Sur de la Florida

Tabacos que unen dos mundos

WLRN

Las gemelas Yvonne e Ivette Rodríguez con cigarros de lujo de la línea ‘Tres Lindas Cubanas Cigars’ que crearon hace dos años.
Las gemelas Yvonne e Ivette Rodríguez con cigarros de lujo de la línea ‘Tres Lindas Cubanas Cigars’ que crearon hace dos años. WLRN

Yvette Rodríguez disfruta uno de sus tabacos con un vaso de bourbon en Brickell Cigar Co., justo en los límites del barrio de La Pequeña Habana en Miami donde ella creció.

Brickell Cigar fue la primera tienda que vendió la línea de tabacos de lujo que ella comenzó hace dos años con su hermana gemela, Yvonne, llamada Tres Lindas Cubanas Cigars.

Yvette explica los nombres de los tres tabacos principales que ofrece la compañía,

“La Negrita, La Mulata y nuestra Clarita”, dijo, señalando las cajas colocadas a lo largo de una pared rojo ladrillo.

Para Yvonne e Yvette, su línea de tabacos es más que una empresa de negocios; es una manera inesperada de hablar sobre el tema de la raza en la cultura cubana, y de su experiencia de ser cubanas y negras.

Los padres de Yvonne e Yvette nacieron en Cuba, donde la población afrocubana es grande. Pero las hermanas nacieron y se criaron en Miami en una comunidad cubana que es predominantemente blanca.

“Nos fue difícil definir qué éramos”, afirmó Yvonne, exhalando una nube de humo de un tabaco Tres Lindas Cubanas.

En la escuela, contó ella, la mayoría de sus amigos pensaban que todos los cubanos eran blancos. Cuando las veían a ella y a Yvette con su tez café oscuro y su cabello rizado, se sentían confundidos.

Ellos asumían que uno de los padres de las gemelas tenía que haber sido afroamericano.

“No hubo muchos exiliados afroamericanos que vinieran a Miami en ese entonces, de modo que lo mejor es que los informemos”, dijo Yvonne entre sorbos de whisky. “No somos mitad nada. Somos cubanas negras, sabes”.

Yvette Rodríguez agrega que incluso los cubanos de Miami se confunden a veces.

“Ellos saben que existen cubanos negros que hablan español”, dijo. Pero de todos modos se sorprenden cuando conocen a Yvette e Yvonne.

“Yo les digo: ‘Buenos días’”, dijo Yvette. “Y se quedan: ‘Oh, ¿habla español?’”.

La hermana dijo que en vez de sentirse frustradas por las reacciones que encuentran casi a diario — mujeres negras que hablan español sin problemas — decidieron celebrar los estereotipos de la raza en Cuba a través de algo muy cubano: el tabaco.

Su abuela, Esperanza González, o Wezee (sonido de silbido pulmonar) como la llamaban las gemelas, quien fumaba tabaco, ayudó a inspirar Tres Lindas Cubanas Cigars.

“A ella le encantaba fumar tabacos”, dijo Yvette. “Mi mamá detestaba eso”.

González vino sin parar de fumar desde La Habana a La Pequeña Habana en 1969. Ella era de piel muy clara; la gente creía que era blanca.

Su color de piel inspiró a las hermanas el tabaco “la Clarita”, el más claro de los tres. Pero Yvonne e Yvette son de piel mucho más oscura, de ahí el tabaco “la Negrita”.

Las hermanas dijeron que, aunque no era evidente que González era negra, ella se identificaba a sí misma como negra y enseñó a sus nietas gemelas a celebrar su aspecto.

“Ella decía siempre: ‘Nosotras las negras tenemos que hacer esto y aquello y lo de más allá”, dijo Yvette. “A una niña de cinco años la confundía mucho verla decir ‘Nosotras las negras’, cuando ella era blanca… Fue una lección muy buena”.

El nombre del tercer tabaco, “la Mulata”, representa todos los matices de piel entre las gemelas y su abuela.

Yvonne dijo que, cuando la gente habla del color de la piel, tienden a marcar estereotipos negativos.

Ella dijo que puede haber connotaciones negativas a ser llamada “negra” y “prieta”, pero cuando ella y su hermana usaron “la Negrita” para su tabaco, ellas están celebrando los aspectos positivos de ser prieta.

“Cuando se piensa en una negra fuerte, ella es una líder. Ella es la más fuerte. Por eso es que nuestra mezcla madura es la más fuerte”, afirmó Yvonne.

Pero Yvonne e Yvette no querían que su marca reflejara sólo su raza.

Ellas también buscaron una manera de anunciar su legado cubano.

De modo que, aunque los nombres de los tabacos se ocupan de estereotipos raciales, el nombre de su compañía — Tres Lindas Cubanas Cigars —rinde homenaje a Cuba y a una vieja canción cubana de ese nombre.

“Es como un himno cubano”, dijo Yvette. “Cuando se escucha la canción, la mujer cubana se levanta”.

  Comentarios