Sur de la Florida

Informes de ICE sobre santuarios enojan a jefes de policía en Florida

Teresa Sarmiento, de 85 años, y su hijo Miguel, protestan junto con otros manifestantes frente al Broward Transitional Center en enero contra la política de Inmigración del presidente Donald Trump.
Teresa Sarmiento, de 85 años, y su hijo Miguel, protestan junto con otros manifestantes frente al Broward Transitional Center en enero contra la política de Inmigración del presidente Donald Trump. cjuste@miamiherald.com

El presidente Donald Trump y sus colaboradores han encontrado una forma de llamar la atención incómodamente a las llamadas ciudades o comunidades “santuario” que se niegan a colaborar con las autoridades de inmigración, cuando estas intentan detener y deportar a extranjeros bajo custodia de la policía local.

La nueva táctica se centra en las comunidades “santuario” que se rehúsan a cumplir con las solicitudes de inmigración, más conocidas como detainers, para retener a reclusos extranjeros en las cárceles locales, aún si un juez les otorga fianza. Es del agrado de los partidarios de Trump, pero ha enfurecido a algunos jefes de policía en la Florida que piensan que los detainers violan la ley porque chocan con la autoridad de los jueces para otorgar fianza o desechar cargos.

Durante las últimas tres semanas, la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) ha divulgado un reporte semanal resaltando la posición de comunidades “santuario” que se niegan a cumplir con los detainers.

El propósito de los informes semanales, requeridos por Trump en su orden ejecutiva del 25 de enero, es poner de relieve las acciones de las comunidades “santuario”, cuyas políticas impiden que funcionarios encargados de hacer cumplir la ley o de las cárceles locales entreguen a los extranjeros detenidos que ICE solicita.

El informe se publicará semanalmente con una lista de acciones criminales cometidas por extranjeros,

orden ejecutiva del presidente Donald Trump

Los detainers son formularios que ICE entrega a las autoridades, principalmente a los reclusorios locales, solicitando que extranjeros arrestados por delitos y que los agentes migratorios consideran deportables sean retenidos al menos 48 horas, eximiendo los fines de semana y días feriados, para que los funcionarios federales puedan ir a recogerlos y llevarlos a un centro de detención para inmigrantes donde aguardarían su posible deportación.

“Para informar mejor al público sobre las amenazas a la seguridad pública asociadas a las jurisdicciones santuario, el Secretario del Departamento de Seguridad Interna utilizará el Informe que se publicará semanalmente con una lista completa de las acciones criminales cometidas por extranjeros que cualquier jurisdicción ignoró o no cumplió”, dice la orden de Trump.

Desde entonces, ICE ha emitido tres informes – el más reciente la semana pasada. El primero cubrió el período del 28 de enero al tres de febrero; el segundo del cuatro al 10 de febrero y el tercero del 11 al 17 de febrero.

Varias cárceles del condado y departamentos de policía de la Florida, Texas y otros estados han cuestionado la necesidad de divulgar estos reportes que, dicen estos funcionarios, no dan cuenta con precisión las razones por las cuales no cumplen con los detainers. No es que no quieran colaborar con ICE, dicen estos funcionarios, la realidad es que los detainers entran en conflicto con la Constitución y los fallos de los jueces locales que otorgan fianza o desechan cargos.

“La Oficina del Sheriff (alguacil) de Broward cumple con las leyes federales de inmigración", dijo Keyla Concepción, vocera del departamento policial del condado Broward conocido como BSO.

Esto es muy desalentador y debe ser resuelto de inmediato,

Asociación de Sheriffs de la Florida

En su correo electrónico a El Nuevo Herald, Concepción incluyó el memorando de un abogado de BSO que dice que obediencia ciega a los detainers podría violar los derechos constitucionales de los acusados.

Por separado, la Asociación de Alguaciles de la Florida (FSA, por sus siglas en inglés) emitió su declaración repitiendo el mismo concepto y expresando ira contra ICE.

“Esto es un problema muy desalentador que necesita ser resuelto de inmediato”, dijo el alguacil Jerry Demings, presidente de la FSA y alguacil del condado Orange, incluye a Orlando.

Los extranjeros considerados “deportables” por ICE son todos aquellos inmigrantes que sean culpables de un delito, acusados ​​de un delito o que han cometido un delito.

El formato de los informes hace difícil determinar qué comunidades son las más reacias a cumplir con los detainers.

Total de 8,776 detainers emitidos entre enero 28 y febrero 17

En el primer informe, por ejemplo, el condado Clark que incluye a Las Vegas, Nevada, aparece como “no cooperativo” y que recibió la mayoría de los detainers entre el 28 de enero y el tres de febrero: un total de 51. Pero en el segundo informe del período entre el cuatro y 10 de febrero, fue Los Ángeles, California, que aparece con el mayor número de detainers: 162. El tercer informe dice que fue la cárcel del condado Los Ángeles-Twin Tower la que tuvo el número más alto: 78.

Sin embargo, ninguna de estas comunidades aparece como el lugar que ha rechazado el mayor número de detainers.

Durante el periodo del 28 de enero al tres de febrero, según el primer informe, ICE emitió un total de 3,083 detainers en todo el país. El segundo del cuatro al 10 de febrero mostró un total de 2,825 emitidos a nivel nacional. El tercer reporte del 11 al 17 de febrero mostró 2,868 emitidos en todo el país.

Condados, comunidades y reclusorios de la Florida figuran en los informes semanales, pero no entre las jurisdicciones con el mayor número de detainers emitidos o rechazados.

En el primer informe, los condados en la Florida que se incluyeron fueron Broward y Marion. Los informes subsecuentes pusieron de relieve el condado St. Lucie, el condado Orange, así como a Broward y Marion nuevamente.

Miami-Dade no aparece en los informes, aunque previamente rechazó detainers.

Poco después que Trump firmó su orden ejecutiva, el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, ordenó que las cárceles del condado volvieran a cumplir con todos los detainers, convirtiéndose en la primera comunidad importante del país en dar marcha atrás con la política anterior.

Trump mismo aclamó la decisión de Giménez en uno de sus famosos tuits.

“El alcalde de Miami-Dade abandona la política santuario”, escribió Trump el 26 de enero. “Buena decisión. ¡Fuerte!”

Lo más llamativo del primer informe fue la cárcel del condado Travis, en Texas, porque contenía al menos 128 detainers rechazados.

Informes de prensa en Austin citaban una supuesta conversación entre un funcionario de ICE y un juez en la que el agente de ICE habría advertido que su agencia estaba planeando operaciones para detener a inmigrantes como represalia por los númerosos rechazos de detainers por parte del condado. ICE ha negado tal versión.

Las localidades de la Florida mencionadas en el primer informe son la cárcel del condado Broward y la cárcel del condado Marion, con un detainer rechazado cada una. El segundo informe no mencionó a estas comunidades, pero el tercero lo hizo con un detainer más rechazado por Broward en el período entre el 11 al 17 de febrero.

Los detainers rechazados por Broward eran para un guatemalteco y un hondureño. El guatemalteco había sido arrestado por una falta de comparecencia en la corte no especificada y el hondureño por una acusación de agresión.

En la cárcel del condado Marion, los rechazos involucraron a un venezolano arrestado por una infracción de tráfico no especificada y dos mexicanos, uno por perjurio y el otro por una infracción de tráfico.

En tanto, la Asociación de Alguaciles de la Florida (FSA) emitió su declaración la semana pasada expresando frustración con los reportes de ICE.

“Los tribunales y la ley prohíben que los alguaciles retengan a las personas en la cárcel basándose sólo en el recibo de estos formularios”, dice el comunicado de la FSA.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

  Comentarios