Sur de la Florida

Marco Rubio quiere vender la casa que compró junto a David Rivera

El senador Marco Rubio está vendiendo la casa de Tallahassee de la que es propietario con un viejo amigo, y los demócratas quieren ayudarlo a encontrar un comprador.

El Comité Nacional Demócrata creó en forma de broma una publicación en Craiglist el lunes después que Politico informó que Rubio y el ex representante David Rivera pusieron en venta la casa de tres dormitorios y dos baños por $125,000. En el 2005, ambos la compraron por $135,000, cuando eran legisladores estatales y vivían juntos.

“Mi copropietario, David Rivera, está muy ocupado en estos momentos por una investigación sobre ética y yo he estado pasando mucho tiempo en New Hampshire and Iowa”, se lee en el anuncio, como si hubiera sido escrito por Rubio. “Estoy contemplando establecerme en Washington, D.C. de forma permanente, de modo que la casa está a la venta”.

Luego vienen algunas alusiones a la política de Rubio. “Buenos senderos para correr en el área (Los he usado para trotar. Sólo hace falta doblar bien a la derecha y seguir corriendo)”.

El hecho de que ya no comparte una propiedad con Rivera podría ayudar a Rubio en momentos en que se prepara a aspirar como candidato presidencial republicano. La casa se le convirtió en un dolor de cabeza en el 2010, cuando un banco inició los trámites de ejecución hipotecaria luego que él y Rivera no pagaron la hipoteca durante cinco meses, si bien el caso se solucionó rápidamente. Con anterioridad Rubio y Rivera han tratado de salir de la casa, pero sin éxito.

En una alusión a los actuales problemas personales y de campaña de Rivera el Partido Demócrata de la Florida publicó el lunes una graciosa nota de prensa —diseñada como un letrero de “Se vende” y donde aparece el número de teléfono de la oficina de Rubio en Washington— y mencionando las “comodidades” de la casa.

Una de ellas dice: “Tiene trituradora de papel industrial”.

Y otra: “Gruesas persianas de ventana para alejar a los reporteros curiosos y asegurar que el interior se mantenga tan oscuro como el ocupante”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios