Sur de la Florida

Aprueban primera prueba de prótesis de mano que restaura el sentido del tacto

Aprueban primera prueba de prótesis de mano que restaura el sentido del tacto

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó realizar la primera prueba en humanos de una prótesis de mano que estimula el sistema nervioso, sistema desarrollado en la Universidad Intern
Up Next
La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó realizar la primera prueba en humanos de una prótesis de mano que estimula el sistema nervioso, sistema desarrollado en la Universidad Intern

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó realizar la primera prueba en humanos de una prótesis de mano que estimula el sistema nervioso, sistema desarrollado en la Universidad Internacional de Florida (FIU).

Con esta protésis las personas con extremidades superiores amputadas están un paso más cerca de agarrar exitosamente objetos delicados, tales como una galleta o un huevo, y una de las ventajas es que ha sido diseñada para restaurar sensaciones.

La mano artificial fue desarrollada en FIU, mediante el trabajo de Ranu Jung, decana interina de la Faculad de Ingeniería y Computación y su equipo del “Adaptive Neural Systems Laboratory”.


“Este sistema está destinado a restaurar el sentido del tacto y apertura que permitiría a los usuarios distinguir, precisamente, el tamaño y la fragilidad de los diversos objetos”, dijo Jung, miembro del grupo de eruditos Wallace H. Coulter en ingeniería biomédica.

“Las prótesis que existen hoy en día hacen difícil la manipulación de objetos delicados y pequeños, porque los amputados no los sienten”, indicó Jung, cuya tecnología, un sistema de habilitación neurológica para una prótesis de mano, estimula nervios en el brazo para proveer a la persona la sensación de que está usando la mano protésica.

“El sistema refleja el esfuerzo colaborativo de un equipo durante casi una década. Por primera vez, amputados serán capaces de utilizar un sistema de mano protésica sensorial, totalmente implantable, para las actividades diarias y los investigadores serán capaces de evaluar el impacto clínico de largo plazo de su uso en ambientes del mundo real”, dijo Jung.


De manera similar a un marcapasos, el sistema trabaja enviando pequeños impulsos eléctricos a nervios específicos del brazo. Cables tan delgados como una hebra del cabello son colocados dentro del nervio y son conectados a un estimulador eléctrico.

Los sensores dispuestos en la prótesis envían señales de forma inalámbrica para el estimulador implantado, que luego provoca sensación mediante electrodos. Como resultado, la persona debe ser capaz de sentir su mano en la posición de apertura y luego los elementos del agarre, cuando la prótesis se encuentra con un objeto. Los participantes en el ensayo estarán capacitados para usar el sistema fuera del laboratorio.

Por el momento, el sistema no ha sido aprobado por la FDA para su distribución comercial en Estados Unidos, pero si esta prueba tiene éxto, Jung y su equipo planean continuar haciendo las prolongadas pruebas clínicas, en búsqueda de su aprobación.


El sistema podría ser interconectado con diferentes manos protésicas avanzadas que se están desarrollando comercialmente o bajo el apoyo del gobierno. Jung ha pasado la última década desarrollando el sistema, con la asistencia de la Asociación de Investigación de Bioingeniería de los institutos nacionales de salud, específicamente su Instituto Nacional de Imágenes Biomédicas y Bioingeniería (NIBIB), y el Instituto Nacional de Salud del Niño y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD).

“Este sistema único, que integra los esfuerzos a largo plazo de la academia y la industria, es un ejemplo de las asociaciones de bioingeniería que promovemos”, dijo Grace Peng, director de Programas de NIBIB.

Siga a León Hernández en Twitter: @El_Leon

  Comentarios