Sur de la Florida

Teatro Buendía revive a Santa Teresa de Ávila

La actriz y directora cubana Flora Lauten (centro) durante un ensayo de drama ‘Éxtasis’ junto al elenco de Teatro Buendía. Desde izq.: Daniel Lana, Elbita y Jorge Enrique Caballero.
La actriz y directora cubana Flora Lauten (centro) durante un ensayo de drama ‘Éxtasis’ junto al elenco de Teatro Buendía. Desde izq.: Daniel Lana, Elbita y Jorge Enrique Caballero. rkoltun@miamiherald.com

Teatro Buendía, una de las agrupaciones habaneras más reconocidas en los últimos 30 años dentro y fuera de la isla, cerrará la primera edición de Casandra, Festival Internacional de Teatro dedicado a la Mujer, con el estreno en Miami de Éxtasis.

El drama original de Eduardo Manet y Raquel Carrió ocupará el escenario del Koubek Center del Miami Dade College este domingo a las 5 p.m..

La obra revela las relaciones entre Santa Teresa de Ávila (1515- 1582), fundadora de la orden de las Carmelitas Descalzas, y varios personajes de su época y del presente.

“Santa Teresa fue una transgresora que a lo largo de su vida experimentó todas las emociones posibles que pudiera vivir un ser humano”, explicó la directora y actriz Flora Lauten, tras señalar que el texto aborda, entre otros temas, “el temor a la muerte, el ansia de vivir, los sueños, la necesidad de conocimiento y la rebeldía”.

La agrupación cubana estrenará ‘Éxtasis’, un drama sobre Santa Teresa de Ávila, la fundadora de la orden de las Carmelitas Descalzas

Durante la entrevista con el Nuevo Herald, la actriz de 75 de años afirmó que “la obra sostiene que la vida es un acto de fe en todas sus manifestaciones, y este principio atañe al público de Miami como al de cualquier lugar del mundo”.

El elenco está integrado por Daniel Lana, Jorge Enrique Caballero, Elbita, la pianista Jomary Hechevarría y la propia Lauten, quien regresó a las tablas, luego de tres décadas, para “exorcizar la tristeza y la soledad” por la pérdida de su madre.

En cuanto a la relación de Éxtasis con el resto de los montajes del Buendía, la directora dijo que la austeridad de recursos y el despliegue de la imaginación son los elementos más comunes, “pero lo más importante es que el espectáculo refleja la voluntad del artista de seguir creando espacios a contrapelo de los obstáculos”.

El espectáculo refleja la voluntad del artista de seguir creando espacios a contrapelo de los obstáculos

Flora Lauten, actriz y directora

Lauten recordó que la idea del proyecto surgió tras un intercambio epistolar con el escritor, dramaturgo y cineasta cubano francés Eduardo Manet, residente en París, quien le mostró las cartas de Santa Teresa de Ávila, y no tardó en enviarle el primer boceto de la obra, en el 2015.

“Tuvimos la oportunidad de contar con la colaboración de Manet, que regresó a Cuba, después de muchos años, para trabajar con nuestro equipo”, dijo Lauten, quien luego de ganar tablas en varias agrupaciones cubanas durante varios años, en 1985 fundó Teatro Buendía con actores graduados del Instituto Superior de Arte.

El repertorio de la compañía incluye versiones libres de La tempestad (William Shakespeare), La cándida Eréndira y su abuela desalmada (Gabriel García Márquez), Las bacantes (Eurípides) y Electra Garrigó (Virgilio Piñera), de la dramaturga Raquel Carrió, entre una veintena de títulos.

Desde su creación, Buendía ha desarrollado paralelamente la producción de espectáculos y la investigación sobre las tradiciones culturales en América Latina y El Caribe.

En Cuba se está viviendo una etapa llena de contradicciones que obliga a los artistas a sostener un diálogo profundo con la realidad y reflejarla en nuestros espectáculos

Flora Lauten, actriz y directora

Al referirse a las tendencias actuales de la escena cubana Lauten afirmó que “lo interesante de este momento es que predomina la diversidad en los temas, los tratamientos y los estilos, sin abandonar la visión crítica y profunda de la realidad”.

“Mi obligación como artista es cuestionar la realidad. Esa es una de las razones para permanecer en mi país”, enfatizó la directora. “Yo sigo trabajando mientras la fuerzas me lo permitan sin detenerme a pensar si puede haber censura”.

Lauten afirmó que “en Cuba se está viviendo una etapa llena de contradicciones tanto en el terreno económico, político como social”. Lo que “obliga a los artistas a sostener un diálogo profundo con la realidad y reflejarla en nuestros espectáculos”.

Mi obligación como artista es cuestionar la realidad. Esa es una de las razones para permanecer en mi país

Flora Lauten, actriz y directora

En cuanto al impacto que ha tenido el restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos en la esfera cultural de la isla, la directora señaló que algunos artistas lo ven como una manera de profundizar mucho más en los vínculos entre ambos países.

“En el caso del Buendía llevamos años asistiendo a los festivales y sosteniendo un intercambio cultural con universidades de Estados Unidos, que esperamos siga creciendo”, dijo Lauten, tras argumentar que “la gente en Cuba está concentrada en el diario vivir y todavía no tiene suficiente acceso a la Internet como para seguir la política de Donald Trump”.

¿Cuál es su legado como artista?

“Yo digo lo mismo que Santa Teresa de Ávila, lo que importa es fundar, ese es mi mejor legado”, concluyó la directora.

Casandra, Festival Internacional de Teatro dedicado a la Mujer. Koubek Center del Miami Dade College. 2705 SW 3 St. Domingo 5, 5 p.m. Informes: 786-261-6774 o www.elingenioteatro.com

Siga a Arturo Arias-Polo: @arturoariaspolo

  Comentarios