Sur de la Florida

Tener techo es casi un lujo para las familias de bajos ingresos en Miami

MCT

El rápido crecimiento de la población, una afluencia de residentes más ricos y la construcción de apartamentos y casas de lujo, están dejando a los pobres de Miami con pocas opciones de vivienda que puedan pagar, de acuerdo con un estudio publicado el jueves por el Urban Institute.

En Wynwood, por ejemplo, entre el 2000 y el 2015 la cantidad de casas rentadas por familias de medianos y bajos ingresos disminuyó de 38 por ciento a 20 por ciento, según el informe. Las personas de bajos ingresos han sido desplazadas por el encarecimiento del vecindario, que pasó de ser un barrio de clase obrera a un popular distrito de arte.

Ahora ese fenómeno se extiende hacia el vecino barrio de Allapattah, donde “los propietarios dijeron que los inversionistas de bienes raíces se les acercan a ofrecerles comprar sus casas y los inquilinos de la zona están preocupados de estar en riesgo de desplazamiento”, dice el informe, presentado durante un evento de la Cámara de Comercio del Gran Miami.

38a 20 por ciento entre el 2000 y el 2015, disminuyó la cantidad de viviendas en Wynwood rentadas por personas de bajos ingresos

“[Es] un patrón emergente en Miami”, agregan los investigadores.

Los analistas señalaron que mientras los urbanizadores tienen una influencia “tremenda” en cuanto a la conversación sobre vivienda asequible, los grupos comunitarios están mayormente ausentes de ese dialogo.

En ese sentido, el informe señaló la “necesidad de una mayor conciencia pública sobre por qué el mantenimiento y la creación de vivienda para las personas de bajos y medianos ingresos es importante para la comunidad, así como los beneficios de otras soluciones políticas”.

“Para asegurar viviendas asequibles y para satisfacer las necesidades de los urbanizadores, el condado y la ciudad deben mejorar los incentivos para los urbanizadores de una manera que asegure la creación y conservación de viviendas de calidad a bajo costo”, concluye el informe.

La mayoría de los residentes de bajos y medianos ingresos de Miami viven en downtown, West Flagler, Flagami, Allapattah y La Pequeña Habana

Según el reporte, la mayoría de los residentes de bajos y medianos ingresos de Miami vive en downtown, West Flagler, Flagami, Allapattah y La Pequeña Habana, los barrios más densos de Miami. Pero, según el informe, la carga del costo de renta ha aumentado por todo el condado Miami-Dade.

En el año 2000, el 27 por ciento de las familias de bajos y medianos ingresos gastaron más del 30 por ciento de sus ingresos en vivienda. Para el año 2015 ese grupo aumento a 75 por ciento. En Coral Way, el downtown, Edgewater y West Flagler, más de 8 de cada 10 inquilinos de bajos y medianos ingresos pagan más del 30 por ciento en vivienda.

Estas tendencias afectan especialmente a las familias de bajos ingresos que ganan demasiado para ser elegibles para subsidios de vivienda, pero ganan muy poco para llevar el ritmo del aumento de los precios de las casas y apartamentos.

El informe también resaltó los obstáculos de un lento proceso de permisos para la construcción y el desarrollo, y la necesidad de transporte público.

“Sin suficiente trasporte público en vecindarios de bajos y medianos ingresos, la combinación de costos de vivienda y de transporte representan una carga tremenda para las familias pobres”, según el estudio.

Siga a Brenda Medina en Twitter: @BrendaMedinar

  Comentarios