family

  Comentarios