Sur de la Florida

Miami: acusan de narcotráfico a paraguayo vinculado a terroristas de Hezbolá

Ali Issa Chamas, de nacionalidad paraguaya, está acusado de conspirar para exportar grandes cantidades de cocaína a Estados Unidos y tiene vínculos con el grupo terrorista Hezbolá.
Ali Issa Chamas, de nacionalidad paraguaya, está acusado de conspirar para exportar grandes cantidades de cocaína a Estados Unidos y tiene vínculos con el grupo terrorista Hezbolá.

Un hombre de nacionalidad paraguaya acusado de conspirar para exportar grandes cantidades de cocaína a Estados Unidos se declaró inocente en una corte federal de Miami el lunes.

Sin embargo, lo que el cargo de conspiración en contra de Ali Issa Chamas no menciona es que está muy vinculado a una red de familiares y asociados que tienen estrechos vínculos con Hezbolá, la organización terrorista con sede en el Líbano que ha sido acusada de un sinfín de atentados y complots contra Israel y otros objetivos occidentales, según reportes publicados y expertos en terrorismo.

Chamas, de 36 años, es libanés, pero lleva 10 años viviendo en Paraguay, país que junto a Brasil y Argentina forma lo que se conoce como la Zona de las Tres Fronteras.

De acuerdo con las autoridades norteamericanas, se trata de una región donde han florecido gran variedad de empresas ilícitas como el narcotráfico y el lavado de dinero que durante mucho tiempo han funcionado como importantes recaudadores de fondos para Hezbollah.

En tanto Hezbollah ha evolucionado hasta convertirse en una influyente fuerza política en el Líbano, EEUU la considera una organización terrorista desde 1997.

Chamas fue arrestado por las autoridades paraguayas en agosto de 2016 en el aeropuerto internacional de Ciudad del Este por tratar de introducir al país 39 kilogramos de cocaína escondidos en 27 cajas de envoltura plástica.

Fue acusado en Miami por un jurado federal de instrucción de distribuir dicha cocaína a sabiendas de que entraría ilegalmente a Estados Unidos, según el encausamiento. Parte de la carga tenía como destinatarios a asociados de Chamas en Houston, aunque los estatutos antinarcóticos del país permiten que Chamas sea procesado en el sur de la Florida.

Las autoridades paraguayas extraditaron a Chamas a Miami a mediados de junio.

El abogado federal de oficio que representa a Chamas no respondió la solicitud que se le hizo para conocer qué tenía que decir. Chamas está preso en el Centro Federal de Detención en Miami en espera de juicio.

Un experto en contraterrorismo de la Fundación para la Defensa de la Democracia, organización sin fines de lucro con sede en Washington, D.C., dijo que la extradición de Chamas era un hecho importante, ya que demostraba que las autoridades estadounidenses de nuevo han enfocado su atención a la convulsa Zona de las Tres Fronteras.

“Durante largo tiempo, las autoridades paraguayas han negado constantemente la presencia de Hezbolá en su territorio”, dijo Emanuele Ottolenghi, miembro de la fundación . “Ahora se les está enviando un mensaje político de que tienen que cooperar más. Es un indicio de que hay un problema en la zona y que EEUU tiene que lidiar con él”, agregó Ottolenghi, quien en mayo testificó ante un Subcommité de Relaciones Exteriores del Senado.

La fundación de Ottolenghi, que se creó tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, se enfoca en la política exterior y la seguridad nacional.

Ottolenghi, ex conferencista de la Universidad Oxford, dijo que Hezbolá, con la ayuda de Irán, ha logrado integrarse en la sociedad paraguaya y en los otros países que integran la Zona de las Tres Fronteras, y en muchas ocasiones ha ayudado a carteles de la droga y a mafias locales a enviar cargamentos de drogas y otros tipos de contrabando a mercados en EEUU, Europa y otras partes del mundo.

El general John F. Kelly, ex comandante del Comando Sur con sede en Miami y en la actualidad secretario de Seguridad Territorial, declaró ante un comité del Congreso en el 2015 que Hezbolá depende del apoyo de la comunidad libanesa en Sudamérica para financiar ataques terroristas contra judíos, israelís y otros blancos occidentales.

  Comentarios