Sur de la Florida

‘Dile sí al vestido’ llega a Miami para ayudar a cientos de estudiantes

Fernandina Bontemps no dejaba de sonreír y de verse en el espejo, luciendo un vestido strapless magenta al estilo imperial. “Me siento como una princesa”, exclamó llena de felicidad la joven de 18 años.

A su alrededor, decenas de muchachas emocionadas de edades similares revisaban los percheros repletos de vestidos de gala en diferentes tallas (hasta la 30), estilos y colores, así como los estantes llenos de zapatos de noche, joyas, carteras de mano y hasta bufandas de cachemir.

No se trataba de la venta especial de una tienda de ropa, sino una iniciativa social organizada por el popular programa de televisión Say Yes to the Dress (Dile sí al vestido) con el objetivo de aliviar a familias en los gastos asociados con la fiesta de graduación de los estudiantes.

Cerca de 200 alumnos con altos niveles académicos de las escuelas Booker T. Washington Senior High School, Homestead Senior High School, Hialeah Senior High School, y Nova High School, fueron seleccionados para participar en este evento que se realizó el martes en el Country Club de Coral Gables.

Aunque es la tercera vez que Miami se beneficia de la iniciativa del programa de la cadena TLC, este año fue la primera vez que los estudiantes varones fueron incluidos. En un área separada a las mujeres, los muchachos se probaban trajes y accesorios y posaban para fotografías con la misma emoción que las chicas.

Entre las estudiantes seleccionadas se encontraba Alejandra Arrazcaeta, de la secundaria Homestead y que tiene seis meses de haber llegado a Miami de Cuba.

Arrazcaeta, quien escogió un vestido de dos piezas en blanco y negro, agradeció la oportunidad porque asegura que no hubiera recibido esta ayuda en la isla.

En el evento estuvo presente el conductor del programa Say Yes to the Dress: Atlanta, Monte Durham, quien les dio consejos de vestuario a cada uno de los estudiantes participantes.

Durham dijo a el Nuevo Herald que esta actividad le trae mucha satisfacción personal porque —cuenta— él mismo creció en un área de West Virginia con pocos recursos. “Entiendo y aplaudo el tratar de encontrar un atuendo perfecto bajo un presupuesto para ir al baile de graduación u otro evento social”.

Para el resto de las estudiantes que han iniciado la búsqueda por su vestido para la fiesta mejor conocida como prom, Durham indicó que pueden buscar en las tiendas Macy's algunos de los 20 diseños, que estarán identificados con una etiqueta que dice Say Yes to the Prom (Dile sí a la graduación).

Asimismo, el especialista aconsejó a las estudiantes a seleccionar vestidos de dos piezas, sin mucho escote y colores plateados que van con la tendencia de la moda en el momento para estas fiestas. Y, ¿qué se debe evitar? Según Durham, las prendas apretadas.

Del programa social se beneficiarán cerca de mil estudiantes de Los Ángeles, Nueva York, Chicago, Miami y Silver Springs (Maryland). Este no solo consiste en ayudar a los estudiantes a seleccionar la vestimenta para la fiesta de graduación, sino también para recibir enseñanza gratuita para obtener un título de Asociado en el Miami Dade College (MDC) con la beca American Dream.

Un programa especial sobre las dificultades de los casi mil estudiantes seleccionados para este año se transmitirá por TLC el sábado 1 de abril y en OWN: Oprah Winfrey Network el lunes 3 de abril.

Siga a Johanna A. Álvarez en Twitter: @jalvarez8.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios