Sur de la Florida

Buscan firmas de apoyo para impulsar alivio migratorio a venezolanos en EEUU

Venezolanos del sur de la Florida se manifestaron el sábado en Doral para apoyar a sus compatriotras ante la imposición de la Constituyente por parte del gobierno de Nicolas Maduro.
Venezolanos del sur de la Florida se manifestaron el sábado en Doral para apoyar a sus compatriotras ante la imposición de la Constituyente por parte del gobierno de Nicolas Maduro. rkoltun@miamiherald.com

Una agrupación gremial de abogados venezolanos licenciados en Estados Unidos alzó una contundente petición a la página web de la Casa Blanca el fin de semana en que solicita al presidente Donald Trump y al secretario del Departamento de Seguridad Nacional dar a los venezolanos el Estatus de Protección Temporal (TPS) debido al conflicto y la crisis humanitaria que impiden a los venezolanos regresar a su país de manera segura.

“La diáspora venezolana ha enriquecido y fortalecido nuestro país de manera inconmensurable. Es nuestra obligación moral respaldar a quienes se oponen a gobiernos comunistas, autoritarios y socialistas”, exhorta la solicitud presentada por la Asociación Venezolana-Americana de Abogados (VENAMBAR), con sede en Miami. “El Estatus de Protección Temporal existe para proveer un lugar seguro a aquellas personas renuentes a regresar a situaciones potencialmente peligrosas y para asistir a naciones que atraviesan condiciones extraordinarias y de carácter temporal y encaran dificultades para recibir a sus ciudadanos con seguridad”.

“Presidente Trump”, enfatiza la misiva, “con respeto le pedimos y le urgimos recomendar que Venezuela sea designada al Estatus de Protección Temporal”.


La Casa Blanca debe responder a las peticiones cuando estas alcanzan 100,000 firmas. De tal modo que los abogados han hecho un llamado a la comunidad venezolana para que apoyen la iniciativa. En ese caso, este beneficio provisional pudiera amparar a unos 150,000 venezolanos que viven en Estados Unidos, dijo Adriana Kostencki, presidenta de VENAMBAR.

La petición, empero, se presenta en momentos en que el gobierno del presidente Trump contempla la posibilidad de no renovar el TPS para inmigrantes haitianos, hondureños, nicaragüenses y salvadoreños. El caso de Haití es el más urgente, pues en mayo el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, anunció su intención de poner fin al programa, que posteriormente prorrogó otro semestre.

Funcionarios gubernamentales han advertido que cerca de un millón de inmigrantes podrían perder el TPS e iniciárseles procedimientos de deportación.

“Sí, es muy difícil lograr la designación del TPS, muy pocos países lo tienen, y muchos califican por desastres naturales”, reconoció Kostencki en declaraciones a el Nuevo Herald. “Pero lo imposible no existe. Hay que hacerlo, hay que trabajar duro. Tenemos que demostrar que estamos luchando contra lo que está sucediendo en Venezuela y que rechazamos a un gobierno totalitario y socialista”.


En años recientes, diversos grupos del exilio venezolano en la Florida, al igual que entidades defensoras de los inmigrantes, han exhortado a autoridades y políticos estadounidenses a ofrecer beneficios inmigratorios a corto plazo a los venezolanos que han tenido que huir de su país. Pero esta es la primera vez que la petición es redactada por abogados. El gremio de abogados venezolanoamericanos reúne a unos 200 miembros.

La carta, redactada por Kostencki junto a Lea Salama DiMitri, miembro de la junta directiva de la asociación, plantea la necesidad del TPS debido al caos en la nación petrolera, la agitación social, la delincuencia violenta, la escasez generalizada de alimentos y medicinas, y la incapacidad del gobierno de velar por la seguridad de los emigrados si regresan.

El documento de 214 páginas presenta una radiografía de la tragedia venezolana a través de evidencias documentales que abarcan desde reportajes en la prensa norteamericana hasta comunicados de prensa del Departamento de Estado e informes de Human Rights Watch.


Según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), el TPS es un beneficio temporal que no conduce al estatus de residente permanente legal ni confiere ningún otro estatus inmigratorio. Para cumplir los requisitos, el solicitante debe estar presente físicamente de forma continua en Estados Unidos desde la fecha de efectividad de la designación y no puede haber sido condenado por algún delito, entre otras cosas.

La carta al presidente Trump y al secretario Kelly es apenas un primer paso con miras a lograr la designación de Venezuela. Por el momento, ningún venezolano puede aspirar al TPS, por lo cual Kostencki recuerda a las personas que buscan asesoría jurídica que “nadie debe pagar a nadie por este beneficio porque es un beneficio que aún no existe”.

Siga a Daniel Shoer en Facebook y en Twitter: @DanielShoerRoth

  Comentarios