Sur de la Florida

Millones recopilan documentos para evitar la deportación en Miami

Roberto Fernández y su esposa Sulma Fernandez de Honduras muestran documentos personales para demostrar que califican para indulto de Obama.
Roberto Fernández y su esposa Sulma Fernandez de Honduras muestran documentos personales para demostrar que califican para indulto de Obama. el Nuevo Herald

Roberto Fernández, gerente de control de calidad de una compañía en Miami, y su esposa Sulma, están recopilando miles de facturas de electricidad y teléfono, así como documentos de identidad, tales como certificados de nacimiento y pasaportes.

Rosa Cruz, cocinera del Café con Kanella Cafetería Latina, está haciendo lo mismo: reuniendo documentos, como recibos del alquiler de apartamentos, tarjetas de identidad y pasaportes.

El matrimonio Fernández y Cruz está entre los más de cuatro millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos que actualmente están reuniendo documentos personales que les puedan ayudar a sustentar solicitudes al programa de protección contra la deportación que el presidente Barack Obama anunció el pasado 20 de noviembre.

Aunque el polémico programa ahora está en suspenso debido a un fallo adverso por parte de una corte federal en Brownsville, Texas, muchos inmigrantes indocumentados continúan recopilando documentos que las autoridades federales dicen que van a necesitar para tener derecho al programa de Obama que ofrece una protección contra la deportación, renovable cada tres años.

Están siguiendo el consejo de activistas que defienden los derechos de los inmigrantes y del propio presidente Obama, quien dijo durante una visita a Miami el 25 de febrero, que a pesar de la medida cautelar del juez, aquellos que planean solicitar la protección deben tener los documentos listos porque cree que eventualmente los tribunales apoyarán su programa.

“Lo que las personas que calificarían para las acciones ejecutivas deberían estar haciendo es recopilando sus papeles, asegurándose de que pueden demostrar que han sido residentes de muchos años en Estados Unidos”, dijo Obama durante su comparecencia en la Universidad Internacional de la Florida (FIU). “Deberían estar asegurándose de que tienen los documentos para que cuando hayamos arreglado todos los problemas legales y el proceso de solicitud esté listo, entonces ustedes también estén listos”.

Obama agregó que los abogados del gobierno tienen confianza en que prevalecerían en el recurso de apelación contra la decisión del juez de Brownsville. El jueves, el Departamento de Justicia apeló formalmente la decisión del juez y pidió que se levante la suspensión mientras se considera la apelación.

Por cierto, los papeles que muchos inmigrantes indocumentados están reuniendo actualmente son un componente clave de la decisión del juez en contra del programa presidencial. En su decisión del 16 de febrero el juez de Brownsville, Andrew Hanen, explicó que falló en contra del plan de Obama porque llegó a la conclusión de que el Presidente no tiene autoridad para otorgar beneficios de inmigración a los inmigrantes indocumentados que de lo contrario estarían sujetos a la deportación.

En otras palabras, Hanen sugiere en su opinión, la acción ejecutiva del presidente Barack Obama habría estado correcta si se hubiera limitado a aplazar la deportación de inmigrantes indocumentados. Pero Obama se excedió en su autoridad cuando prometió conceder a los indocumentados permisos de trabajo, tarjetas del Seguro Social e indultos de deportación renovables cada tres años.

Hanen explica la teoría legal que apuntala su fallo en el siguiente pasaje de su opinión escrita:

“En lugar de simplemente negarse a hacer cumplir lo que exige la ley de inmigración en cuanto a los inmigrantes, el Departamento de Seguridad Interna (DHS) ha promulgado un programa de amplio alcance que otorga presencia legal a individuos que el Congreso ha considerado deportables , así como la habilidad de obtener números del Seguro Social, permisos de trabajo, y la posibilidad de viajar”.

Bajo el programa de Obama, más de cuatro millones de inmigrantes indocumentados podrían solicitar los indultos de deportación si pueden probar a las autoridades de inmigración de que sus hijos son ciudadanos estadounidenses o residentes y que han estado viviendo aquí desde el 1ro de enero del 2010.

El programa también cubre a ciertos extranjeros traídos por sus padres a Estados Unidos ilegalmente antes de que cumplieran los 16 años y que han estado aquí de forma continua desde el 1º de enero del 2010. Esta representa una expansión del programa anunciado en el 2012 para los jóvenes indocumentados conocidos como “Dreamers”.

En Miami, varios inmigrantes indocumentados dijeron en entrevistas que estaban reuniendo documentos personales para demostrar que califican para el programa.

Fernández y su esposa Sulma, quienes llegaron de Honduras con visas de visitantes en el 2000, y se quedaron, dijeron que tienen miles de recibos que muestran que han pagado alquiler de apartamentos, la electricidad, y el teléfono desde entonces.

También tienen sus pagos de impuestos y sus pasaportes hondureños que muestran las fechas de entrada. La pareja también tiene el certificado de nacimiento y pasaporte estadounidense de Kevin Fernández, su hijo de 11 años de edad, que nació en Miami.

“Vinimos aquí en busca de una vida mejor”, dijo Sulma. “Hicimos nuestra vida aquí”.

Cruz dijo que tiene una tarjeta de identidad de El Salvador y su pasaporte para demostrar su identidad, más recibos que demuestran que ha estado aquí desde el 2001.

Lo que es quizás más importante, Cruz puede demostrar que tiene un hijo estadounidense, José Manuel Rosales, que nació en Miami en el 2005.

Varios grupos que defienden los derechos de los inmigrantes realizan periódicamente reuniones públicas para asesorar a los indocumentados sobre que papeles deben tener para solicitar la protección contra la deportación. Por ejemplo, la Organización Hondureña Francisco Morazán celebra reuniones semanales los domingos a partir del mediodía en su sede en Miami, 757 de la 27 avenida del noroeste, Suite 207 .

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios