Sur de la Florida

Miami Beach todavía tiene preguntas pendientes sobre robo de $3.6 millones

Edificio del Ayuntamiento de Miami Beach.
Edificio del Ayuntamiento de Miami Beach.

Unos tres meses después de que se revelara que alguien había saqueado una de las cuentas de banco de la Ciudad de Miami Beach y extraído unos $3.6 millones, la Ciudad todavía no tiene muchas respuestas concretas sobre cómo sucedió, y no tiene ninguna sobre quién lo hizo.

El dinero fue sacado de la cuenta de la Ciudad en SunTrust por medio de pagos automáticos no autorizados durante un plazo de seis meses, pero el robo no fue detectado hasta diciembre. Residentes de Miami Beach quedaron atónitos al enterarse de que habían robado una cantidad tan grande de los fondos de los contribuyentes antes de que nadie se diera cuenta.

La administración anunció que ha recuperado hasta el momento $1.1 millones, después de una pesquisa al respecto del Miami Herald. Eso representa alrededor de $400,000 más desde principios de enero.

“Algunos de los fondos se han recuperado a través de la reversión de las transferencias electrónicas de fondos, y otros se han recuperado por medio de la identificación de efectivo y/o activos a través de la investigación criminal”, dijo Melissa Berthier, vocera de Miami Beach.

Eso quiere decir que todavía faltan alrededor de $2.5 millones. En enero, el administrador de la Ciudad Jimmy Morales dijo a los comisionados que él había entregado nombres de personas sospechosas a las autoridades. El martes, la policía de Miami Beach confirmó que no se había hecho arresto alguno hasta el momento, pero no quiso dar más detalles porque la policía y el FBI están investigando todavía.

Morales escribió el martes en un memorándum a la Comisión de la Ciudad que dos firmas de consultoría financiera están pasando revista a los controles y procedimientos internos del Departamento de Finanzas. El alcance de una auditoría financiera anual fue expandido para evaluar el manejo del dinero por parte del Departamento.

Luego que el robo saliera a la luz, dos empleados del Departamento de Finanzas fueron obligados a renunciar. Morales dijo que ellos debieron haber notado las transferencias no autorizadas. Allison Williams, quien era directora de finanzas en ese entonces, se destituyó a sí misma antes de que Morales nombraba al ex director de presupuesto John Woodruff como el nuevo director de finanzas de la Ciudad.

Morales escribió que dos puestos de analista financiero fueron creados en base a recomendaciones de una de las firmas de consultoría financiera. Los puestos todavía no han sido cubiertos.

Agregó que es posible que recomiende que se tomen medidas legales si no se recupera el resto de los fondos robados.

“Aunque tenemos la esperanza de recuperar por completo los fondos robados, estamos trabajando conjuntamente con la oficina del abogado de la Ciudad y con consejeros legales independientes para identificar todas las posibles medidas legales a tomar en el caso de que nos quede una disparidad”, escribió Morales. “Evidentemente, tenemos toda la intención de resolver cualquier tipo de problemas de este tipo con todas las partes involucradas, pero vamos a estar preparados para tomar medidas más enérgicas de ser necesario”.

Joey Flechas: 305-376-3602, @joeflech

  Comentarios