Sur de la Florida

Senadores de Florida llegan a compromiso sobre exámenes escolares

El nuevo FSA sustituye al viejo Florida Comprehensive Assessment Tests, FCATs. Foto de archivo.
El nuevo FSA sustituye al viejo Florida Comprehensive Assessment Tests, FCATs. Foto de archivo. Archivo Miami Herald

Los legisladores de la Florida tal vez hayan encontrado un punto común en el polémico tema de los exámenes escolares.

El miércoles un panel del Senado modificó un proyecto de ley con el fin de que los resultados de este año de los Exámenes de Evaluación de la Florida (FSA) no se utilicen para determinar si los estudiantes de tercer grado pueden pasar a cuarto grado, así como tampoco para decidir si los estudiantes de secundaria pueden o no graduarse hasta que se lleve a cabo una revisión independiente de las pruebas.

El objetivo de la enmienda es buscar un compromiso entre los legisladores republicanos que se comprometieron a no retractarse de su responsabilidad escolar, y los padres y educadores que pidieron una pausa mientras la Florida atraviesa una etapa de transición a las nuevas normas y evaluaciones académicas. La protesta de los padres y los educadores ha aumentado desde los problemas que surgieron en las pruebas de Escritura a través de la Internet a principios de este mes.

“Queremos hacer dos cosas”, dijo David Simmons, presidente del Comité de Reglas del Senado, y republicano por Altamonte Springs, quien propuso la enmienda. “Una es asegurarnos de que los estudiantes sean examinados pero sin llegar a exagerar, y también queremos que todos los instrumentos que se usen en las pruebas sean fiables y válidos”.

El cambio hizo que el Comité de Apropiaciones del Senado aprobara el proyecto de ley con una votación de 15-1. Sin embargo, la medida no fue aprobada por el Sindicato de Maestros ni por algunos padres, quienes dijeron que el nuevo documento debió evitar que las pruebas de este año se usaran para determinar el salario de los maestros y las calificaciones escolares.

“No parece que vaya a salvar a los estudiantes de las decisiones de importancia”, dijo Karen Effrem, de la Coalición de la Florida para Detener el Common Core.

El proyecto de ley (SB 616) busca restarle cierta importancia a los exámenes en las escuelas públicas. Con él se eliminaría la prueba de Inglés para el 11no. grado y también se acabaría con una exigencia que los sistemas escolares hagan exámenes finales en cada asignatura que no comprendan los Exámenes de Evaluación de la Florida.

Sin embargo, si la Cámara de la Florida, que aprobó la versión del proyecto de ley con una votación de 115-0 la semana pasada, aceptará o no el compromiso es algo que aún está por verse.

Steve Crisafulli, presidente de la Cámara y republicano por Merritt Island, ha dicho en repetidas ocasiones que no se retractará de su responsabilidad en la educación, un importante pilar del legado que dejó el probable candidato presidencial republicano y ex gobernador Jeb Bush.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios