Sur de la Florida

Disney tiene una lista de empleados ‘tóxicos’. ¿Discriminación o represalia?

Getty Images

En los últimos dos años, la empresa Disney ha sido demandada en varias ocasiones, por supuesta discriminación y represalias en contra de empleados, específicamente de Seguridad. Una querella fue resuelta en su contra y siguen tres casos pendientes.

Uno de los casos fue emprendido por la trabajadora de origen haitiano Camelia Joseph, quien ganó el juicio en 2015. “Trabajé en Disney por 20 años. Después obtuve mi máster en gerencia de seguridad. Cada vez que ellos tenían una posición abierta siempre ‘apliqué’. La mayor parte de las veces ni siquiera me llamaban”, indicó en entrevista para el Nuevo Herald.

Otros tres casos en proceso son los interpuestos por Xonia Book, Dustin Hollenbec –quienes todavía trabajan para Disney– y Nabil Bormoi, despedido en 2013.


El 3 de noviembre de 2016, en la fase de deposiciones de cara al juicio de Book contra Disney, que se efectuará el año entrante tras haber sido admitido por la Corte del Noveno Circuito Judicial, Melissa Merklinger, la directora de Seguridad de Disney durante los últimos cuatro años, admitió bajo juramento que existe en la compañía un documento sobre “empleados tóxicos”.

El Nuevo Herald consultó a la empresa de entretenimiento, vía email, para saber su posición al respecto. Jacquee Wahler, portavoz de Walt Disney World Resort, señaló: “Nosotros tenemos un riguroso proceso implementado para revisar de manera independiente y a profundidad cualquier asunto en el lugar de trabajo. Estas demandas carecen de base y no tienen mérito”.

Los demandantes intentan hacer que tal documento sea hecho público por Disney. El abogado de Xonia Book, Jerry Girley, también fue el representante legal de Camelia Joseph y precisó que la cifra de personas que estaría en esa lista, es incierta. “Lo sabremos con mayor certeza, si entregan el documento”.


“Tuvimos a la directora de Seguridad de Disney en esta oficina y bajo juramento reconoció y testificó que Disney tiene una lista llamada “los empleados tóxicos”. Hemos exigido que presenten ese documento. Puede haber 10, 100 o 1,000 personas en esa lista y todos ellos potencialmente pudieran iniciar una denuncia, porque la ley dice que eso no lo debes hacer”, indicó Girley.

“Si tu nombre está en esta lista y estás tratando de conseguir un trabajo en otro departamento en esa misma compañía, van a decir que no te pueden contratar y nunca vas a saber por qué. Te dirán que decidieron ir en otra dirección y nunca te dirán por qué, pero la realidad es que están marginando a esa persona”, comentó el abogado.

Según sus historias, Disney los dejó al margen de ascensos, promociones o crecimiento, por razones ajenas a sus méritos profesionales o a su rendimiento laboral.

Xonia Book: preparación, sí; ascensos, no

Nació en Bogotá, Colombia, y se juramentó como ciudadana norteamericana hace más de 30 años. En 1995 llegó a Orlando, Florida, con sus dos hijos, tras divorciarse. “Yo no hablaba casi nada de inglés en aquel tiempo, pero fuimos a las instalaciones de reclutamiento para personal de Disney con un curriculum vitae que mi hijo Julio me ayudó a escribir en inglés. Me ofrecieron trabajo de empleada doméstica o de servicio, el cual acepté por los beneficios que ofrecían”.

Trabajó como empleada de servicio en el Hotel Contemporary por seis meses. Con sobre tiempo –alcanzaba más de 80 horas semanales–, alternaba como ayudante en el departamento de floristería de Disney. Luego cambió varias veces de departamento, a llevar comida a las habitaciones, a las tiendas de los parques y hoteles, luego en decoraciones de vitrinas en Magic Kingdom, en venta de tickets y finalmente, después del ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001, pidió una transferencia a Seguridad, que urgía personal.


“Después de ser entrevistada dos veces por el departamento de reclutamiento y otra vez por el departamento de Recursos Humanos, entendieron que mi acento es fuerte porque el segundo idioma en mi cerebro es alemán. Decidieron darme la oportunidad de trabajar en el departamento de Seguridad el 2 de diciembre de 2001. Mi primer jefe fue el señor Pete Schmal, quien me recomendó para diferentes proyectos con sus jefes, los cuales ignoraban sus recomendaciones sin decirle la razón”, aseveró.

