Sur de la Florida

Sale bajo fianza el padre del niño hallado muerto en Hollywood

Nelson Osceola, de 24 años, asiste a una sesión sobre la custodia de sus dos hijos, al mismo tiempo que las autoridades investigan la muerte de su otro hijo, Ahziya.
Nelson Osceola, de 24 años, asiste a una sesión sobre la custodia de sus dos hijos, al mismo tiempo que las autoridades investigan la muerte de su otro hijo, Ahziya. Sun Sentinel

El padre del niño de 3 años de edad que fue encontrado muerto en el interior de una casa de Hollywood fue puesto en libertad el jueves en la mañana tras pagar una fianza de $50,000.

Nelson Osceola, de 25 años, salió de la cárcel principal del Condado Broward, escoltado por cuatro personas. No quiso dar ninguna declaración a los periodistas y en cambio respondió a las preguntas con algunos insultos. “Quítate de mi camino”, le dijo a un periodista.

La policía de Hollywood arrestó a Osceola el miércoles bajo cargos de negligencia infantil. La semana pasada los agentes encontraron sin vida a su pequeño hijo, Ahziya Osceola, con varias marcas y moretones en todo su cuerpo.

La madrastra del niño, Analiz Osceola, también fue detenida bajo cargos de homicidio agravado, negligencia infantil y por dar información falsa a las autoridades. El jueves en la mañana compareció ante el juez John Hurley, quien le impuso una fianza de $230,000. Ella permanece recluida.

En una conferencia de prensa el miércoles, el jefe de Policía de Hollywood, Frank Fernández, dio detalles la investigación del presunto homicidio.

“El niño soportó lo que parece ser una gran cantidad de dolor durante sus tres años de vida”, dijo Fernández.

Según el jefe de policía, el pequeño sufrió de heridas internas y externas. Su cadáver fue encontrado en una caja de unas 8 pulgadas de ancho, envuelta en varias bolsas de basura; la caja fue puesta en una parte oscura del cuarto de lavandería de la casa y cubierta con ropa para no ser detectada a la vista.

Fernández indicó que habían lesiones en el cuerpo del infante que parecían haber ocurrido con el tiempo.

“Ningún niño debería soportar el tipo de vida que le tocó al pequeño Ahziya”, agregó el oficial.

Durante las primeras etapas de la investigación, Analiz Osceola dijo a la policía que el pequeño Ahziya estaba desaparecido, y que también faltaban algunas de sus pertenencias y dinero de su cartera, lo que llevó a los investigadores a pensar que se trataba de un secuestro.

Una vez encontrado el cadáver del niño, las declaraciones de la mujer cambiaron y se tornaron contradictorias.

En un principio dijo que los moretones se debían a la “torpeza del niño”. Mas tarde dijo que ella había escondido el cuerpo del menor cuando lo encontró muerto en la habitación que compartían.

“Ella sabía que el niño estaba gravemente herido y que necesitaba atención médica, aún así no buscó ayuda”, dijo Fernández. “El niño recibió golpes traumáticos que dañaron su páncreas e hígado, lo que causó su deceso. Y cuando fue puesto en la caja, ya estaba muerto”.

En los informes del Departamento de Niños y Familia de Florida, habían varios reportes sometidos a la investigación de la Oficina de la Policía de Broward, que muestran que la familia de Ahziya ha sido investigada en repetidas ocasiones por los cuidados que le daban al menor y por posible maltrato infantil.

El pasado viernes, Analiz Osceola fue llevada a un hospital psiquiátrico para evaluar su estado mental.

El lunes, un jurado le prohibió a Nelson Osceola acercarse a sus otros hijos mientras se completa la investigación.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios