Sur de la Florida

Presidente de Honduras ofrece apoyo al TPS en Miami

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se toma un ‘selfie’ el miércoles en Miami con los líderes comunitarios hondureños, Héctor (izq.) y Marcos Ayala (der.), tras sostener una reunión sobre el TPS.
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se toma un ‘selfie’ el miércoles en Miami con los líderes comunitarios hondureños, Héctor (izq.) y Marcos Ayala (der.), tras sostener una reunión sobre el TPS. pportal@miamiherald.com

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, declaró el miércoles, antes de reunirse con líderes comunitarios hondureños de todo el país, su intención de solicitar formalmente a Estados Unidos continuar el programa de Estatus de Protección Temporal (TPS) que se vence en enero próximo para miles de ciudadanos indocumentados de esa nación centroamericana.

“En los últimos 18 años, los hondureños con TPS se han integrado a la sociedad estadounidense, creado empresas y criando hijos americanos”, dijo Hernández en un comunicado emitido a los medios de comunicación antes de la reunión en el consulado de su país en Doral. “Continuaremos nuestros mejores esfuerzos para obtener la renovación del TPS para ellos”.

El comunicado, distribuido por el sistema de publicidad y mercadeo PRNewswire, decía también que Hernández presentaría su petición al vicepresidente estadounidense Mike Pence y a los secretarios de Estado, Rex Tillerson, y Sde eguridad Interna, John Kelly, durante la cumbre centroamericana que comienza este jueves en la Universidad Internacional de la Florida (FIU).

La declaración de Hernández eleva el perfil de la campaña de líderes comunitarios centroamericanos en favor de la continuación del programa TPS que la administración del presidente Donald Trump ha indicado querer terminar.

Aunque líderes comunitarios hondureños en la reunión aplaudieron la presencia de Hernández y su apoyo a continuar el TPS, precisamente lo que dijo el Presidente dijo no se pudo conocer porque los empleados del Consulado no permitieron que los reporteros presenciaran el evento. Hernández luego tampoco habló con los reporteros, a pesar de que inicialmente habían dicho que contestaría preguntas sobre el TPS en una rueda de prensa.

De todas maneras, la declaración por escrito de Hernández también confirmó la promesa de los líderes comunitarios centroamericanos de que se reunirían con los presidentes de Honduras y El Salvador para solicitarles su apoyo para la campaña en favor del TPS.

Portillo aunó sus esfuerzos con líderes de las comunidades de inmigrantes haitianoa, nicaragüenses y salvadoreñas.

El programa actualmente beneficia a 380,700 nacionales de El Salvador, Haití, Honduras, y Nicaragua – que de otra manera revertirían a su condición de indocumentados sujetos a deportación.

El TPS es un beneficio migratorio otorgado principalmente a extranjeros que se encuentran en los Estados Unidos de países que sufren alguna crisis, desastre o tragedia que dificulta el regreso de visitantes o indocumentados.

Hay extrema ansiedad entre haitianos y centroamericanos que se benefician del TPS debido a que recientemente el secretario Kelly anunció su intención de dar por terminado el programa para los 58,700 haitianos que se han beneficiado de este desde el 2010 cuando un terremoto devastó partes de la capital Port-au-Prince.

Por ende, los centroamericanos temen que el TPS para 86,000 hondureños, 6,000 nicaragüenses y 230,000 salvadoreños tampoco sea extendido.

El TPS para hondureños y nicaragüenses vence en enero y para los salvadoreños en marzo.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

  Comentarios