Sur de la Florida

Hombre de Homestead acusado de robar y luego vender la mona de su vecina

Cuando Zoe cumplió un año, su madre invitó a todos sus amigos a una fiesta en el patio de un restaurante del área donde vive. La mujer decoró el espacio con globos rojos y blancos y ordenó una tarta de vainilla adornada con una foto de una mona.

Zoe, con un vestido rojo y blanco, se sentó en la cabecera de la mesa y fue el centro de atención de todo el mundo.

Zoe es una mona diminuta de la especie tití, oriunda de Brasil, y pesa menos de dos libras.

“Es como mi bebé”, dijo Vanessa Di Gennaro, que adoptó a Zoe cuando sólo tenía cuatro meses de un criador de Davie. La mantuvo debajo de su falda durante seis meses “porque los médicos no le podían regular la temperatura”.

Y ahora Zoe está desaparecida. Di Gennaro, que ha alimentado a Zoe con bananas maduras y le ha comprado ropa hecha especialmente para ella, dice que su vecino fue quien se la robó y la vendió por $900. La policía acusó al vecino de robo.

“No quiero acusarlo. Solamente quiero que me devuelvan mi monita”, dijo Di Gennaro.


El viernes por la noche, Di Gennaro, que tiene ocho meses de embarazo, estaba limpiando su casa móvil, localizada en el Parque Aquarius Mobile Home en Homestead y sacó a Zoe amarrada con una correa.

Cuando terminó de limpiar, Di Gennaro salió de la casa y vio a la correa pero no a Zoe.

Di Gennaro pasó toda la mañana del sábado caminando por el barrio, gritando el nombre de Zoe y silbando.


Entregó volantes con la foto de Zoe donde ofrecía una recompensa de $1,000. Entonces recibió la llamada de una vecina que le decía que un vecino que vive en una casa del parque tenía a su bebé. Cuando fue a investigar, el vecino le dijo que no sabía de qué estaba hablando, dijo Di Gennaro.

Sin embargo, Di Gennaro logró conseguir un video que tomó la persona que vio a la monita en la casa móvil del hombre. Después que el hombre negó una y otra vez tener a Zoe, Di Gennaro llamó a la la policía de Homestead.

El domingo, la policía se presentó en la casa del hombre, Oscar Leiva, de 21 años, para hablar con él sobre la monita. Leiva le dijo a la policía que vio a Zoe en su cocina y que pensó que era una rata y la atrapó. Luego se dio cuenta de que era una mona y la metió en una jaula.


Según le contó a la policía, después se quedó dormido y la monita escapó, aunque la misma persona que le habló a Di Gennaro sobre el video le dijo a la policía que Leiva vendió a Zoe por $900.

Leiva fue arrestado y acusado de de robo en gran cuantía y hasta el momento está en la cárcel Turner Guilford Knight (TGK). Se le fijó una fianza de $5,000.

El arresto de Leiva no le ha dado tranquilidad a Di Gennaro. Por el contrario, dice estar preocupada de que la persona que tiene a Zoe no sepa como tratarla, y que tal vez incluso le dé alimentos que la intoxican, entre los que se encuentran la cebolla.


Di Gennaro dijo que está ofreciendo una recompensa de $2,000 por el regreso de Zoe. Las autoridades le piden a cualquier persona que tenga información sobre el paradero de la monita, que llame al teléfono 305-321-1123.

“No me importa cómo se la llevaron”, dijo. “Lo único que quiero es tenerla de regreso sana y salva”.

  Comentarios