Schmal le sugirió tomar el reto de hacer una carrera universitaria para competir en el mismo nivel de otros candidatos. Lo hizo, y se graduó con honores en la Florida Metropolitan University FMU, en Homeland Security/Counter-Terrorism. “He sido víctima del trato desigual, como por ejemplo, siendo yo la primera ciudadana civil en Estados Unidos que obtuvo el título en la carrera de Homeland Security, con reconocimiento escrito por el presidente George W. Bush y la primera dama Laura Bush por mi logro, esfuerzo y méritos, aun así el departamento de Seguridad en Disney me niega igualdad en oportunidades laborales”, dijo.

“He sido testigo de injustos despidos, injustas degradaciones, como también he sido testigo de injustos no merecidos ascensos, al igual que he sido testigo de la protección que el departamento de Seguridad le da a empleados sin escrúpulos que escriben falsos reportes”, afirma Book, quien irá a juicio contra Disney el año entrante.

Dustin Hollenbec: ‘Tuve una diana en mi espalda’

Dustin Hollenbec también irá a juicio contra Disney en 2018. Comenzó labores con Disney en 2009 y se convirtió en investigador. Indicó que su problema surgió luego de que se negara a levantar un reporte en contra de Xonia Book, a solicitud de su jefa. “Completé mi reporte. Decía que Xonia estaba cumpliendo con sus obligaciones. Me pidieron que repitiera mi reporte, me dijeron que encontrara algo. Y yo les volví a decir que no había nada”.

“Desde ese momento, en que no quise alterar el reporte, tuve una diana en mi espalda. Entonces constantemente tuve reprimendas por cosas que nunca sucedieron Y les pregunté a mi supervisor que si tenía una diana en mi espalda, porque constantemente recibía reprimendas por cosas que nunca han sucedido. Y él me dijo: ‘Sí, la tienes’. Fui degradado”, indica.


Hollenbec indicó que intentó encontrar un trabajo en la Oficina del Sheriff en el Condado de Orange, pero que, luego de una solicitud exitosa que le tomó nueve meses, no obtuvo el puesto, porque Disney le habría dado información falsa a la Oficina del Sheriff, sobre una supuesta falta cometida en la empresa de entretenimiento. “Esa reprimenda no estaba en ninguna parte de mi récord”, manifestó.

“Sí, ellos tienen una lista llamada “tóxica” donde colocan a las personas que no son de su agrado. Básicamente esa lista de nombres se le envía a los investigadores y gerentes, indicándoles que deben mantener un ojo sobre ellos para que puedan añadir algo para deshacerse de ellos. Esta lista es únicamente del departamento de Seguridad, no sé de ningún otro documento en otras secciones”, precisó Hollenbec, quien añadió: “Han desarrollado un sistema en el que si los retas, si te les opones, ellos te ponen una diana. Si no haces lo que ellos te piden, ellos harán todo lo que esté en su poder para deshacerse de ti”.

Nabil Bormoi: ‘Discriminado por mi religión’

Nabil Bormoi tiene 37 años de edad y es oriundo de Marruecos. Está en Estados Unidos desde 2007 y es ciudadano norteamericano desde septiembre de 2013. Comenzó a trabajar en Disney en marzo del 2008 como oficial de seguridad, y nueve meses después aplicó y obtuvo el puesto de oficial encubierto, labor que ejercició desde 2009 hasta 2013, cuando fue despedido.


“Solía trabajar como agente encubierto y si usted ve los reportes, ellos siempre están pendientes de elaborar perfiles, por ejemplo a cualquier musulmán que entra usando velos, se le sigue. Musulmanes con barba o que parezcan del Oriente Medio, o que estén tomando fotos, se les sigue en el parque. Si los ven rezando también los siguen. Eso se supone que no debe suceder, pero pasa. Si ven a una persona negra entrar a una tienda, siempre asumen que son ladrones de tiendas. Eso está en los reportes”, indica.

Bormoi indicó que en una oportunidad consultó por qué no era ascendido, como ocurría con otros, pero no encontró respuesta. Señala que habría sido sometido a un ambiente hostil de trabajo por su lugar de origen y su religión.

  Comentarios