Sur de la Florida

Hombre que tumbaba mangos de un árbol en casa de Hialeah recibe fuerte descarga eléctrica

Un vecino reportó que alguien había sido electrocutado en la cuadra 1100 de la avenida 8 del este.
Un vecino reportó que alguien había sido electrocutado en la cuadra 1100 de la avenida 8 del este. Miami Herald

Un hombre de 25 años resultó gravemente lesionado el miércoles cuando cogía mangos de un árbol de la casa de su madre en Hialeah. Todo indica que el hombre recibió una descarga eléctrica de un cable, según la policía.

Poco después de las 3 p.m. del jueves, el número de emergencia 911 recibió una llamada donde se reportaba que alguien había sido electrocutado en la cuadra 1100 de la avenida 8 del este, dijo el sargento Carl Zogby, portavoz de la policía de Hialeah.

Cuando los rescatistas llegaron a la vivienda, encontraron a Jesús Manuel Borroto tirado en el suelo con un ataque cardíaco, apuntó Zogby.

“Los rescatistas lo atendieron y pudieron revivirlo en camino al hospital”, dijo Zogby. Borroto fue llevado al Centro de Traumatismos Ryder, del Hospital Jackson Memorial donde se informó que estaba grave.

Zogby dijo que al parecer el hombre tocó una línea eléctrica con una vara de acero con la que trataba de tumbar las frutas.

“Este tipo de accidente sucede frecuentemente”, dijo Zogby. “La gente tumba las frutas y sin darse cuenta toca un cable de alta tensión”.

El miércoles por la tarde, la empresa eléctrica FPL cortó la electricidad en parte de la calle, en tanto colocó un letrero de advertencia: “Trabajo en los árboles”.

Chris McGrath, portavoz de la FPL, dijo el propio miércoles: “Estamos pendientes del serio incidente que pasó esta tarde en Hialeah y estamos trabajando con las agencias locales para ayudarlas en la investigación de lo ocurrido”.

A pesar de las advertencias que año tras año hace la FPL, los accidentes relacionados con cables eléctricos suceden a menudo. En agosto de 2016, una mujer que estudiaba el comportamiento de los murciélagos en el Parque Estatal Jonathan Dickinson, ubicado en el Condado Martin, murió después que tocó una línea eléctrica con un poste donde tenía un nido, según reportó entonces el periódico Palm Beach Post .

En abril de 2016, Anthony Donahue, de 34 años, pereció electrocutado cuando podaba árboles en una barriada de Fort Lauderdale.

  Comentarios